Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 30 de septiembre de 2011

Las apariencias engañan casi siempre.



Si uno se pasea, por ejemplo, durante el día de mañana sábado, por cualquiera de los centros comerciales, que han invadido, inundado, ocupado, desmesuradamente, la ciudad de Madrid, o cualquier otra ciudad del "Imperio", se preguntará si es o no es para tanto la matraca de la crisis.
Esto se lo preguntará porque verá tiendas llenas hasta la bandera, porque le tocará hacer cola a la puerta de cualquiera de los restaurantes de ese centro comercial. "No es para tanto", dirá.
Más tarde, cuando sea víctima del mal servicio que le estarán dando en esa tienda o ese restaurante, se dará cuenta de lo contrario. Con la excusa de la crisis, las empresas no contratan.
Tengo un buen amigo, Arnaldo, especialista en crisis. Hace unos diez años, cuando esto era "Jauja", Arnaldo me vaticinó el batacazo que nos íbamos a pegar, aquí en España en particular y en el conjunto de los paises desarrollados en general. Mi amigo Arnaldo es argentino y de estas cosas sabe. Se anticipó, en el tiempo, a Rubbini, el economista americano que predijo la crisis y, a su versión española, Niño Becerra.
Recuerdo, como si fuera hoy mismo, lo que mi amigo Arnaldo me dijo, hace ahora diez años: "Mirá Gayego. La crisis no dan fuerte cuando la sufren los pobres, porque los pobres en definitiva, están siempre jodidos. Las crisis, dan fuerte cuando la sufren las clases acomodadas. Así ocurre en la Argentina (Era el año 2001, en pleno corralito) y así les ocurrirá acá también a ustedes. No se darán cuenta de la que se les viene encima hasta que la clase media-alta no esté bien jodida".
¿Estaremos a mucho de que eso ocurra?.

martes, 27 de septiembre de 2011

Los toros, Barcelona, los políticos...y la fiesta, la perpetua fiesta. En definitiva; la España eterna.



"Nano; esto ha sido un tanto anti-España que se han apuntado algunos nacionalistas. La fiesta, la Monumental y los toros en general, llevaban años muertos en Cataluña", me decía, con mucha razón, mi amigo Joan.
A la Monumental iban cuatro gatos. Ahora, desde hace poco tiempo, desde que volvió José Tomás, al pijerío le dio por volver a los toros, cada vez que iba a torear a Barcelona el diestro madrileño. Igual, al pijerío le podía haber dado por el ajedrez, los churros con chocolate o el balón-volea; pero les dio por los toros, y más concretamente por José Tomás.
Fuera de ahí; nada de nada. A la Monumental iban los cuatro abonados de siempre.
Si; es verdad. Barcelona fue la ciudad más taurina de España, con tres plazas en activo, funcionando al mismo tiempo y llenándose las tres. Si; es verdad, allí torearon grades figuras del toreo, desde siempre. Pero eso pasó a mejor vida, por desidia, por avaricia, por...Vayan vuestras mercedes a saber.
También fue la ciudad de la libertad en una España gris. Fue la ciudad donde estaba el teatro del Molino, la ciudad de la nova cançó, del diseño y de la innovación, de Espriú, de Plá, de Gaudí...
Ya no lo es. Y no porque se hayan cargado los toros, no. Ahora, Barcelona no es la capital económica y cultural de un país, España, que luchaba por abrirse a Europa, que luchaba por dejar de una vez el cainismo y soñaba por tener un lugar entre las naciones europeas democráticas. No, Barcelona ya no es eso. Ahora es, la pequeña capital de un pequeño pais, emergente, la Cataluña de Puigercós, de Mas, de Pujol, una mini-república balcánica, trasladada a la parte nororiental de la Península Iberica. Un pequeño país, con un único idioma, una única cultura, un único pensamiento, una pobreza de ideas, una desertización moral y cultural y un adoctrinamiento de la población, no vistos desde los tiempos del Tercer Reich.
Hoy son los toros. Mañana; ¿Por qué no el flamenco? ¿Por qué no la prohibición de vender el torito de cartón, la muñeca flamenca o el sobrero mejicano en las tiendas de souvenirs de las Ramblas? No se rían; a alguien ya se le ocurrió esta "fenomenal" idea, lo que pasa es que no se atrevió a llevarla a cabo. Pretendía que los dueños de las tiendas vendieran barretinas, lo propio de la Cataluña que ellos pretenden. Gracias a Dios que la chorrada culminó en nada.
Pretenden crear un país que solo existe en su imaginación.
Pretenden cargarse 500 años de convivencia, de proyecto en común.
Y lo malo; es que lo van a conseguir.
¿Qué no...

domingo, 25 de septiembre de 2011

"Con él no hay más que brazos de carne; con nosotros está el Señor, nuestro Dios, pronto a socorrernos y a combatir nuestros combates"
(2 Crónicas 32, 8)

viernes, 23 de septiembre de 2011

La Censura.


Es de sobra sabido, qué en España no hay toda la libertad de prensa que sería deseable para una democracia.
Los medios de comunicación agrupados, las concesiones de licencias radio-televisivas hechas a dedo por los deferentes sátrapas autonómicos, y la no mención en sus informaciones económicas de la mala praxis comercial y/o laboral de algunos anunciantes, son clara prueba de ello.
Por supuesto las televisiones y las radios públicas no se escapan a esta práctica. El último ejemplo lo tenemos en el intento de los miembros del consejo de administración de RTVE de inmiscuirse, de meter sus napias, de mangonear y de controlar, como si de comisarios políticos se tratara, el trabajo de los profesionales del ente público, más concretamente el trabajo de los responsables de informativos.
Esta "ejemplar" medida, más propia de la República Popular de Banania, que de un país que se dice, pertenece al primer mundo, fue aprobada con los votos a favor de los consejeros del PP y de CiU, con las abstenciones de los del PSOE y de CC.OO y con los votos en contra de los de IU y UGT.
Conforme se van acercando las elecciones programadas para el próximo 20-N, va cundiendo, cada vez más, el nerviosismo en las maquinarias electorales de los partidos políticos. De casi todos ellos.
Hay miedo, mucho miedo, al altísimo grado de abstención que se vislumbra de aquí al día de la cita electoral. Ni PP, ni PSOE las tienen todas consigo. La mayoría que anuncian las encuestas para Mariano, se podrían convertir en un regalo envenenado si no va acompañada de una mayoría absoluta y aplastante. Si la mayoría fuera simple, fruto de la torpeza, la incapacidad y el esperar a que la fruta caiga del árbol, tal y como está el país, se teme la mayor de las tragedias, a largo plazo, en las filas "peperas".
En el PSOE la cosa no está mejor. Se teme un descalabro sin paliativos y sin precedentes. Suena como barrera psicológica la cifra de los 100 escaños. Por debajo de esa cifra, las elecciones, serían una catástrofe.
Pero unos y otros, todos, lo que temen de verdad, lo que no dejan de preguntarse, es hacia donde van a ir los votos de tanto descontento con todos o casi todos los actuantes presentes, o ausentes, según se mire, en el arco parlamentario. Hay pavor a una tercera vía que obligue a cambiar demasiadas cosas. De ahí la cacicada, o el intento de ella, ayer en el consejo de administración de RTVE, la cual, como cantaba demasiado, fue retirada en seguida, no por ello, sin dejar con el culo al aire a más de uno, y de dos.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

¿Crisis del capitlismo?



Ellos nos dicen, a diario, que la situación en la que estamos es porque el capitalismo ha entrado en crisis. Al último que le escuché esta chorrada fue al presidente de la República Francesa; Nicolás Sarkozy.
Quizá sería mejor decir que una forma de entender el capitalismo, ha entrado en crisis. Si; yo creo que eso sería más correcto.
Había una vez, en un restaurante, un grupo de potentados, ricos y acaudalados empresarios comiendo. En un momento dado, uno de ellos se levantó y se dispuso a brindar: "Por el monopolio; el objetivo de todo buen capitalista que se precie". En la mesa contigua había un grupo de dirigentes del partido comunista, con el secretario general a la cabeza. Este se levantó y contestó al empresario que había brindado a la salud del monopolio; "¡Ah!, pues mire usted que bien. Entonces todos tenemos el mismo objetivo".
En los Estados Unidos; a alguien se le ocurre un buen día, agarrar los préstamos hipotecarios concedidos por los bancos a gentes con un bajísimo poder adquisitivo, convertirlos en bonos, llevarlos a la bolsa y venderlos. Todo esto se hizo al albor de unos ridículos y bajísimos tipos de interés. Todo esto se hizo, cuando los responsables de vigilar el "gallinero" miraron para otro lado, nadie sabe todavía por qué. Todo esto se hizo, bajo la creencia de que la vivienda, nunca podría bajar de precio. Todos sabemos lo que ocurrió después.
En España ocurrió algo similar a lo de Estados Unidos. Aquí nadie, que sepamos, convirtió en bonos, la cosa. A alguien, un buen día, se le ocurrió que la única manera de crecer, era aprovechar los bajísimos tipos de interés que el BCE puso al dinero, en los inicios del euro. A alguien se le ocurrió que se podría crecer hasta el infinito, sin subir los sueldos a la gente para que consumiera y así poder crecer. No. Esa no era la fórmula. La fórmula era dar crédito, mucho crédito. Sobre todo para comprar una vivienda. Y la gente se endeudó, y se endeudó, y se volvió a endeudar. Y se compraron pisos, y se compraron segundas residencias, y se compraron coches de alta gama, y se fueron de vacaciones a islas paradisiacas. Todo ello a crédito. Porque seguían cobrando aquellos sueldos de mierda de los que hablábamos. Y los precios subieron, y subieron, y subieron. Los de los pisos, sobre todo. Pero ocurrió que alguien se dio cuenta de que en Estados Unidos había salido a la luz lo de las hipotecas subprime. Y "cataclak"; se empezó a congelar el crédito, y la gente dejó de consumir como lo hacía antes, porque no olvidemos que seguían cobrando una miseria, y las empresas empezaron a echar gente a la calle, el número de parados subió, y subió, y subió.
Y las preguntas son: ¿Este es el capitalismo que está en crisis? ¿Es a esta forma de hacer las cosas a las que se refieren? ¿Es que no se sigue especulando? ¿No sigue la economía mundial convertida en un casino? ¿No es contra esta manera de hacer las cosas contra quien habría que combatir?
Y sobre todo; ¿Piensan combatir contra ellos cargándose al estado?...

martes, 20 de septiembre de 2011

Lo público.



Hace años conocí a alguien que tenía una empresa que se dedicaba a limpiar de graffitis las fachadas de la ciudad. Sus servicios no eran baratos. Recuerdo que me confesó; que tenía en nómina a algunos de los mejores graffiteros de la ciudad en la que entonces yo vivía. "Hay que asegurarse el pan", me decía confidencialmente.
Los malos también tienen a los que van a desmontar el estado de bienestar, los políticos, a sueldo, a su servicio, a su disposición. Al igual que aquel empresario "quitapintadas" que conocí hace ya casi veinte años, los malos tienen que asegurarse su pan.
Grecia está al borde del colapso. Sus políticos y responsables económicos, reconocen que solo tienen liquidez para pagar la nómina de octubre y poco más.
Las multinacionales farmaceúticas se han sumado al boicot a Grecia y han anunciado que como el gobierno heleno les debe todo el dinero del mundo, van a cortar el suministro a este país, y de paso, también a todo el que les adeude, por ejemplo España y su "ejemplar" sistema sanitario fragmentado.
Es lícito que un laboratorio farmaceútico cobre a tiempo por la venta de sus medicamentos. Eso si; no dejo de preguntarme, ¿por qué ahora? ¿Por qué han estado tantos años cobrando trabajando en base a la deuda de estados, autonomías y demás? ¿Por qué tanta prisa ahora?
Doña Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, anuncia recortes en la educación. La razón es sencilla; no hay líquido para contratar interinos, así que los que tienen la plaza asegurada tendrán que currar más. ¡Pero que simple!. No hay líquido para contratar interinos, pero si hay líquido para mantener dos canales de televisión y uno de radio, públicos y "megadeficitarios". Eso si; no hay para contratar más interinos. Nos tenemos que apretar todos el cinturón. Pero Madrid se va a volver a presentar candidata a unas olimpiadas, con el dinero de todos, por supuesto. Eso si, para educación no hay.
Ayer, a doña Esperanza Aguirre y Gil de Biedma se le escapaba otra perla. Decía la buena señora que eso de la educación gratuita se debería ir pensando en hacerla, nada más hasta los dieciseis años. De ahí para adelante, a pagar....Vamos que si quiere universidad para sus nenes, vayan pensando en ahorrar. La igualdad de oportunidades a tomar por saco.
Hemos vivido unos años en los que no hemos sabido valorar, para nada, lo que la sociedad ha conseguido. Un sistema sanitario para todos. Un sistema educativo para todos. Una sociedad más igualitaria. No hemos sabido valorar todo esto, por eso, en muchos casos, se a abusado de ello. Se ha usado mal la gratuidad del médico, o la gratuidad de la educación. Los que estaban al mando de todo, han llevado a cabo una gestión desastrosa. Como consecuencia de todo ello, se está extendiendo, por todos lados, que lo público no vale, que lo esencial es lo privado. "El dinero público no es de nadie", decía una ex-ministra de cultura, operativa en la primera legislatura de Zapatero.
Con esa visión de que lo público no es de nadie y, por lo tanto, se puede despilfarrar a espuertas, hemos llegado a una época en la que buscar financiación para un estado es raro y difícil. Se llega a la conclusión por tanto de que lo mejor es privatizarlo todo. Cuando hagan esto, cuando lo privaticen todo, aceptaremos lo que no aceptábamos cuando todos esos servicios eran de titularidad pública: El buen uso de ellos.
Ese es el problema; que no sabemos cuidar lo que no es nuestro. Que pensamos en el estado como un ente ajeno a nosotros, en algo malo, que nos quita dinero, que coloca gente, que enchufa, que corrompe. No nos damos cuenta, que todo eso pasa, precisamente, por pensar en el estado como algo ajeno, y no como algo nuestro. Como nosotros mismos. Como nuestra casa o algo de nuestra propiedad.
Eso lo saben los malos y claro; se aprovechan.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Los ricos, los pobres y el soporte del estado.



Alfredo Pepunto, ha anunciado que cuando gane las próximas elecciones, quitará a los ricos y dará a los pobres. Mariano dice que eso es un necedad, pero en, por ejemplo, Extremadura, el "jefe" del PP allá, no ve mal la medida de resucitar el impuesto sobre el patrimonio. Eso se llama disparidad de criterios.
En Francia y en Estados Unidos, ha ocurrido algo inaudito: Los ricos han pedido a sus gobiernos que les suban más los impuestos. Repito: Inaudito.
El caso es que en España, son los pobres los que sostienen al estado con los impuestos que este les cobra por consumir. Los pobres destinan un porcentaje mayor de sus rentas, lógicamente, a pagar impuestos como el IVA, en productos de primera necesidad, en el abono del metro y del autobús, en el recibo de la luz, en el del agua...Lógicamente a más renta, menos porcentaje de esta a pagar impuestos indirectos. Eso no lo digo yo; lo dicen las matemáticas. Por eso no veo mal que se incremente la presión fiscal a los que más tienen, a la llamada clase media-alta. Porque los ricos, los verdaderamente ricos, esos...esos no pagan impuestos, o pagan una parte pírrica de sus rentas en sostener el estado.
Sería bueno intentar que los verdaderamente ricos no se fueran de rositas. Difícil tarea.
De todos modos, lo ilógico, lo inmoral, lo absurdo, es que el mayor sostén del estado, vía impuestos indirectos al consumo, sean los pobres.
Es duro ser pobre. Muy duro. El objetivo, por supuesto, sería hacer políticas por las cuales, cada vez fueran menos los que son pobres. Esto, algunos se lo han tomado al pie de la letra y quieren hacer desaparecer físicamente a los pobres de la faz de la tierra, y no se trata de eso. Se trata, realmente, de que los pobres dejen de serlo, no se si convirtiéndose en ricos, o por lo menos, en menos pobres. En eso debe consistir aquello que decían los pensadores ilustrados, de que la política debía de ser el arte de hacer feliz a la gente.
¿No?

domingo, 18 de septiembre de 2011

"En aquellos días no habrá paz ni para los que salen ni para los que entran, pues abundarán las tribulaciones sobre todos los habitantes de la tierra. Las naciones y las ciudades se destruirán unas a otras, porque Dios las llenará de terror con toda suerte de calamidades. Pero vosotros sed fuertes y no desfallezcais, porque vuestras obras tendrán su recompensa"
(2 Crónicas 15, 5-7)

martes, 13 de septiembre de 2011

Los malos y sus fechorías; y la enfermedad de mi ordenador.

Hace unos días, escuché a monsieur Sarkozy y a frau Merkel alabar la reforma constitucional llevada a cabo por el PP-PSOE, y me eché a temblar. Mi compañero de fatigas, mi ordenador, al ver en sus entrañas la infausta noticia, se escacharró, se puso malo. Felizmente ya está recuperado.
Son tiempos difíciles los que nos ha tocado vivir. Son tiempos de pensamiento único, de falacia, de crueldad absoluta, de maldad elevada al cubo.
Hace unos días, en una entrevista radiofónica, Arturo Pérez Reverte, decía que aquí siempre ganan los malos, hagamos lo que hagamos, siempre salen ganando ellos. Me permito rectificar a mi admirado Reverte: No siempre ganan los malos; o por mejor decir, solamente ganan a corto plazo; a largo plazo la naturaleza impone su criterio y, luchar contra ella es tarea de necios. Dejemos pues que los malos se estrellen ellos solitos contra el orden natural de las cosas.
Grecia está a punto de tirar la toalla. No puede más. Los Helenos están a punto de dejar el club, y de paso, dejar con el culo al aire a los "eurócratas", a los sicarios del pensamiento único y a los necios que siguen, "erre que erre", entonando la canción de su falso liberalismo. Lo habíamos anunciado ya aquí, ¿no?. Esto forma parte de un plan. Primero los arruinamos, dejamos que se endeuden y luego nos hacemos con su sanidad, con su educación, con su sistema de pensiones...Así se las gastan. Por supuesto, nosotros, Portugal, Irlanda, Italia, seremos los siguientes. Al cerdo franco-alemán también le llegará su San Martín. Pero no se apuren. Ustdes tranquilos. Para estos tragos no hay nada como la baselina.
Los políticos han hecho público sus patrimonios. Nada nuevo bajo el sol. Un montón de gente que vive de miedo al amparo del "servicio público". A muchos de ellos, la mayoría, no se les conoce otro oficio.
Artur Mas se envuelve en la cuatribarrada, una vez más. No quieren que le toquen las narices con el tema de la lengua. La lengua catalana, y más concretamente la defensa de una Cataluña monolingüe, da para mucho. Por ejemplo para desviar la atención de los numerosos recortes sociales que está llevando a cabo el "honorable". Lástima; los catalanes tuvieron la oportunidad, en las elecciones autonómicas del años pasado, de deshacerse de tanto "pimpollo".
Nada nuevo bajo el sol. Esto sigue dando asco.
El médico de mi ordenador, su técnico, me ha prescrito que no lo exponga a tanto desafuero, a tanta noticia "chorra", a tanta crueldad.
El pobre aparato sufre.
Lo intentaré.