Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 26 de agosto de 2011

La tragicomedia.

Ya se han puesto de acuerdo. Ya está. La constitución se reforma. Y créian ustedes que no podía ser. El PP-PSOE rinde la nación, sin luchar. Cual Godoy, cual Carlos IV, cual Conde don Julián, cual Rey Rodrigo, cual Witiza, cual...
Es el último acto en esta tragicomedia. "Yo no dejo que tu deuda se desmande, actuando con mi Banco Central Europeo, y tu me lo entregas todo. Así de crudo, así de real.
En un país, donde la dignidad de pedir, por lo menos, un referendum para reformar la Constitución, la tiene un grupo minoritario y seudocomunista como IU, las cosas deben de andar muy mal, pero que muy mal.
Cabe destacar, también a algún diputado socialista, como Antonio Gutiérrez, que ha anunciado que va a votar en contra de esta mascarada. Mis respetos y mis simpatías para don Antonio Gutiérrez.
Mariano cree que no hace falta referendum. ¡Vaya demócrata!. Esto de la Constitución es demasiado serio para dejarlo en manos del pueblo, debe de pensar el bueno de don Mariano. Cuanta desvergüenza. Cuanto descaro. Cuanta felonía.
Vayan despidiéndose de la democracia. Son los mercados los que mandan, y son ellos los que atacan nuestra capacidad financiera, subiendo nuestra deuda, atacándo nuestro sistema económico. Ya que no tenemos soberanía propiamente dicha, nuestro Banco de España es una figura decorativa, practicamente, tendría que ser el BCE el que saliera en nuestra ayuda. Eso no ha sido así. O mejor dicho; ha sido así, pero a cambio de nuestra soberanía, total y absoluta, para dejar esta en manos, precisamente de quien nos ha atacado.
Nuestra existencia, a partir de ahora, será de mera satrapía del Imperio. Despídanse de la nación, de la soberanía del pueblo, de la democracia.
Los partidos mayoritarios de este país, acaban de doblar la cerviz frente a los malos. Era de esperar, puesto que son los malos, con sus medios de comunicación idiotizantes quines colocaron ahí a estos tipos que nos desgobiernan.
¿Y lo del Partido Popular? ¿Y lo de Mariano? ¡De aurora boreal, vamos! Mucha nación española, mucha defensa de la constitución, mucho patrioterismo de verbena y a las primeras de cambio. ¡Plaf!, en toda la boca. ¡Qué pena!.
Ahora sería el turno de los Indignados, es decir, de la mayoría del pueblo español. Por cierto; ¿donde andan los Indignados? "Democracia Real Ya" y compañía, ¿dónde están? ¿De vacaciones? Ya, ya. El veranito, que es muy malo. Pues ya veis, chavalotes, los malos no se van de vacaciones, como vosotros.
Ni que decir tiene, que esto, lo vamos a lamentar, mucho, bastante. Entre perder la soberanía y la ruína económica, hemos optado por perder la soberanía, y al final, tandremos ruíana económica y pérdida de soberanía.
Qué Dios reparta suerte.
Amén.

No hay comentarios: