Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 2 de noviembre de 2011

El Referéndum.



Hay que felicitar a Giorgios Papandreu, por su iniciativa de celebrar un referéndum en Grecia, para preguntar a su pueblo si acepta o no la soga que le ofrece la Unión Europea, para que se ahorque como nación.

Intentan que nos creamos que la culpa del colapso de la economía comunitaria europea, es solamente de un pequeño país mediterraneo de poco más de diez millones de habitantes, cuyo PIB es el 2% del PIB de la Unión Europea. Intentan que pensemos que la idea del referéndum es mala, no solo para el pueblo griego, sino para toda Europa.

No doy crédito a lo que oyen mis oídos, en la tarde-noche de ayer y en la mañana de hoy, a los sicarios a sueldo de la oligarquía, presentes en las tertulias políticas de casi todos los medios de comunicación. Se ha abierto la veda, es nueva temporada de caza mayor contra el Estado en general, y contra Papandreu, en particular.
Estos tipos, estos tertulianos, que normalmente van por el mundo presumiendo de su condición de demócratas de toda la vida, criticaban hoy y ayer al Primer Ministro griego, por la decisión de este de dar participación a su pueblo en un decisión tan importante.

Pretenden que nos creamos que quieren sacar adelante el Euro, que quieren salvarlo; cuando lo que verdaderamente quieren salvar es el "traserillo" de algún que otro banquero sin escrúpulos, de algunos listillos, que prestaron dinero en Grecia, en España, en Italia, en Portugal, en Irlanda...Sabían lo que hacían. Su objetivo no es más que hacerse con los servicios públicos estatales de todos los países europeos. Su objetivo es reventar los estados-nación.

Pretenden que nos creamos que con sus políticas tendentes a salvaguardar los intereses de Francia y Alemania, solamente, van a sacar adelante a la Unión. Aunque no se crean; los intereses franceses y alemanes, les importan también un bledo. Estos dos países también caerán en sus garras a su debido tiempo.

Pretenden que nos creamos que esto no es el principio del fin de un sistema, de una manera de hacer las cosas. Todo esto comenzó cuando se les ocurrió la feliz idea de sustituir a la economía real por la ficticia, a la riqueza real por la ficticia, a la demanda real por la demanda a crédito y a la moral por la sinvergüencería.

En Inglaterra, parte del Partido Conservador, en el gobierno, pide ya a gritos un referéndum sobre la conveniencia de su estancia en una Unión que no atiende a las demandas reales de la gente.
Esto ha dejado de ser la Unión Europea para convertirse en Europa, S.A.
No importan las personas, ni sus vidas, ni sus necesidades, solo importan los números y los intereses de unos pocos.

Reiteramos nuestra felicitación a Papandreu.

A ver si cunde el ejemplo.

No hay comentarios: