Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 4 de diciembre de 2011

"¡Oh, si, feliz el hombre que por Dios es corregido
y no desperdicia la enseñanza del todopoderoso!
Porque él hiere y después sana la herida;
llaga y su misma mano cura.
Seis veces te librará de la angustia,
y siete el mal alejará.
Durante el hambre te salvará de la muerte,
y en la guerra del golpe de la espada.
Del azote de la lengua estarás a cubierto,
y no temerás el peligro inminente.
Te reirás de la desolación y la escasez,
y no temerás a las bestias de la tierra.
Con las piedras del campo haras un pacto,
y las bestias salvajes vivirán en paz contigo.
Sabrás que tu tienda prospera;
al revisar el ganado, nada echarás de menos.
Verás que tu prole se acrecienta,
tus vástagos como la hierba de los prados.
Llegarás bien maduro a la tumba,
como a su tiempo el grano se recoge.
He aquí cuanto hemos observado. ¡Así es!
Nosotros lo escuchamos; aprovechate de ello.
(Job 5, 17-27)

No hay comentarios: