Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 25 de julio de 2011

Atentado en Noruega.



Desde este blog, nos solidarizamos con las víctimas del brutal atentado perpetrado el pasado día 22 de julio en Noruega. Este que aquí escribe se siente consternado, como cualquier persona de buena voluntad, ante un atentado de tal magnitud contra la vida de tantos inocentes.

Dicho queda. Eso si. El respeto que nos merecen las víctimas, no nos impedirá jamás dejar de intentar buscar la libertad y la verdad.
El atentado de Noruega ha sido brutal, ha sido algo demencial. Si Dante viviera hoy, a buen seguro que su visión del infierno sería la salvajada llevada a cabo en el país escadinavo.
Pero es que; no me creo nada.
No; no soy un conspiranoico de tres al cuarto. Es más; las conspiraciones no me van. Pero todo esto me huele demasiado a "bala mágica", a chapuza.
A saber: El asesino, el perpetrador del crimen, a simple vista era un tranquilo y solitario campesino, que vivía en una tranquila y solitaria granja a 60 kilómetros de Oslo. Según se desprende de las investigaciones policiales, el tranquilo y solitario granjero, se dedicaba a fabricar explosivos, con el nitrato que le sobraba de abonar las lechugas.
En sus ratos libres, el solitario y tranquilo granjero, se dedicaba a lanzar consignas explosivas a través de Internet, contra el Islam, contra el izquierdismo y, asómbrense, contra Zapatero, Carmen Chacón, entre otros personajes más del mundillo político español.
En definitiva; tenemos un granjero noruego, tranquilo, solitario y pirado, que a través de Internet lanzaba diatribas contra ZP y su gobierno, por la Alianza de Civilizaciones, por la debilidad que, según el interfecto, el gobierno español mostraba ante el Islam.
El granjero pirado, anti-Zapatero, como hemos dicho, consigue un potentísimo explosivo a base de mezclar nitrato agrícola con otros componentes, se va a Oslo, pone un coche bomba en el corazón mismode los edificios oficiales del gobierno de su país (Algo así como el complejo de la Moncloa aquí en el Imperio), el coche no solo explota, sino que mata a unas quince personas. Seguidamente, el tipo, sale "cagando leches" hacia una pequeña isla, no lejos de la capital, donde el Partido Laborista celebraba una concentración de sus juventudes. El tipo se presenta allí vestido de policía para no despertar sospechas y empieza a disparar contra todo lo que se mueve.
Hasta el día de hoy, van contabilizados 93 muertos.
Matados por un tranquilo y solitario granjero; pirado, eso si, racista, que lanzaba sus proclamas a través de la red y que no podía ver a Zapatero por tibio con el Islam. Tampoco podía ver a los izquierdistas, especialmente a los comunistas.
Nada más saltar la noticia a los medios de comunicación, se empezó a especular con la posibilidad de que fueran Yihadistas, los autores del crimen. Hasta que poco a poco, fuimos conociendo la "verdad".
Desde hace relativamente poco tiempo, recorre el norte y el centro de Europa una ola de nacionalismo, de anti-Unión Europea, de anti-inmigración. En Dinamarca, Holanda, Suecia, Suiza, Austria, Noruega y Finlandia, han surgido con fuerza partidos que denuncian, entre otras cosas, la excesiva corrupción política en la Unión Europea, el alejamiento de la misma de las raíces cristianas de Europa, la permisiva política inmigratoria de sus países, que ha conseguido que la inmigración, especialmente la proveniente de países musulmanes, se haya multiplicado por tres en la última década, lo cual les ha traído "pequeños" problemas de convivencia, por ahora.
Estas posiciones han avanzado mucho, bastante, en las últimas convocatorias electorales llevadas a cabo en estos países. Estos partidos, tachados en el mejor de los casos de ultraderecha por los opinadores politicamente correctos y "progres" de esta Europa nuestra, han lanzado a su electorado proclamas contra el multiculturalismo, la Alianza de Civilizaciones de Zapatero y de Erdogán, el "buenismo" y el "buen rollito progre", la permisividad ante los imanes intolerantes, la crisis moral y política de Europa.
El caso es que esos partidos han sacado en las últimas citas electorales muy buenos resultados.
En Finlandia, en Dinamarca y Holanda, han entrado en el gobierno.
No se puede tener en el gobierno de una parte tan importante de Europa a partidos que no creen en esa Europa que se están construyendo los poderes fácticos. No sería creible.
En la Unión Europea han saltado las alarmas. Unión Europea, S.A., peligra.
Imagino que después de un atentado de esta magnitud, la cosa estará más que clara: Se encasillará a estos partidos junto con el "granjero pirado" que se cargó a 93 personas inocentes en Noruega. Se meterán, el mensaje político de estos partidos en el mismo saco que el mensaje del "granjero pirado". Cualquier alegato en favor de la nación y en contra de un multiculturalismo mal llevado y un buenismo suicida será ridiculizado. Como el granjero pirado lanzaba supensamiento a través de internet, se limitará internet, o mejor dicho, la libertad de expresión a través de la red. Como excusa se dirá que lo que se intenta es prevenir y cortar de raiz futuros atentados de similares caracterícticas.
No me gusta el pensamiento único. No me gusta el sol y sombra, el carne o pescado, el blanco o negro. Creo que se puede ser nacionalista, y ser demócrata, que se puede ser europeísta sin comulgar con esta Unión Europea, corrupta y antidemocrática, creo que se puede ser republicano sin ser de izquierdas, católico sin comulgar con todos los postulados de la iglesia. Creo que se puede estar en contra de una inmigración descontrolada, sin ser xenófobo o racista. Creo en respetar y en ser respetado.
La vida me gusta con matices. El matiz de las cosas es muy importante para mi.
Repito: No me va para nada eso del pensamiento único, en ninguna de sus variantes y/o vertientes.
El viejo refrán dice que; a río revuelto, ganancia de pescadores.
Solo nos falta saber si el río se revolvió o lo revolvieron.
Me queda esa duda.

Reitero:
Mi solidaridad más sentida para con las familias de los 93 fallecidos el viernes, 22 de julio en Noruega. Mi más sentido pésame.

Mi más rotunda condena para él o los causantes de tanto dolor.

2 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

Por supuesto, asco de ese asesino despiadado. Ojalá se pudra en la cárcel. Y con él todos los terroristas. Algunos se intentarán aprovechar. Saludos blogueros

Viriato, pastor lusitano. dijo...

Eso deseamos todos. Saludos.