Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 28 de noviembre de 2011

El pensamiento se va de vacaciones.



"No piense, no se preocupe, no se interese por nada. Usted tranquilo, viva, consuma vaya, venga. De la política, de la economía, del gobierno; ya nos ocupamos nosotros. Le vamos a poner a un técnico. ¿Para que quiere usted elegir gobierno? ¿Para que salga un Zapatero o un Berlusconi? Nooooo; amigo mío. Usted a lo suyo, y nosotros a lo nuestro. La política es algo demasiado serio para dejarlo en manos del vulgo".
"Haga como yo y no se meta en política"; recomendaba Francisco Franco a uno de sus próximos".

Este es el mensaje que se está mandando a la sociedad, desde los llamados mercados. Al servicio de esta idea, han puesto toda una pléyade de "economistas", de "periodistas", de "literatos". El mensaje es el mismo que se mandó a la población española durante cuarenta años. Es el mismo que se mandó a los alemanes y a los italianos durante los años treinta del pasado siglo. Es el mismo que se mandó a los chilenos y a los argentinos, durante los años setenta del mismo pasado siglo. Es el mismo que se mandó a los rusos, durante casi todo ese mismo pasado siglo. Es el mismo que se está mandando ahora mismo, en este nuevo siglo, a los chinos, a los cubanos, a los coreanos del norte, a los iranies...Es el mismo mensaje; cambian las formas, los detalles, la parafernalia. El resultado es el mismo.

Para el ciudadano de a pie, puede, incluso ser hasta cómodo, a corto plazo. No se tendrá que ocupar de nada de lo que concierne a la gran política. La Unión Europea, esa cosa, garantiza nuestra tranquilidad económica, como digo a corto plazo, si le dejamos a cambio nuestra soberanía económica y política, si la dejamos actuar, haciendo la vista gorda ante el nombramiento de tecnócrata que nos saque del hoyo donde, que curioso, algún tecnócrata nos metió.

Todo esto es un plan perfectamente preparado desde hace años. Han hecho desprestigiar la política y a los políticos, democráticamente elegidos, para que la voluntad del pueblo caiga, voluntariamente, en sus manos. Lo han hecho, también, para que la riqueza económica, las fuentes de riqueza que emanan de ese pueblo y de su forma de convivencia, llamada estado democrático, caigan en sus manos. Vamos hacia una nueva sovietización, hacia una nueva nazificación, hacia un fundamentalismo económico, hacia un totalitarismo enquistado y oculto que quitará al individuo y a la libertad del mismo, cualquier protagonismo, y se lo da a algo llamado mercado.

Lo pueden comprobar ustedes, aquí y ahora. Rajoy ganó hace una semana unas elecciones generales. La democracia necesita tiempo para traspasar poderes de un partido saliente a otro entrante. Así ha sido siempre en cualquier país democrático que se precie, y así debe seguir siendo siempre. Bien; antes de agarrar los mandos del timón, insisto, en el plazo que estipula la ley, ya está recibiendo Rajoy amenazas, avisos, recomendaciones, opiniones en contra y reconvenciones. Ya le están marcando el camino a seguir. Imagino que le estarán indicando a quien poner de ministro de economía. Imagino que le estarán indicando cual va a ser toda su sigladura. Imagino que le estarán chantajeando. Imagino todo eso porque es lo que han hecho antes en Grecia y en Italia, es lo que amenazan hacer, incluso, a Alemania y Francia.

Estamos en un deriva peligrosa. A veces pienso, de estar con vida, que hubiera hecho el viejo león, Churchill, ese que combatió el totalitarismo, ese que se puso al frente de la democracia más antigua del mundo, y venció, y convenció, de que la democracia, la libertad y la participación de todos, era siempre la mejor arma económica. Curioso. Además, teniendo en cuenta de que a Churchill, como si ha pasado con Keynes, nadie puede acusarle de izquierdista. ¿No?

No hay comentarios: