Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 8 de noviembre de 2011

El Debate.



No me gustó el debate. A la mayoría de la gente corriente con la que me voy encontrando en el día a día, tampoco.
Vimos a un Rubalcaba nervioso, atropellado, con una pinta de profesor universitario progre de los setenta que echaba para atrás. Rubalcaba lo tenía difícil; cualquier cosa que dijera, cualquier propuesta, cualquier medida anunciada, era fácil de tumbar por parte de su adversario. La pregunta que flotaba en el ambiente era; ¿y por qué ha esperado usted hasta ahora para hacer esa propuesta, o llevar a cabo esa medida? ¿Por qué no lo hizo antes?
Vimos al mismo Rajoy de siempre, con su habitual pinta de repelente niño Vicente, que se sabe de sobra la lección; del primero de la clase, del empollón acusica y pelota que tantos odios ha levantado siempre, en el imaginario infantil español. Mariano lo tenía fácil; nada de cuerpo a cuerpo, nada de entrar a los trapos que tendiera Rubalcaba. Rajoy mantuvo la distancia durante todo el debate. No sabemos si le salió bien.
Para los distintos opinadores de las cadenas de televisión y radio de derechas Rajoy venció por goleada. Para los distintos opinadores de las cadenas de televisión y radio de izquierdas; tampoco fue para tanto y Rubalcaba sembró la semilla de la recuperación. Observo que nadie pregunta como es posible que en una democracia esté tan atrincherada, tan parcializada, la prensa en general.
Fue un brindis al sol; una llamada a los hooligans de ambas formaciones. Rubalcaba intentaba asegurar el suelo. Rajoy intentaba asegurar el techo. El PP-PSOE mostró su cara más amarga.
Ninguno de los dos habló de la que se nos viene encima. Practicamente; no se habló de Europa, del Euro y de la tormenta que está ahí, a punto de estallar.
Dicen que la broma nos costó unos 500.000 euros...Para nada.
Les recomiendo una cosa: voten ustedes lo que tuvieran pensado votar antes del debate. No cambien su voto por el mismo. Ya les digo; un debate es un espectáculo solamente apto para los "talibanes" del puño y la rosa y la gaviota, que votan y apoyan a sus partidos, hagan lo que hagan estos.
La política, mis queridos amigos, es, debe ser, otra cosa.

2 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

para mí, Rubalc estuvo marrullero y muy tenso, y quizás mejor escudero de otro que auténtico jefe de filas, y Rajoy, reservón, inseguro, y algo mejor de gesto que en otras ocasiones. No muy telegénicos ambos, y eso sí me gusta.
saludos blogueros

Viriato, pastor lusitano. dijo...

Tenemos los políticos que nos merecemos; Jose Antonio. Saludos