Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 23 de diciembre de 2011

Comentábamos antes de ayer...

...que es bueno y saludable, cumplir con los tiempos en democracia, a la hora de tomar decisiones y, que igualmente, es bueno y saludable, dar un tiempo prudencial de rigor al ejecutivo encantre, más que nada, para ver de que pie cojea.

Eso si; otra cosa es que podamos y debamos comentar, los dimes y los diretes, las haches y las bes, las alfas y las omegas. Otra cosa es que barruntemos algo, que no nos guste el trote de la burrilla y que consecuentemente, comentemos.

Rajoy ha nombrado gobierno. De todos es sabido, por todos comentado. Unos se sabían ministrables, otros no. Han resaltado, especialmente dos: De Guindos y Gallardón.

El primero es un técnico. Dicen quienes le conocen que es un buen economísta. Dicen desde las filas socialistas que fue responsable de Lemhan Brothers en España y Portugal, ya saben, si, los mismos que empezaron todo esto llamado crisis, allá por el 2007. Los que le justifican, dicen que De Guindos nada tuvo que ver; lo cual dudo. Si tan buen economista era algo intuiría, ¿no?. Sea como sea, se ha buscado el perfil Monti, Papademos, Draghi, para dirigir la cosa económica. Podemos intuir entonces por donde va a ir la cosa. Como muestra un botón: Antes de ayer el BCE dirigido por Draghi, puso a disposición de la banca europea, miles y miles de millones de euros, en liquidez a un pírrico uno por ciento de interés. El mismo Draghi, contraviniendo a su antecesor, Trichet, ha bajado algunas décimas el tipo de interés oficial. Vamos; que le ha dado a la maquinita de imprimir billetes y...........Veremos.

El segundo es un político de los del PP de toda la vida, de raza: Alberto Ruiz Gallardón, flamante Ministro de Justicia y ya, ex-alcalde de Madrid. Personalmente, que quieren que les diga, no les escondo mi antipatía por Gallardón. Para que les voy a engañar. Pero la cuestión no es si Gallardón nos cae bien, mal o regular. La cuestión es la tomadura de pelo a los ciudadanos de Madrid, que le votaron, y que ahora se las ven con Ana Botella como sustituta de Gallardón en la alcaldía, a la que nadie ha votado para tal fin. ¿Deberían pues repetirse las elecciones al ayuntamiento madrileño por tal hecho? Pues igual sería ridículo hacerlo así, tan ridículo como que una persona a la que nadie ha votado, por arte de "birli birloque", se erija en nueva alcaldesa. Quizá hubiera sido mejor que el ministrable Gallardón no se hubiera presentado y que la señora Botella hubiera ido como número uno en la lista; ¿no?. A estas cosas nos referimos cuando hablamos del déficit democrático de la vida política española. Sería bueno que el señor Rajoy se ocupara de este déficit, pero claro, habiendo actuado de esta forma, dándole el Ministerio de Justicia a un señor que ha sido elegido hace pocas fechas alcalde, lo dudamos.

Deseando estamos que pasen estas fechas de buena voluntad, de estas fiestas paganizadas por el mercantilismo, para que los árboles empiecen a dejarnos ver el bosque. En este año que entra se van a tener que tomar decisiones muy importantes para todos. Por ejemplo: la conveniencia o no de nuestra presencia en el euro, junto con los países periféricos del sur del continente.

Hace unos días, el Premio Nobel de economía; Paul Krugman, explicó detalladamente el por qué de la quiebra económica del viejo continente. Decía Krugman, que a principios de los noventa, cuando las economías europeas todavía no habían entrado en el euro y gozaban de soberanía económica y fiscal, la diferencia de Alemania, con respecto a sus vecinos del sur no era tan grande. Por el contrario; a raiz de entrar en vigor la moneda única, Alemania empezó a subir y los países mediterraneos a bajar. El euro, es el marco disfrazado. El euro es la moneda que conviene a Alemania, pero no a nosotros. Ojalá nos conviniera, pero para ello tendrían que cambiar mucho las cosas y tendrían que pasar muchos años. Quiera o no De Guindos. Quiera o no Rajoy. Este debate se lo tendrá que plantear más tarde que temprano.

Por cierto; no me resisto a comentar el "buenrollismo" de la cortesana prensa madrileña con Rajoy. ¡Qué paz en las tertulias!. Me pregunto por cuanto tiempo durará esto.

No hay comentarios: