Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 21 de noviembre de 2011

El Día Después.



El día después de la victoria aplastante de Rajoy; la bolsa se ha desplomado y el Banco de Valencia ha sido intervenido por el Banco de España. Esto no quiere decir nada. Imagino que si Pérez Rubalcaba hubiera ganado, la bolsa se hubiera desplomado igualmente y el Banco de Valencia, hubiera sido intervenido, también. Imagino que hay cosas que son lo mismo, gobierne Pepe o gobierne Juan. Imagino que todo depende de la calidad de país que tengamos. Imagino que lo de la intervención de la entidad bancaria levantina no se habrá decidido hoy, sino que vendrá gestada de antes.

El caso es que ayer, Mariano ganó, por goleada, sin ambages, sin cortapisas; bueno, con algunas cortapisas. Mariano no ha sido capaz de producir ningún interés en nadie más que en quien lo votó ya hace cuatro años. Ha subido en unos pírricos cuatrocientos mil votos con respecto a las generales de 2008. Si ha cogido algo de la sangría de cinco millones de votos que han huido del Soe, ese algo ha sido muy poquito. Esperar bajo una palmera a que pase el cadáver de tu enemigo, tiene estas cosas. No decir que es exactamente lo que vas a hacer, cual es tu programa, cuales tus intenciones, decir solamente que vas a hacer y que sabes lo que tienes que hacer, en el galimatías del presidente popular de Baleares, no es suficiente. Mariano es un caso a estudiar; es el primer político occidental, que sin decir nada de lo que va a hacer, sin concretar nada, gana unas elecciones por mayoría.
El caso es que ha ganado. Me gustó su tono conciliador de anoche, en la rueda de prensa, no en el balcón. No me gustó el acto del balcón, con todos los hooligans bailando, soltando gritos de: "un bote, dos botes, "sociata" el que no bote". Es más; esos actos infantiles, para consumo de la "talibanada" del partido, sobran y sería conveniente ir arrinconándolos, y más, viendo la que está cayendo y lo que es peor, la que está por caer. Todavía me pregunto qué carajo es lo que celebraba toda esa gente en la calle Génova de Madrid; ¿la Champions?

Está luego lo de Alfredo, y el batacazo, ya anunciado por las encuestas, que se ha pegado el Soe. Al Partido Socialista se le fueron ayer la escalofriante cifra de cinco millones de votantes; unos a Izquierda Unida, otros a UPyD, otros a fuerzas nacionalistas minoritarias y periféricas, otros muchos, directamente optaron por quedarse en casa y no votar o ir a votar en blanco. Ayer vimos mucho y a la vez vimos muy poco. Vimos a Alfredo salir solo a dar la cara. Vimos a Zp escondido, vamos, que no lo vimos por ningún lado, vimos a la futurible Chacón, pegársela, también en Cataluña. Vimos mucho, sin ver nada.
Se anuncia congreso para próximas fechas. Se anuncian batallas. Se anuncian cambios en el PSOE. ¿Los habrá? Aquí apostamos por una ruptura en varios pedazos del partido. Siempre hubo varios partidos socialistas: El Soe guerrista; más escorado hacia la izquierda, proclive al abrazo del oso con Izquierda Unida, más que al entendimiento, con líderes como el propio Guerra, como Rodríguez Ibarra, como aquel socialista madrileño, pesadilla de Joaquín Leguina, José Acosta, como Benegas. Está también el Soe renovador, oficialista, felipista, del propio Felipe, de Leguina, de Almunia, de Solana, más demócrata que social, pragmático, muy pragmático, tendente siempre a dirigir los destinos del partido. Está, por último, el Soe de Zp, de reciente cuño, con solamente ocho añitos de vida, el "buenrrollista", el de la ideología de género, el de los experimentos sociológicos, el de la Alianza de Civilizaciones, el de ZP, el de Aído, el de Pajín. Un Soe descafeinado, renunciante de políticas económicas social-demócratas, sustituídas por experimentos sociales, peligrosos, como moneda de cambio, por el cameo con el neoliberalismo y la desvergüenza. Esos tres Soes, se han pegado la costalada padre en estas elecciones. Del resultado de las mismas, creo, pienso, puede salir en fechas próximas una ruptura definitiva del partido, severamente castigado en las urnas. Pueden salir tres mini partidos, tres escisiones irreconciliables. Entre todos lo mataron y el solito se murió.

Pero la vida sigue, el tiempo pasa y la economía española está más hundida que tocada. Mariano, y esto él lo sabe, como corresponsable, se encuentra un país tocado por la crisis, el paro, el nepotismo, la cuatriplicidad de administraciones, la mamandurria, la corrupción y el decaimiento moral, social, político y económico. En mi opinión, Mariano, con la mayoría que el pueblo español le ha dado, teniendo como tiene en su poder, no solo la mayor parte del poder en el parlamento nacional, sino la mayor parte del poder autonómico y municipal, debería emprender una empresa a largo plazo, una empresa a veinte o treinta años vista, una empresa en la que se debe contar con todos. Como bien decía hoy González Pons, España no es un país de gobiernos de concentración, pero si es un país de gobiernos de consenso.
El pueblo español ha hablado y le ha dado un poder casi absuluto a Mariano Rajoy, en mi opinión, no merecido, pues la estrategia de Mariano para obtener ese poder ha sido nula, pero el caso es que se lo ha dado y eso es lo que hay. ¿Hincará Mariano la rodilla en tierra en favor de intereses externos y mercantiles o gobernará para el pueblo que mayoritariamente ha puesto su confianza en el? ¿Será Mariano un Claudio o un Calígula? ¿Un Chamberlain o un Churchill?
Veremos, aunque la cosa pinta muy mal.

Ahora, a toro pasado, me pregunto si no hubiera sido mejor haber convocado las elecciones en mayo pasado junto con las autonómicas. ¡Cuantas dudas estarían despejadas ya! O a lo mejor no; ¡Quién sabe!.

Como dicen los ingleses; es inútil llorar sobre la leche derramada.

No hay comentarios: