Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 30 de diciembre de 2012

"Y he visto más bajo el sol:
en el lugar del derecho está el delito,
y en el lugar de la justicia la injusticia.
Me dije: Dios juzgará al justo y al criminal,
porque hay un tiempo para cada cosa y para
cada acción aquí"
(Qohélet 3, 16-17)

miércoles, 26 de diciembre de 2012

¡Qué Dios nos proteja a todos!

Este año, se habrán dado cuenta, no he felicitado la Navidad a nadie, a través de este blog. No; no me he vuelto un maleducado; sencillamente es que no me salía. No me siento nada bien deseando cosas buenas a la gente, cuando sé, a ciencia cierta que estos buenos deseos no se van a cumplir.

En este año que se va, los políticos, elegidos por todos, han dado el gran paso para desmontar, privatizar el estado. Este año que muere ahora, ha sido nefasto, sin duda, en lo que al respeto por la voluntad mayoritaria de un pueblo se refiere.

Pero también, en este año nefasto que ya fenece, al final, de manera muy tenue, la gente va tomando conciencia, poco a poco, de que el estado que los políticos intentan destruir, espoleados por la oligarquía, es sencillamente suyo.

Poco a poco la crisis va poniendo a cada uno en su sitio. Ya no cuela tan facilmente la mentira gratuita y la propaganda barata. Ya no es creible todo lo que publica una prensa cada vez más partidaria y pretenciosa. Poco a poco van cayéndose las máscaras, y los caraduras van saliendo a la luz.

El gobierno del Partido Popular ha mentido descaradamente en este 2012, a una gente que mayoritariamente los apoyó en las urnas. El PSOE se hunde, día a día, carente de discurso, carente de sentido común, carente de toda lógica. La monarquía juancarlista se desacredita a si misma, sin ayuda de nadie, día a día.

La gente, gente corriente y moliente, empieza a movilizarse, a salir a la calle, no para grandes cosas, sino para defender pequeñas causas, que al final y en conjunto van calando. La gente sale a defender el hospital público en el que operaron a una madre de un cáncer que creían incurable, y que sin la sanidad pública seguro que no hubiera tenido cura, o a defender que el consultorio médico de su barrio siga dando un servicio decente. En definitiva la gente, en su inmensa mayoría, no entiende de grandes gestos, ni de alta política, pero empieza a tomar conciencia de que hay algo que es suyo y que hay algunos que intentan robárselo. Y entienden eso más allá de las ideas, gente de derechas y de izquierdas, que votaron a tirios y troyanos, y ahora están unidos en el bando de los ciudadanos.

En este año que entra va a ser crucial el seguir en pie con ese compromiso. Va a ser muy importante seguir comprometidos con lo nuestro, con lo de todos. Qué Dios nos bendiga a todos y nos de fuerza para seguir adelante y vencer a los que quieren destruirnos. Falta nos va a hacer esa fuerza.

domingo, 23 de diciembre de 2012

"Porque uno ha trabajado con sabiduría, ciencia y éxito
y deja su bien a otro que no ha trabajado en ello. También
esto es vanidad y grave mal. Entonces, ¿qué proyecto saca
el hombre de todo su trabajo y de la fatiga de su corazón
con que se afanó bajo el sol? ¿Y sus días de fatigas, y la
preocupación de los negocios, y las noches de insomnio?
También esto es vanidad. No hay más felicidad para el
hombre que comer y beber y gozar él mismo del
bienestar de su trabajo. Y yo considero que esto viene de
la mano de Dios. ¿Quien, en efecto, puede comer, o quien
puede beber sin él? Porque él da sabiduría, ciencia y placer
al hombre que le agrada; y al malhechor le impone la carga
de allegar y amontonar para dejárselo después a quien Dios
quiera. También esto es vanidad y dar caza al viento"
(Qohélet 2, 21-26)

martes, 18 de diciembre de 2012

¡Igual es que no hay democracia!

Desde Bruselas, eso es lo que publican hoy algunos diarios, se conmina a España a volver a alargar la edad de jubilación. El Partido Popular lleva a cabo acciones de gobierno, no avisadas con anterioridad, por ejemplo, en su programa electoral. Es más, criticó con dureza (Y con razón), el que el Psoe del ínclito, igualable y superable Rodríguez Zapatero, llevara a cabo acciones similares de puteo y crueldad para con las clases más desfavorecidas.

Nos anuncian que, en Madrid, en Castilla la Mancha y en algunos ayuntamientos a lo largo y ancho de la patria, se está pensando el reducir el número de parlamentarios y/o concejales electos. Esto, significaría una merma en el inexistente sistema democrático español, pues se evaporaría la posibilidad, ahora casi imposible, pero todavía existente, de que surgiera una fuerza política alternativa al gobierno del PPPsoe en las instituciones nacionales, regionales y locales. Esto quiere decir que la pírrica representatividad que ejercen los políticos se irían a tomar por saco, vaya.

¡Vamos a repasar todo esto! Bruselas conmina a nuestro querido y amado gobierno a putearnos, directamente, a calzón quitado, sin vaselina. A todos esos tipos de Bruselas, puteadores del pueblo, profesionales de la política, habitantes del cementerio de elefantes corruptocrático europeo, no los ha elegido nadie, o sí los ha elegido alguien, lo ha hecho por distintos motivos por los que ahora nos intentan sodomizar. Resulta que a Rajoy Brey y sus chicos, la gente que habita y sufre en las Españas, no los eligieron por mayoría absuluta para aprlicarnos la dieta de la alcachofa, en la política y en la economía, sino para poner un poco de sentido común a todo esto. Nadie eligió a Rajoy para que privatizaran la sanidad, ni la educación, ni cobrara por acudir a la justicia, ni aplicara una a una las recetas eurocráticas y merkelianas sin dudar; porque, en definitiva, para putearnos, ya nos bastaba con Zapatero. Ahora, nos anuncian la reducción del numero de concejales y diputados en las instituciones, suponemos que para seguir mangoneando indefinidamente, pues los políticos saben que en España hay un colchón de talibanes que siempre va a votar lo mismo, hagan lo que hagan. Así, que imaginamos también que cualquier opción que surja desde la ciudadanía, para desalojar a todos estos tipos del poder, lo va a tener chungo para entrar en las instituciones, pues el porcentaje de votos necesario para entrar en ellas, subirá. Imagino que alguien, en algún lugar de esto que todavía, y por poco tiempo, se llama España, habrá llegado ya por fin a alguna conclusión, parecida por ejemplo a esta:

Entonces; ¡igual es que no hay democracia! ¿No?

domingo, 16 de diciembre de 2012

"Lo que fue, eso mismo será;  lo que se hizo,
eso mismo se hará. No hay nada nuevo bajo el sol"
(Qohelet 1, 9)

martes, 11 de diciembre de 2012

Cataluña: La oligarquía contra el rey.

Es conocida y seguida por todos la emisión en la cadena pública, TVE, de una serie basada en la vida de Isabel la Católica, y más concretamente en el momento cumbre de su vida, cuando se casa con Fernando de Aragón y empieza a tomar forma esto que hoy llamamos España. Aplaudimos la iniciativa de Televisión Española de volver a llevar a la pantalla una historia tan rica, aunque tan desafortunada, como es la historia de España.

Vamos a poner nosotros también nuestro grano de arena. Nos vamos a ir a unos años antes, no muchos, de que Isabel y Fernando llegaran a gobernar en Castilla y Aragón y sus territorios correspondientes. Nos vamos a ir a junio de 1462.

En aquel año, la reina Juana Enríquez y el príncipe Fernando, que están refugiados en la Força Vella, son liberados del sitio impuesto a la ciudad por las tropas de la Generalidad de Cataluña, gracias a la intervención del conde de Foix.

La revolución catalana estalla el 2 de deciembre de 1460, cuando Juan II encarcela a su hijo, el Príncipe de Viana, acusándole de traidor al reino. La inmediata reacción es el levantamiento de la población de Barcelona, capitaneada por elementos aristocráticos, que acusan al rey de violar sus leyes propias, pero que en realidad pretenden frenar el creciente absolutismo monárquico. Mientras la Generalidad catalana declara a Juan II enemigo de Cataluña, Navarra y Castilla aprovechan el conflicto en su propio beneficio, penetrando en Aragón el 25 de febrero de 1461. Ante esta situación, Juan II accede a liberar a su hijo y a negociar con los representantes catalanes el futuro ordenamiento de Cataluña. Como resultado de esta negociación se llega a la firma de las capitulaciones de Vilafranca del Penedés en julio de 1461, donde se recogen las exigencias de la oligarquía catalana, se nombra a Carlos de Viana lugarteniente de Cataluña y se prohibe la en entrada del rey en Cataluña, sin autorización previa. El 23 de septiembre de 1461 muere Carlos de Viana y su muerte va a desencadenar nuevos y violentos acontecimientos. En principio Juan II nombra sucesor de Carlos a su otro hijo, Fernando (El Católico), que llega a Barcelona el 21 de noviembre para ocupar el cargo de lugarteniente de Cataluña. Hasta mayo de 1462, se suceden continuas intrigas, que culminarán en una nueva guerra civil. La excusa para este nuevo enfrentamiento, la encuentran los oligarcas catalanes en el alzamiento de los remensas, iniciado en febrero del 62 bajo la dirección de Verntallats, hecho que achacan a Juan II, aunque en realidad es provocado por la dureza de la Generalidad para con los campesinos. El odio de la oligarquía a Juan II, encuentra una buena oportunidad para manifestarse. Ante este levantamiento, el príncipe Fernando y su madre, Juana Enríquez han de buscar refugio en Gerona, donde esperan poder recibir el auxilio solicitado por Juan II a Luis XI de Francia.

Juan II pacta con Luis XI los términos de su ayuda, con el Rosellón y la Cerdaña como moneda de cambio, que pasarán a Francia. Al conocerse la noticia, las tropas barcelonesas se dirigen hacia Gerona para someterla a sitio. Mientras la reina y el príncipe Fernando, que se hallan refugiados en la Força Vella de Gerona, son liberados del sitio por el conde de Foix.

Un día antes, el 5 de junio, las tropas de Juan II han penetrado en Cataluña, lo que supone la ruptura de la concordia de Vilafranca, y vencen en Balaguer, Rubinat y Tárrega, mientras las tropas de Luis XI de Francia llegan a Gerona por el collado de Panissars.

El 8 de julio de 1462, Juan II es declarado enemigo y depuesto por los catalanes, que en noviembre de este año ofrecerán la corona a Enrique IV de Castilla. El sitio de Barcelona por Juan II en el otoño de 1462 no da resultado, y la internacionalización del conflicto convierte a Luis XI de Francia en su árbitro. Enrique IV y Juan II firman un pacto en Bayona ( 1463), por el que el primero renuncia a la corona ofrecida por los catalanes a cambio de Estella y su comarca, el segundo accede a respetar las constituciones catalanas, y Luis XI asegura su posesión sobre el Rosellón y la Cerdaña.

domingo, 9 de diciembre de 2012

"La altura de los cielos, la profundidad de la tierra
y el corazón de los reyes son cosas insodables"
(Provervios 25, 3)

miércoles, 5 de diciembre de 2012

La Normalización.

Para una cosa que hace medio bien uno de los ministros de Rajoy, tampoco es cuestión de acallarlo. Tampoco es cuestión de contradecirnos a nosotros mismos, aunque si es cuestión de matizar todo lo que podamos o más.

Verán ustedes; todo esto viene por el pifostio que se ha montado a cuenta de la reforma educativa del ministro Wert. Una de las tradiciones que ha seguido al pie de la letra el gobierno presidido por Rajoy Brey, es que cada nuevo ejecutivo trae debajo del brazo tres medidas: A saber; el cambio de política con respecto a Marruecos, el cambio de política con respecto a Gibraltar y una nueva reforma educativa, que se cargue lo bueno y lo malo de la reforma educativa del gobierno anterior, que no deje contento a nadie y que sirva como cortina de humo para tapar la desastrosa política económica que esté llevando a cabo el susodicho y mencionado gobierno. Esta es una regla de oro para cualquier gobierno de nuevo cuño, acá en las Españas, ya sea este progre, carca o medio-pensionista.

Decimos que para una cosa que hace bien uno de los ministros de Rajoy, el ministro Wert, no vamos a acallarlo, y decimos bien, pero también decimos que hay que matizar todo esto y mucho más, en un país tan poco dado al matiz, como es este.

Verán ustedes; entre las medidas de Wert, está la de que todos los niños españoles, vivan en la región que vivan, puedan estudiar en lengua española en España. Esto, que es de cajón, que debiera de ser así, que tenía que ser así, no era así. Y teníamos que, en algunas partes de España, véase Cataluña, véase País Vasco, véase la Comunidad Valenciana, véase las Baleares, véase Galicia, no se cumplía esta regla tan elemental. Es importante el matiz, como es importante nombrar todas y cada una de las comunidades donde no hay opción para que los niños que quieran, puedan elegir el español como lengua vehicular en sus estudios, porque tres de esas comunidades, Baleares, Valencia y Galicia, están gobernadas por el partido del señor Wert. El Partido Popular.

Hay otra medida que me llama la atención. Esa es la de la unificación de temarios, por ejemplo en historia. Esto es, que los alumnos de toda España, sea la que sea la comunidad en la que vivan, estudien solamente una historia, la de su país, España, y no las diecisiete tergiversaciones que los distintos departamentos de educación de sus regiones, se hayan sacado de la manga, para manipularlos y lavarles inmisericordemente el cerebro.

Todo esto es muy fácil y muy sencillo. No hay que darle vueltas a nada, ni marear ninguna perdiz para entender, que una cosa es transferir políticas a las autonomías, y otra muy distinta es legislar de diecisiete maneras distintas desde esas mismas autonomías. A ver cuando nos empezamos a dar cuenta, de una santa vez, que las autonomías son Estado, son una parte de ese Estado, en el cual se deben de aplicar unas leyes iguales para todos.

Es por ello, que con todos los matices del mundo, aplaudimos la voluntad del señor Wert de poner este debate encima de a mesa, pero nos tememos que esta voluntad y esta valentía de alguien que por fin decide hacer algo, solo sirva para alentar la escandalera habitual por parte de los políticamente correctos, mamandúrricos habituales de las nacionalidades periféricas, y sus usos y costumbres. Nos tememos mucho que esto solamente va a servir para la habitual cortina de humo que intente tapar el descrédito y el desacierto de este gobierno en otros temas, y esto sería una pena, porque la educación la vemos como el arma más importante para, en un futuro próximo, hacer que este país salga de la crisis, económica y de valores, en la que se encuentra sumido.

domingo, 2 de diciembre de 2012

"Si te muestras débil en tiempo de prosperidad,
en el día de la desventura tu fuerza será flaqueza."
(Provervios 24, 10)

martes, 27 de noviembre de 2012

¡Ahora en serio!


Qué este es un país de auténtica chirigota, de auténtico cachondeo, eso, ya lo sabe todo el mundo, dentro y fuera de nuestras fronteras.

No vamos a comentar mucho más, pues no queremos caer en la pesadez y en el "erre que erre", la costalada que se ha pegado el señor Mas, él solito, sin ayuda de nadie, convocando unas elecciones solamente dos años después de haber ganado las pasadas, y perdiendo once diputados en el empeño. Tampoco vamos a hacer mucha más madera del árbol caído; Mas sabía mejor que nadie lo que tenía entre manos en casa; una administración absolutamente arruinada, con una incapacidad total para pagar nóminas y dar los servicios necesarios a una ciudadanía, la catalana, que está viendo como lo que fue en su momento la y locomotora industrial española se hunde, y que es corresponsable de ello, junto con sus políticos.

Eso si, alguien responsable, en Cataluña, en España, (Ya se que es tarea difícil encontrar alguien así), debería empezar a poner los puntos sobre las íes e intentar reformar la ley que permite a un presidente autonómico o a un presidente del gobierno de España, convocar elecciones, solamente dos años después de haberse celebrado las que le encumbraron a la presidencia, en busca de una mayoría absoluta que dos años antes la ciudadanía optó por no darle, en un intento claro de tergiversar y manipular la realidad socio-política y la voluntad popular.

Si lo que se quiere es una segunda vuelta electoral, muy bien, que se reforme la ley electoral y que se introduzca esta medida para el caso de que no haya mayorías claras, y en previsión del peligro de un desgobierno por falta de entendimiento de las fuerzas políticas que deberían representar a la ciudadanía en el parlamento, nacional o autonómico. De paso, se podría aprovechar esta reforma para introducir en la ley electoral otra serie de reformas, tendentes todas ellas a ir hacia un sistema democrático, limpio y representativo de la sociedad.

Por supuesto, esto que pido yo hoy aquí, es pedir peras al olmo, pues nadie, ni en las autonomías, ni en los ayuntamientos, ni en estado central, va a reformar nada, y al final, tendrá que ser la ciudadanía la que se imponga, preferiblemente por la fuerza de las urnas, y la que lleve a los políticos, de una santa vez, hacia tal reforma.

Con todo ello, evitaríamos espectáculos tan bochornosos como el llevado a cabo por el señor Mas y su huida hacia adelante, tomándose a chufla el mandato que le dieron hace dos años sus propios votantes, e intentando introducir en una consulta electoral, un giro soberanista, que nadie le había pedido, ni sus votantes, y que dada la situación del país era una locura.

Con actuaciones como la de Mas en Cataluña, los políticos ponen de manifiesto una vez más, la importancia que tienen para ellos las instituciones democráticas, la democracia misma y la representatividad popular. Así nos va.

domingo, 25 de noviembre de 2012

"Aun el insensato, si se calla, pasa por sabio;
por inteligente, si tiene los labios cerrados."
(Provervios 17, 34)

viernes, 23 de noviembre de 2012

El pesonal empieza ya a estar hasta los mismísimos.


A Botella, la alcaldesa de la Villa y Corte, le dan el corte, de mangas, 600 vecinos alquilados en unas viviendas sociales, propiedad del ayuntamiento, en 5 inmuebles situados en el distrito de La Latina. El ayuntamiento ha decidido vender las viviendas, desalojar a los vecinos y reubicarlos en algún barrio periférico, y los 600 vecinos se niegan en rotundo a desalojar estas viviendas. Se da la circunstancia de que el edificio en cuestión, como decimos, es propiedad del Ayuntamiento de Madrid, y es utilizado para acoger a gente en peligro de exclusión social. El comprador es una empresa relacionada con el marido de la compañera de partido de la señora Botella, doña Mª Dolores de Cospedal, de los De Cospedal de toda la vida. Pero seguro que eso es mera casualidad y que no ha habido mamandurria de por medio. ¡Seguro!

A la señora alcaldesa, incluso, se le ha revelado hasta la hermana del Rey, doña Pilar de Borbón, responsable de un rastrillo solidario que se celebraba tradicionalmente por estas fechas en unas dependencias municipales, en la Casa de Campo, y que como no reune condiciones de seguridad algunas, como el Madrid Arena, el rastrillo se ha quedado sin local, con el consiguiente cabreo de la hermana del monarca, que ha instado a doña Botella a que se destape y solucione el desaguisado.

La sanidad madrileña, siguiendo en la capital y alrededores, anda revuelta. El gobierno regional, sin consultar con los legítimos propietarios de ese sistema sanitario, los ciudadanos de la Comunidad de Madrid, decide privatizar la gestión de los hospitales de su jurisdicción y responsabilidad y, desmantelar el Hospital de la Princesa y dedicarlo a mero geriátrico. Vamos, que los liberales del Pp, quieren a los pacientes más jóvenes y menos costosos, para una hipotética sanidad privada, y los más mayores y costosos, para la sanidad pública resultante del saqueo y el desmantelamiento de la actual. ¡Liberales que son!

Además, al señor Lasquetty, que así se llama el consejero de sanidad madrileño se le ha puesto en pie de guerra toda la sanidad de la región, y ya hay anunciadas huelgas para la semana próxima, para detener los recortes que esta gente está llevando a cabo en la sanidad pública.

Al ministro Gallardón, "porrompompon", no se le ocurre otra gracia que, con la que está cayendo, que aumentar las tasas judiciales, y donde no las había, ponerlas. Imaginamos, como no, que para seguir aumentando las diferencias entre ricos y pobres, porque si eres de estos últimos, que se te quite de la cabeza acudir a la justicia, porque no te lo podrás permtir. Jueces, abogados, procuradores, y trabajadores judiciales en general, han puesto el grito en el cielo y ya andan manifestándose en la calle. Que casualidad, que el bueno de don Alberto haya sido antes, presidente de la Comunidad de Madrid y alcalde de la Villa y Corte. Y es que la capital, resulta que es un vivero de "gestores" y de "liberales". (Ju,ju,ju)

En Jerez de la Frontera, fruto de la huelga llevada a cabo por los trabajadores de la empresa concesionaria de la recogida de basuras, la ciudad estaba sumida en un mar de mierda. Contenedores atestados de basura, acumulada por tantos días de huelga, malos olores, ratas. Los gente, harta de tener que soportar tanta mierda, tanto mal olor, tantas ratas y tanto político inútil, decide empezar a prender fuego al asunto. La cosa parece que tiene visos de solucionarse, tras dar la empresa marcha a tras y replantearse los despidos que tenía preparados, que fue la causa por la que los trabajadores se pusieron en huelga.

El personal empieza ya a estar hasta los mismísimos de que se aprovechen de la crisis para saquear el Estado, para recortar, para privatizar, para llenarse los bolsillos, para machacar más a la ciudadanía, para robar, para joder cada día más al prójimo. La gente empieza ya a estar harta de que siempre sean los mismos los que ganan, y siempre sean los mismos los que pierden. La gente empieza a preguntarse para qué sirve votar, si una vez en el poder, los políticos hagan lo que le sale de ahí mismo, y se pasen por el arco del triunfo, la Constitución, el Florido Pencil, y las obras completas de de Dante Alighieri, "Infierno" incluido.  La gente empieza a ver, a comprobar por si mismos, que protestar, en sí, no es malo, que produce resultados, por ejemplo, el ínclito señor Lasquetty ha dado marcha atrás en lo de convertir La Princesa en un geriátrico, gracias a que la ciudadanía, y muy especialmente la ciudadanía de un barrio tan de derechas como es el barrio de Salamanca, donde está situado el hospital, se haya puesto de uñas contra los políticos que les intentan quitar lo que es suyo. La gente empieza a ver claro que, al fin y al cabo, lo que se necesita, en si, son buenos gestores, y estos solo pueden salir de formaciones políticas, de derechas o de izquierdas, que crean en la nación como conjunto de ciudadanos libres, y que crean en la buena gestión gubernamental, en la buena gestión de lo público, que es propiedad privada de todos al fin y al cabo, y no en asentar el culo en una poltrona durante años, para llevar el nepotismo y la mamandurria a sus más altas cotas.

lunes, 19 de noviembre de 2012

No se engañen; todos sabían que esto iba a pasar.

Desde el presidente del banco de España, pasando por los presidentes de las cajas y bancos privados españoles, siguiendo por los políticos de los cuatro estamentos institucionales que tienen el "honor" de putear al pueblo al que deberían gobernar cada día, y finalizando por directores de sucursal, comerciales y chupatintas varios, que iban detrás de la comisión de turno a base de vender burras cojas a precio de pura sangres, al personal que pasaba por la sucursal de turno para hacer realidad sus sueños, en cómodos plazos.

Los responsables del Banco de España, lo sabían, o lo deberían saber, pero no dijeron nada. No dijeron nada cuando estaban siendo testigos de las malas prácticas de los bancos, al vender hipotecas a gente que en caso de crisis se las iba a ver putas para poder pagar, con mensualidades que se llevaban por delante el 100% de uno de los sueldos, en el caso de que los incautos a pagar fueran dos. No dijeron nada, cuando delante de sus narices se estaban llevando a cabo tasaciones al alza, luego falsas, de los inmuebles hipotecados. Tampoco dijeron nada cuando los políticos responsables de las cajas de ahorros, recordemos, cajas de ahorros que eran propiedad de los ciudadanos, se dedicaban a favorecer a diestro y siniestro a empresarios sin escrúpulos que montaban chiringuitos con pólvora del rey, y con el crédito concedido por unas entidades crediticias que se crearon para hacer llegar el crédito, no a los amiguetes del político de turno, sino al pueblo llano, para apartarlo así de la usura. ¡Qué paradojas! Y por supuesto, no dijeron nada cuando las entidades crediticias se dedicaron a poner "suelo" a las hipotecas a interés variable, lo nunca visto. En resumen, los primeros en tener que poner coto a tanto ladrón de guante blanco, a tanto pendejo, a tanto sinvergüenza, a tanto desafuero, a tanta injusticia, a tanta crueldad, estaban mirando para otro lado. La cuestión es, si miraban para otro lado porque eran así de inútiles, o simplemente porque eran parte de la trama.

Caja Castilla la Mancha, Caja de Ahorros del Mediterraneo, Bankia....No sigo, que me mareo. Todos los responsables de dirigir las cajas de ahorros españolas, puestos allí a dedo, por los políticos de un lado y otro de la trinchera imaginaria que divide este santo país, sabían lo que se estaba cociendo. Lo sabían y nadie lo impidió, porque era una manera rápida y fácil de hacer dinero. Nadie lo impidió porque se creían impunes, y lo siguen creyendo, que yo sepa, ninguno de estos pájaros está enjaulado. El saqueo de las cajas y desde las cajas, del estado y sus diversas dependencias, ha sido la mayor operación de latrocinio llevada a cabo desde hace mucho tiempo, tanto que no podemos recordar y empezamos a dudar que la haya, una época en que una gente haya sido capaz de robar tanto como en los últimos veinte años han robado todos estos tipos en España.

Los políticos fueron una pieza clave en el engranaje de la máquina de saquear. Cuando esto era Jauja, cuando todo estaba permitido, cuando todo era posible, cuando éramos un país de ricos, cuando el crédito era la llave que abría todas las puertas, los políticos tenían la llave principal que hubiera sido esencial que estuviera cerrada. Todos, los unos y los otros, miraron para otro lado, eso si, pusieron todos el cazo, para financiar sus formaciones políticas, para financiarse ellos y por último, para financiar a sus familiares, en el mayor ejercicio de nepotismo llevado a cabo en Europa en los últimos cuarenta años.

Para los bancarios también tenemos. Paco, Pepe, José, Quique, Antón, Sonia, Marisa. El director/a de la caja de, el/la comercial del banco de. Tan conocidos que eran como de la familia. Ellos fueron los que, en algunos casos sabiendo lo que pasaba por sus manos, en otros sin tener ni puñetera idea, se pasaron por el arco del triunfo todos los códigos deontológicos y éticos que en el mudo eran, se pusieron el mundo por montera y se dispusieron a recibir comisiones contantes y sonantes. Ahora, se puede escuchar a alguno decir a voz en grito que él ya veía venir todo esto cuando veía lo que veía pasar por su mesa. ¡Cuánto cinismo, Dios mío! ¿Y qué me dicen de los tasadores? ¿Y de los notarios?. Porque de la corrupción generalizada en este país de chorizos, la culpa no la tienen solamente los políticos, no.

Y por último, están los ciudadanos. Unos ciudadanos que en muchos casos fueron a endeudarse sin motivo ni razón. Muchos como la víctima del timo del tocomocho, que cae por su ansia y su avaricia. Otros muchos, por el ansia de comprar la primera vivienda, endeudándose para tal fin para los próximos cuarenta años, con la promesa de que, las casas nunca iban a bajar, así que eran una inversión segura y ventajosa.  Cuantas segundas y terceras viviendas se compraron en este país, para luego alquilarlas, o revenderlas en poco tiempo, y aprovecharse así todos de la burbuja inmobiliaria, que ahora todos tan cínicamente criticamos. ¿Se acuerdan de aquel de allí, de aquel idiota, de aquel que entonces, cuando esto era Jauja, vivía de alquiler y decíamos de él que era un tonto de baba, que estaba tirando el dinero?.

Total; tampoco hace tanto tiempo de todo esto. Un país, al fin y al cabo, no es lo que la divina providencia quiere. Un país es un asunto más terrenal. Un país es honrado, porque sus ciudadanos son honrados, es próspero porque sus ciudadanos son trabajadores. Si un país, es un país de chorizos, ¿por qué será?,

domingo, 18 de noviembre de 2012

"El hombre echa las suertes,
pero el resultado depende del Señor"
(Provervios 16, 33)

jueves, 15 de noviembre de 2012

Un país de camareros. ¿Es eso malo?

Creo que fue Napoleón Bonaparte, el que definió despectivamente a Inglaterra, como un país de tenderos. Bien; ese país de tenderos, acabó por vencerle y por llevarle al destierro y al exilio. Ese país de tenderos, fue el que acabó con sus sueños imposibles de una Europa bajo su bota, con sus aires de grandeza y con sus planes de llevar a Francia a dominar el mundo.

Desde hace tiempo, aquí, en nuestro país, se viene escuchando, a los opinadores catódico-hertzianos habituales, que nos hemos convertido en un país de camareros, que no ofrecemos a nuestros jóvenes salida alguna, que tenemos las mejores generaciones de jóvenes, superpreparados, pero sin salida, o con la única salida de trabajar como camarero, como si eso fuera malo. Los camareros son unos señores muy trabajadores, serviciales, duros, estoicos, austeros; que ponen al mal tiempo buena cara y que siempre o casi siempre, saludan a la clientela con una sonrisa, aunque esta sea forzada. Por lo tanto no se porque tanto desprecio a los camareros y a que España sea un país de camareros.

Cosa que tampoco es realmente cierta, porque el noble oficio de la hostelería ha pasado mayoritariamente a ser vía de escape contra la crisis, de la mano de obra extranjera, como el cuidado de ancianos, el cuidado de niños o las tareas domésticas. Lo digo, porque es una realidad que este oficio, por lo menos en lo que yo conozco, lo suelen realizar ciudadanos extranjeros residentes en España. Aunque igual, no lo sabemos, la crisis y la falta de empleo de los autóctonos, esté llevando este oficio, otra vez,  persona de nacionalidad española.

De todos modos yo, prefiero que España sea un país de camareros, aunque sea de camareros mal remunerados, a que sea un país de funcionarios, por ejemplo, o un país de parásitos, o un país de excelentes profesionales liberales en paro. Los funcionarios son necesarios, pero no producen, los parásitos no son necesarios, y tampoco producen y los profesionales liberales después de haber invertido uno un riñón y parte del otro en su educación, suele poner tierra de por medio cuando empiezan a ver el panorama chungo.

Quizá, estos gestos despectivos a ser un país de camareros, o de peones de albañil, sea por la tradicional grima del español de a pie a los oficios manuales, y por lo malísimamente pagados que han estado estos oficios en España, con unas condiciones laborales pésimas. Quizá, en el fondo, no estemos tan lejos de la mentalidad hindú, del sistema de castas, en el que determinados trabajos solamente lo pueden hacer las capas de más bajas de la sociedad. Determinados trabajos no "molan", por ese sentido ridículo de clasismo de pobre harto de pan que nos ha entrado en los últimos años. En esa mentalidad no entra la opción de barrer calles o de servir mesas, sobre todo si uno ha estudiado, ¡cuidado!, que ahora el título universitario ha sustituído al nobiliario.

Y es que la década pasada, de desenfreno crediticio, de nubes de algodón, y de segundas residencias, todo ello a crédito, ha hecho mucho daño en muchas cabezas.

domingo, 11 de noviembre de 2012

"La justicia eleva a una nación,
mas la injusticia hunde los pueblos"
(Proverbios 14, 34)

viernes, 9 de noviembre de 2012

Lo han conseguido; son unos "genios".

Han conseguido desviar el debate en Cataluña, porque verdaderamente, de eso se trataba. El espectáculo bochornoso que nos están ofreciendo desde allí, es lamentable, con Artur Mas introduciendo una propuesta independentista en el programa, que ni es propuesta ni es indenpendentista, eso de "un estado propio dentro de la Unión Europea", no es ni "chicha ni limoná"
Mas, no es indenpendentista, ni soberanista, ni nacionalista. Mas, es casta, y la casta no es de nada ni de nadie, la casta es de ella misma. Ahí tienen sino al bueno de Mariano y sus muchachos, o a toda la prensa patria, que día si y día también, andan enfrascados en el tema de Mas y su soberanismo de "chichinabo", como si solo de soberanismo ultramontano viviera el hombre.

Son unos "genios", y lo son, no porque verdaderamente lo sean gracias a un intelecto superior al del común de los mortales. Lo son gracias a que acaparan toda la opinión enlatada en los diferentes diarios, radios y teles, y gracias al aborregamiento del vulgo al que diariamente andan puteando.

Parece que en Cataluña, ya, no hay otro tema de conversación y de debate que la secesión, que el soberanismo, que la independencia. Cuando verdaderamente esto, no es más que una huída hacia adelante, un pedo en la niebla, una meada fuera del tiesto, el mareo de la perdiz, para seguir saqueando el estado a sus anchas, ellos, los políticos, y los sinvergüenzas que los dirigen cual títeres desde la sombra que da el poder oligárquico.

Si; son unos fuera de serie, porque han conseguido sacar de la campaña, los desahucios, que en Cataluña serán numerosos, los recortes, curiosamente paralizados allí por la Generalidad, hasta que pasen las elecciones, imaginamos, el problema de la inmigración descontrolada que desde hace años amenaza con explotar, especialmente en Cataluña, el desempleo, la pobreza...

Todo eso, tanto Mas, como los chicos del PP, los del PSC no, pues el PSC está tocado y hundido, han conseguido con el giro calculado que ha dado CiU, radicalizando su discurso, llevando a Cataluña hacia el abismo, hacia el cadalso, hacia el precipicio, hacia la ruina, y no porque la independencia sea la ruina en si, que lo sería en caso de llevarse a cabo, sino porque este mareo de perdiz, este engaño, esta cortina de humo es una amenaza para todos, pues tiende a perpetuar a estos "genios" en el poder, y eso es lo peor que le podría pasar a Cataluña y a España.

martes, 6 de noviembre de 2012

Tontilandia Show: Sólo en España.

Este podría ser el lema de una campaña turística de cara al verano; "sólo en España". "Sólo aquí puede encontrar una playas paradisiacas, un sol estupendo, una gastronomía superior, una gente acogedora, simpática y agradable, querido y amado visitante". Pero no. Ese "Sólo en España", es la muestra de una resignación por los acontecimientos acaecidos, por unos acontecimientos que en un país normal serían vistos como extraordinarios y aquí, son vistos con cierta normalidad.

Sólo en España puede ocurrir que la miembro de un consejo de administración de un banco, Bankia, alegue desconocimientos en contabilidad y finanzas para justificar el que se hicieran operaciones contables y financieras totalmente irregulares, delante mismo de sus narices, y ella no dijera esta boca es mía.

Sólo en España, puede ocurrir que un miembro del consejo de administración de ese mismo banco, Bankia, alegue que él, se limitaba a votar lo que le ponían delante de las narices, sin hacer preguntas, sin cuestionarse siquiera si aquello que votaba era bueno, malo o regular para la marcha de la entidad en la que ostentaba un cargo de cierta enjundia.

Sólo en España, puede ocurrir que un aeropuerto, no abierto al público, meses después de haber sido acabado, necesite unas obras de mejoras en su pista de aterrizaje/despegue de aviones, cuando todavía no se conoce que haya realizado semejante operación, la de aterrizaje/despegue, ningún avión. Mientras, en la comunidad autónoma donde se encuentra el aeropuerto de marras, las farmacias deciden realizar un cierre patronal porque el gobierno de esa comunidad autónoma les debe la friolera de 600 millones de euros.

Estos tres casos, como digo, radicalmente absurdos, solamente pueden ocurrir en nuestra España. Estos tres casos, sino fuera por la situación de penuria que nos atenaza podrían servir para echarnos unas risas, para descojonarnos.

Si quieren que les diga la verdad; maldita la gracia que me hacen.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Dos y dos, igual a cuatro.

No siempre los planes de los malos triunfan. A veces, sus cálculos se vienen abajo, sencillamente porque si, porque no se puede ir contra natura, porque la distancia más corta entre dos puntos es siempre la linea recta, aunque se empeñen ellos en que no sea así, y dos más dos, siguen haciendo cuatro, no cinco como nos han estado diciendo que hacían dos y dos hasta ahora.

Algunas empresas españolas, deslocalizadas cuando esto era Jauja, cuando la República Popular China era el paraíso neo liberal-comunista, están haciendo las maletas y están retornando a casa. Las razones son diversas. Es verdad que en China se ahorraban un 25% de costes laborales con respecto a España, pero la productividad era mayor en España, parece ser, y además, el mercado no estaba ya en China, donde tenían una competencia feroz, que encima hace trampas, ya saben, por la manía de los chinos de copiarlo todo, así que, como les copiaban, y la hacían la competencia desleal, la opción innovación de la patente hispana deslocalizada, era anulada. Haciendo cuentas, en algunos casos, el ahorro en costes laborales era suprimidos por infinidad de problemas, en otros casos, la cuenta a pagar era infinitamente mayor que en España, y encima esas empresas estaban perdiendo su mercado natural, el de toda la vida, el mercado nacional y para ganarse ese mercado nada más fácil que producir lo más cerca posible de él.

Ya dijimos aquí, en este foro, en muchas ocasiones, que el futuro no estaba en ningún caso en un país como China. Este no es el país que va a sustituir, afortunadamente a los Estados Unidos como primera superpotencia mundial. Y no decimos eso porque tengamos nada contra el pueblo chino, no. Decimos eso por el sistema que tienen los chinos, esa mezcla de dictadura comunista con paraíso neo liberal, no puede ser nada bueno. Eso, es como mezclar cicuta con cianuro.

Aquí, en este foro, como digo, siempre hemos optado por otras vías. Particularmente, nosotros vemos como futura superpotncia a países emergentes como Brasil, como Chile, como Sudáfrica, como Australia, como Argentina, como México. Siempre que se desprendan de diversos problemas de desigualdad, que todavía arrastran de épocas pretéritas. Tampoco es que veamos a ninguno de ellos como superpotencia mundial, como adalid de la supremacía económica. Si los vemos liderando un mundo en el que el poder y las diferencias económicas se acerquen, un mundo en el que se coopere en todos los estamentos.

Volviendo a la "vuelta al hogar" de las empresas patrias que se fueon al "paraíso" chino, esto les ha pasado a varios empresarios jugueteros de la emprendedora provincia de Alicante,  a varios empresarios textiles de toda España, o algunos empresarios de la marroquinería, bolsos, zapatos, carteras, cinturones, de piel, que tradicionalmente trabajaban en la localidad de Ubrique, en la provincia de Cádiz, los cuales, hartos ya de la fábrica global, han mandado a esta a hacer puñetas, y se han vuelto a casa.

Mira que si esto fuera el principio del fin de la dichosa y jodida globalización. Mira que si esto se empezara a encauzar y se empezara a tener un poco, muy poco, de sentido común, por parte de algunos empresarios y de algunos políticos. ¡Anda que no íbamos a acabar con la crisis!. Porque por mucho que se empeñen algunos, la menor distancia entre dos puntos, sigue haciéndose por linea recta y, dos y dos, siguen por ahora siendo cuatro.
"Un pueblo numeroso es la gloria de rey,
la escasez de súbditos es la ruina del príncipe"
(Proverbios 14, 28)

martes, 30 de octubre de 2012

La economía del dolor.

El huracán Sandy ha pasado por la costa este de Estados Unidos, y ha dejado la ciudad de Nueva York hecha uno zorros. Varias zonas de la ciudad sin suministro eléctrico, estaciones de metro inundadas, hogares destrozados. Dicen que Sandy ha podido dejar a su paso un reguero de destrucción similar al que dejó el Katrina en Nueva Orleans en el 2004.

Por cierto, en Nueva Orleans, la reconstrucción se dejó en manos de contratistas privados, que suplieron a la administración en la atención y recuperación de personas y bienes. Esto, según denuncia mucha gente, fue lo peor que pudo pasarle a las clases más humildes que poblaban entonces la capital de Luisiana, la mayoría de raza negra o hispanos.

Se teme, que en Nueva York se siga con la misma cantinela de dejar en manos privadas, la reconstrucción de bienes y la recuperación moral y económica de las personas. Es el neo liberalismo en su más tétrica versión. Es la economía del dolor, la economía que planea sobre el desastre, la que saca dividendos de la destrucción, destruir para construir después, pero para construir un mundo donde nada sea ya igual que antes del desastre natural en cuestión.

De hecho, ya se está empezando a especular, sobre las empresas que subirán o bajaran en Wall Street, tras la tragedia, por causa de ella o por encargarse de gestionar sus secuelas. Hay que tener en cuenta que una tragedia natural, al haber privatizado el gobierno de turno la actuación posterior a ella, es como maná caído del cielo para muchas multinacionales americanas.

Bienvenidos a la economía del caos, a la economía del dolor, detrás de cada guerra, de cada terremoto, de cada huracán, de cada tsunami, de cada tornado, aparecerán ellos, con sus constructoras, sus aseguradoras, sus empresas de sistema de seguridad, su sanidad privada, sus ONGs.

El caos es positivo para este tipo de economía, es más, ahora mismo es lo único positivo que hay, pues viven de ello, y además, una situación de caos es una espléndida ocasión para cambiar muchas cosas, siempre, por supuesto, para cambiarlas a favor de la oligarquía empresarial.

Imaginamos, que cuando el sol vuelva a lucir en el cielo de Nueva York, pasado mañana, o al mes que viene, ya nada volverá a ser como antes, o volverá a ser como antes, pero empeorado. Depende si la visión la hace un miembro de las clases medias o uno de las capas más bajas de la sociedad neoyorquina, la más numerosa, por cierto.

Que se lo digan sino a los habitantes de Nueva Orleans.

domingo, 28 de octubre de 2012

"Si el justo recibe en la tierra su paga,
cuánto más el injusto y el pecador"
(Provervios 11,  31)

viernes, 26 de octubre de 2012

Beatus Ille. Antonio Muñoz Molina.

Beatus Ille; un crimen irresuelto, fantasmas de una guerra cruel, un escultor fracasado y alcohólico perseguido por la culpa de un crimen cometido tres décadas atrás, inducido por la anciana madre de su protector, un miembro de la burguesía de una pequeña ciudad de provincias, viudo a consecuencias del asesinato. Un joven escritor en busca de las cenizas del poeta, represaliado, asesinado durante la guerra y testigo mudo y a la vez presente de un crimen que a todas vistas fue un desafortunado incidente del destino; la muerte, aparentemente fortuita, de una joven esposa atrapada entre su marido y su amante.
Beatus Ille; Antonio Muñoz Molina, literatura con mayúsculas, con ese estilo tan peculiar de narrar las cosas, sencillo, legible, ameno, atrayente, atrapante.

Batus Ille: Ed. Seix Barral; 1986. 1991. Antonio Muñoz Molina)


martes, 23 de octubre de 2012

Es para estar mosqueado.

Efectivamente, es para estar mosqueado, que ante el anuncio de referéndum en Escocia, y la acogida que ha tenido el mismo, tan favorable, por parte de los secesionistas flamencos en Bélgica, de los nacionalistas catalanes y vascos en España, y algún secesionismo más en el seno de la Unión Europea, esta, la eurocracia de bruselas, ante la pregunta de si tendrían cabida nuevos estados en su seno, provenientes de la desmembración de los ya existentes, haya hecho mutis por el foro, primero, haya callado, después, y haya dicho que en su momento ya se verá lo que se hace, para terminar.

Es para estar mosqueado, porque esto mismo es lo que hicieron los eurócratas cuando a principios de la década de los noventa, una parte de la antigua República Federal de Yugoslavia; Croacia y Eslovenia, proclamaban unilateralmente su independencia. Al principio, la UE hizo mutis por el foro, luego calló, y para terminar, Alemania, unilateralmente, reconoció a las repúblicas secesionistas, provocando con ello el reconocimiento de toda la Unión Europea primero, y de toda la comunidad internacional después. El resultado fue una guerra, con todo lo que conlleva.

Es para estar mosqueado, porque los eurócratas, primero, y los amigos de lo ajeno, los enemigos de los estado-nación europeos, pueden haber encontrado una vía demasiado fácil para deshacerse de esos estado-nación, controlarlos, controlar sus servicios públicos, hacerlos más pequeños y por lo tanto, más manipulables y vulnerables, más manejables, y encontrar así menos oposición a sus políticas. Es más fácil hacerse con el control del Estado Español, si salta por los aires, si se convierte en dos, tres o cuatro estados, que hacerlo con su actual estructura.

Lo mismo podríamos decir de los díscolos e inconformistas británicos, o de Francia e Italia. Los tres, estados demasiado grandes. Los tres, estados con problemas secesionistas en su interior. Recordemos:
 Reino Unido, con los problemas en el Ulster que vienen ya de antiguo, unidos ahora a los problemas que puede representar una secesión de Escocia y su posible aunque no probable contagio al País de Gales. Francia; con sus problemas de secesión, ya antiguos de Bretaña y Córcega, a los que se pueden unir el País Vasco Francés y la Cataluña francesa, la región de Perpiñan. Italia, con los problemas con la Liga Norte, que saltó a la palestra en los años noventa del pasado siglo. Y por supuesto nuestra España, con sus ya viejos problemas en País Vasco y Cataluña, a los que se podrían unir, quizá, Galicia, Canarias y alguno más.

Es para estar mosqueado porque la Unión Europea no ha dado una respuesta definitiva y contundente. Porque los eurócratas de Bruselas no han dado un definitivo y claro "no", a la posibilidad de que entren a formar parte del "club", los trozos desmembrados de alguno de sus estados miembros. Y mira que lo tenían fácil. Claro, que también lo tenían fácil a principios de los noventa, ante el problema yugoslavo.

domingo, 21 de octubre de 2012

Mienten, sencillamente.


Intentan convencernos. Nos dicen; "el estado de bienestar es demasiado caro". Nos intentan llevar por la vía del utilitarismo, por el camino del descrédito del estado, de sus órganos rectores, poniendo a los mandos de los mismos a gente que, o no cree en ellos, o que simplemente se sirve de ellos para su enriquecimiento personal.

Y la verdad es que no pueden decirnos que, por ejemplo en España, el estado de bienestar sea insostenible, pues sencillamente, en nuestro país ese estado de bienestar no ha existido nunca. Ojalá hubiera existido, ojalá nuestros inútiles gobernantes se hubieran gastado en política dedicadas a la natalidad, a la posibilidad de compaginar maternidad y trabajo para la mujer, a la posibilidad de tener un sistema de protección por desempleo digno, de tener unas pensiones dignas, de tener un sistema de dependencia moderno y viable, una educación pública solvente, lo que se han gastado durante decenios en los países del norte de Europa.

Sabemos, y no lo sabemos porque los medios de comunicación nos machaquen con este dato a diario, que la presión fiscal en España es de las más bajas de la UE. Sabemos que el estado de bienestar en España es de los más débiles de la eurozona. Sin embargo nos dicen que el estado de bienestar español es demasiado caro, cuando no existe, porque mienten, porque lo que quieren es cargarse al estado, haciéndolo inviable, manipulando, tergiversando, robando, mangoneando. Lo que quieren, sencillamente es la gestión privada de los servicios públicos, los servicios de todos y para todos.

Para ello van a saquear el estado; los estados, mejor dicho los van a destruir, naciones con siglos de historia, y esto lo van a hacer en toda la Unión Europea. En Inglaterra, hoy, Cámeron, él que se ha cargado la unión de Inglaterra y Escocia cediendo a los nacionalistas escoceses, ha tenido como respuesta en Londres una multitudinaria marcha contra su política de recortes. Es increíble en un Primer Ministro de Gran Bretaña, por cierto, esa cesión de David Cámeron ante las "ansias" nacionalistas de Escocia. Gran Bretaña, España; los grandes estados les estorban y por ello es por lo que se los van a quitar del medio. Divide y vencerás.

"Porque ellos no duermen tranquilos si no perpetran algún delito,
el sueño les falta si no arrastran a alguno a la ruina.
Porque comen el pan del crimen
y beben el vino de la violencia.
La senda de los justos es como la luz del alba,
cuyo esplendor va creciendo hsta el pleno día.
El camino de los delincuentes es como las tinieblas,
no ven donde van a tropezar"
(Provervios 4, 16-19)

miércoles, 17 de octubre de 2012

La Frase: Alfonso Alonso.


"Cuando yo iba al instituto, las huelgas las convocaban los de Batasuna".

Alfonso Alonso.......comparador odioso.

lunes, 15 de octubre de 2012

Una cortina de humo.


Es patético, rídiculo, increible, hilarante, que con la que está cayendo en este país, los que se rebelen sean los miembros de la casta. De una parte de ella, más bien, de esa casta periférica, nacionalista, más corrupta aún si cabe que su prima, la casta estatal.

Cualquiera que se pase estos días de manipulación y mentiras por Cataluña y, no conozca el percal, diría escuchando las palabras de Mas, que aquella tierra ha estado gobernada desde hace treinta años desde Madrid, por los herederos del general Franco, y que Pujol (Senior), Montilla, Maragall, Carod y Mas, acaban de bajar del monte, como aquellos barbudos que bajaron de Sierra Maestra en la década de los cincuenta y echaron al tirano Batista en Cuba.

Cualquiera que viniera del extranjero y pisara por primera vez España y Cataluña, diría que los responsables de haber usado las cajas catalanas para financiar los desaguisados inmobiliarios, no estaban puestos ahí en los consejos de administración de las entidades crediticias públicas catalanas, por toda esta gente que ahora se echa al monte, por la casta dirigente nacionalista. Diría que el caso Liceo y el caso de las ITV, o las comisiones del 3% que en su día denunciara Pascual Maragall en el parlamento de Cataluña, los han llevado a cabo los marcianos. Viendo a los nacionalistas institucionales levantar la estelada, pensaría que tal ruindad la han llevado a cabo los pérfidos españolistas, derechistas españoles, centralistas madrileños.

¿Y los recortes? ¿Qué me dicen de los recortes? ¿Quién cree usted, amigo desconocedor de la realidad catalano-española que los está llevando a cabo? ¿Quién cree usted que cierra quirófanos y centros de salud? ¿Qué hace comer a base de fiambrera y bocadillo de mortadela a los niños catalanes? (Eso si; convenientemente instruidos a base de lavados de cerebelo). ¿Artur Mas? ¿El mesías de la causa? ¿Él que hoy amenaza con internacionalizar el conflicto? ¡Noooooooooo! Busque usted en Madrid. La culpa siempre es de Madrid.

Este país no deja de sorprender a propios y a extraños. En medio de la ruina, la que se rebela es la casta, una casta dirigente catalana que lleva desde que se inauguró el periodo constituyente, en el poder, sin soltarlo ni a sol ni a sombra. Hoy, para mayor gloria, incluso la iglesia católica catalana ha anunciado que ella también estará con su pueblo, si este decide independizarse. Eso es, al menos, lo que ha dicho el obispo auxiliar de la diócesis de Barcelona. Eso si; frente a la crisis, frente al saqueo de las instituciones, frente a la corrupción, frente al cese de servicios públicos esenciales, el señor
obispo no ha dicho esta boca es mía. No sabemos si en este caso estará o no, con su pueblo, pero en el caso de la independencia, del conflicto, de la división, si, en ese caso si estará con su pueblo, y con sus políticos. Por sus frutos los conoceréis.

Pero lo más preocupante no es todo esto, de Mas, y del obispo auxiliar de Barcelona, y de la manifestaciones de estelada y ultranacionalismo en el centro de Barcelona. Lo más preocupante es que quien se tiene que ocupar de defender los intereses de la mayoría de los catalanes, de los partidarios de que Cataluña siga siendo España no lo hace, o lo hace rematadamente mal. Por ejemplo, ahí tienen ustedes al ministro de educación Wert y su discurso españolizador de la escuela catalana. ¿Cómo se puede decir semejante barbaridad? ¿Cómo se puede decir que hay que españolizar la escuela catalana, cuándo en Galicia, en la Comunidad Valenciana y en Baleares, donde gobierna el partido del señor Wert, el libro de estilo educativo es el mismo que en Cataluña? Pero si un padre en Galicia, en Valencia o en Baleares tiene el mismo problema que en Cataluña, con la diferencia que los que gobiernan estas tres comunidades son los del PP.

El problema es que en su día, se cedió la educación a las autonomías. Ese es el problema. No es un problema de españolización de la educación en Cataluña, es un problema de sentido común, en todas las políticas transferidas a las comunidades autónomas. El problema es que hay diferencias ahora msmo entre españoles. El problema es que se pensó que cediendo se acabaría acallando a los nacionalistas periféricos y te encuentras, treinta años después con el problema agravado.

¿Y saben lo peor de todo? Que todo esto solamente está sirviendo para esconder el desastre económico al que nos dirigimos. Eso si; pasadas las elecciones de este mes en Galicia y País Vasco, y noviembre en Cataluña, se acabó lo que se daba. Una vez engañada la ciudadanía, hasta las próximas generales, que toca otra vez engaño y cortina de humo. Y así; de oca a oca y tiro porque me toca. Hasta que alguien se canse.

domingo, 14 de octubre de 2012

"Porque los que practican la justicia habitarán la tierra,
y los íntegros morarán en ella.
Pero los que practican la injusticia serán arrancados de la tierra,
y los pérfidos extirpados de ella"
(Provervios 2, 21-22)

sábado, 13 de octubre de 2012

El premio.


Este año, el Premio Nobel de la paz, ha caído en manos de la Unión Europea. Algo no discurre bien en la prestigiosa institución noruega que otorga los premios; primero Obama, ahora la UE. Si, definitivamente a alguien se le ha desprendido un tornillo de su augusta cabeza y está concediendo el premio a la paz más prestigioso del mundo, a quien no debe, no por nada. Ilusos de nosotros que creíamos que el galardón en cuestión debería ir a quien promueve la paz en el mundo, y claro la UE, como que no me cuadra a mi que promueva nada bueno en el mundo, ni siquiera la paz.

Lo curioso de esto es que el premio venga de Noruega, país que declinó la invitación de pertenecer al club comunitario hace ya algunos años. Sabia decisión.

Más curioso es aún que no se tome en cuenta en esta decisión, la inutilidad de la política exterior europea durante los conflictos en la antigua Yugoslavia, durante la década de los noventa del siglo pasado, conflictos que fueron provocados por la actitud irresponsable de alguno de los miembros de la Unión, como Alemania, al reconocer unilateralmente y sin consultar con nadie, a las repúblicas rebeldes de Eslovenia y Croacia, gesto que propició el comienzo de las hostilidades y la imposibilidad alguna de alcanzar acuerdos mediante el diálogo.

Se podría alegar en defensa de la decisión de dar el premio a la Unión, que eso ocurrió hace veinte años. Se podría incluso alegar un reconocimiento de error en aquel proceder, cosa que no ha ocurrido, pero es que, hace un año, en Libia, la Unión, liderada por Francia, volvió otra vez a caer en el mismo error, propiciando una vez más el caos, la guerra, la pobreza, la muerte de civiles inocentes...

Un premio merecidísimo, a todas luces. Felicidades.

martes, 9 de octubre de 2012

Fútbol, banderas, política y vivas diversos.

 

Pasó el clásico politizado. El palco del Camp Nou estaba lleno de autoridades diversas, imaginamos que perdiendo el traserillo por salir en la foto. Miren, una cosa que une a las castas catalana y del resto de España; su afición por salir en la foto. Por supuesto allí estaba Mas.

El estadio recibió al eterno rival vestido de rojo y gualda. El intento de vestir el inmenso coliseo blaugrana con la cuatribarrada, les salió mal, estéticamente hablando, a los patrocinadores, desde el punto de vista nacionalista, por supuesto. Visto anfiteatro por anfiteatro, a mi me salían dos listas rojas y una amarilla en el medio, esta es la bandera de España. Aquello, pues, parecía más una muestra de españolismo que otra cosa.

La gente, llevada por el entusiasmo del evento, se lanzó a cantar el himno del Barça, con Artur Mas de pie, solemne y altanero. Imagino que el "president" hubiera preferido "Els Segadors". No pudo ser, pudo más el fervor blaugrana. Otra vez será.

Horas antes, por la mañana, pude ver por la tele unas imágenes de Mas asistiendo a un acto en lo que parecía ser una plaza de toros. Creo recordar que dijo el comentarista televisivo que era la plaza de toros de Tarragona, todavía en pie. Otro tiro más por la culata. Son torpes. Otra vez más el rojo y gualda y encima en una plaza de toros, al más puro estilo de Aznar en sus buenos tiempos de mítines multitudinarios en la plaza de toros de Valencia. Toros, banderas rojas y gualdas, política....Nada más español. Eso si; esta vez sonó "Els Segadors" por los altavoces de la plaza.

Todas estas manifestaciones de fervor patriótico responden a lo mismo; Una gran debilidad de quien las organiza, una cortina de humo, un tupido velo para tapar vergüenzas inconfesables. De todos modos, hasta ahora no le está saliendo mal la jugada al bueno de don Artur. Pero queda mucho tiempo, muchísimo, para noviembre. Todo o nada puede pasar. Veremos.

Mientras, veremos más manifestaciones de fervor patriótico que intentarán ocultar lo que tiene visos de ser cada vez más inocultable. Seguramente serán muchos los engañados, serán muchos los embaucados. Serán más los indignados, en Cataluña, en toda España. La casta y sus diferentes disfraces, ora de nacionalista periférico, ora de patriota español, no podrán ocultar su ruina y su podredumbre, no podrán evitar el surgir del pueblo reclamándoles lo que es suyo: La libertad.

En todo este embolado no dejo de preguntarme por el papel jugado por el PSOE y su socio en Cataluña, el PSC, no dejo de preguntarme por el papel que juegan ambos. Su ambigüedad y su estrechez de miras, están llevando al centenario partido socialista español al caos más absoluto. Y es que hay que hacerlo rematadamente mal para no ser capaz de crecer en plena caída de Rajoy. Increible.

Resumiendo: Sabemos que en Cataluña, los ultranacionalistas, antiguos autonomistas, aspiran a recoger el descontento generado por ellos mismos. Igual hasta los votan. ¿Quién aspirará a recoger el descontento en el resto de la patria? Por ahora la abstención. Por ahora.

domingo, 7 de octubre de 2012

"La sabiduría grita en las calles,
en las plazas levanta su voz.
Desde lo alto de los muros llama,
a la entrada de las puertas de la ciudad pronuncia sus discursos"
(Provervios 1, 20-21)

viernes, 5 de octubre de 2012

Literatura: Ardor Guerrero. Antonio Muñoz Molina.


Una vez más, Antonio Muñoz Molina. Con su manera de entender la literatura, con su narrativa, a la vez rica y digerible, con sus historias, que hablan de tí, de mí, de todos nosotros.
Ardor Guerrero, es la historia de un muchacho que es requerido para hacer 14 meses de servicio militar en la España de la transición. Es la historia de un chico del sur, del propio Antonio Muñoz Molina, que es arrancado de su casa, de su pueblo, de sus estudios, de su vida, para hacer un servicio a la patria, en territorio comanche, en el País Vasco de la época.
Una vez más, una de esas historias que enamoran, una historia que habla de nosotros, una vez más Antonio Muñoz Molina.

(Ardor Guerrero, Antonio Muñoz Guerrero. Ed. Alfaguara 2006. Primera edición 1995)

jueves, 4 de octubre de 2012

Periodismo de verdad.

 
Creía que lo último que le podía pasar a un país es que no se pudiera fiar de su prensa, de sus medios de comunicación, porque estos estuvieran en manos de la oligarquía imperante, de los antidemócratas, de los que quieren gobernar sin pasar por el tamiz de la democracia y la libertad. Me quedé corto. Además de que su prensa esté en manos de la oligarquía, en unas pocas manos rendidas ante la manipulación informativa, la tergiversación interesada y la mentira pura y dura, lo peor de lo peor es que para enterarte bien de lo que sucede en tu casa, tengas que acudir a la prensa extranjera. Esa es una tragedia en toda regla.
 
En estos días pasados se han publicado en el señero y prestigioso New York Times una serie de artículos referidos a la situación económico-política de nuestros país, con referencias críticas a toda la casta dirigente española, empezando por el rey y acabando por el presidente del gobierno y su cohorte de ministros, a cual más incompetente. En esos artículos uno puede leer desde la vida y milagros del monarca, de la dictadura a nuestros días, a una crítica durísima a la política de recortes del gobierno de Mariano Rajoy o el despilfarro de las comunidades autónomas.
 
Se congratula uno de que haya un periódico en el mundo que haga críticas a la lejanía de la monarquía española de su pueblo, a la lejanía de las políticas del PP de sus votantes y a la lejanía de los eurócratas de Bruselas a la realidad social y económica de Europa, tanto más cuando ese diaria no es el Gramma, ni ningún diario filo comunista. Ese diario es el New York Times, uno de los periódicos más prestigiosos del orbe, y uno de los dos grandes diarios de Estados Unidos. Vamos, que el Times no puede ser acusado de antisistema, de perro-flauta, ni de ninguna otra lindeza por la prensa oficial del PPPSOE.
 
¿Qué no estaría diciendo ahora la caverna mediática, manipuladora, comprada, adicta a la oligarquía oficiosa, de cualquiera de las dos trincheras, si ese artículo hubiera aparecido aquí en algún diario español, o en la prensa europea? Imagínenselo. Y es que hay que ver como tapa bocas la prensa norteamericana.
 


miércoles, 3 de octubre de 2012

Una imagen vale más que mil palabras: Cuelgue divino.

Un hombre se sube a la cúpula de San Pedro, en Roma, para protestar contra la política de recortes de Monti. Hasta tal punto llega la desesperación en Italia.

lunes, 1 de octubre de 2012

Ahora quieren enduecer al acceso a la prestación por desempleo.


A doña Fátima Báñez no se le ha ocurrido mejor cosa que, en plena crisis, cuando encontrar un empleo resulta una tarea poco menos que ilusoria e imposible, endurecer las condiciones para acceder a cobrar la prestación por desempleo. Se habla de que han tenido la feliz idea de que para que puedas acceder, primero consumas tus ahorros, si los tienes. En resumidas cuentas; para poder acceder a la prestación por desempleo tendrás que, literalmente, estar viviendo debajo de un puente y vivir de la caridad, sino, las diligentes lumbreras gubernamentales, en sus privilegiados cerebelos, llegarán a la conclusión de que eres rico, y claro, los ricos no pueden cobrar el paro.

No habrán tenido en cuenta, seguro que no, que lo que te dan de subsidio, en el caso de que tengas la mala suerte quedarte en la calle, es algo que tu has estado apoquinando durante el tiempo que has estado trabajando y cotizando. La misma palabra lo dice; seguro de desempleo. Es un seguro, al que tu contribuyes en función de lo que ganas, que nadie te regala, para que en el caso de que lo necesites puedas acceder a él.

Lo más lamentable de todo, es que los sindicatos; ¡Ay, los sindicatos!, estaban dispuestos a negociar la rebaja del tiempo que un cotizante puede estar cobrando la prestación. Actualmente es de dos años. Un auténtica bicoca.

Todo esto es de locos, cuando nos despertamos un día cualquiera con la noticia de que hay diputados cobrando dietas por desplazamiento  y manutención, cuando tienen tres pisos en propiedad en la capital de España; o vemos que goza de coche oficial, a todas horas, cualquier mindundi, no ya que sea "algo", sino cualquier mindundi que participe en una comisión parlamentaria. ¡Es increíble!

Y todavía hay gente que se extraña de que el personal, o una parte mínima de él, rodee el congreso. Si es que poco pasa; poquísimo.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Una imagen vale más que mil palabras: Rajoy y su puro.


Señoras y señores; tranquilos, la marca España está en buenas manos....
"¡Aleluya!
Alaba, alma mía, al Señor.
Alabaré al Señor mientras viva,
cantaré himnos al Señor mientras exista.
No confiéis en los príncipes,
ni en los humanos incapaces de salvar:
exhalan el aliento y retornan al polvo,
y ese día se malogran todos sus proyectos"
(Salmos 146, 1-4)

viernes, 28 de septiembre de 2012

La calle habla.



No soy amigo de manifestaciones, caceroladas, concentraciones, minutos de silencio, levantamientos de manos al grito de "estas son nuestras armas" y cualquier tipo de protesta callejera. Quien me conoce, sabe muy bien porque; por la cara de gilipollas que se le queda a uno, cuando pasados los días o los meses, llegan unas elecciones y vuelven a salir elegidos los mismos. Entonces uno se pregunta; "para qué, y se contesta a si mismo; "para nada, así que, nunca más".

Eso si; entiendo perfectamente que haya personas que, cabreadas, salgan a la calle a protestar, contra un gobierno que ha hecho justamente todo lo contrario de lo que prometió en campaña electoral, y de un presidente, que en un alarde constante de impotencia e inutilidad política, es capaz de decir a la ciudadanía que sus acciones al frente del ejecutivo son imposiciones foráneas, si con esa acción de salir a la calle va a vivir usted más tranquilo, adelante, porque que el político al que tú le has dado tu confianza te mienta, la verdad puede enervar al más cándido.

Entiendo que el personal, o una parte de él, salga a la calle porque no vea ya solución alguna a este lío, en el que nos han metido los políticos y los banqueros, espoleados por nosotros. Si quien te representa anda tan alejado de ti, tan por encima tuya, que es incapaz de tener un mínimo de empatía hacia ti, entonces es hasta cierto punto normal que las calles se llenen de desencantados.

No entiendo a cierta parte de los periodistas españoles, que en los días 25 y 26 pasados, se hayan atrincherado en posiciones tan radicales, tan en contra de que la gente salga a la calle a poner sobre la mesa su descontento. No se puede ser tan cínico, tan parcial, tan fariseo, tan hipócrita, al condenar una protesta callejera, cuando no hace mucho, muchos de los que hoy se rasgan las vestiduras en las tertulias del "TDT Party", iban pancarta en mano, al lado de los obispos, de dirigentes del PP o de las víctimas del terrorismo, cuya protesta callejera seguramente estaba cargada de razón en su momento, o tendrían poderosas razones los convocantes en aquel momento para llevarlas a cabo, por sentirse agredidos por las políticas llevadas a cabo, por el entonces presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero.

De todos modos, esto que está empezando a suceder en España lo hemos venido advirtiendo aquí desde hace mucho tiempo. Es tal la distancia que empieza a separar a unas clases de otras, que lo raro es que la protesta y la algarada no se hayan producido antes. Estas cosas suelen suceder cuando los de abajo empiezan a sentirse indefensos, frente al asalto al estado que están llevando a cabo los de arriba. La gente, como anunciamos aquí hace ya mucho tiempo, está empezando a salir sola a la calle, sin respaldo organizativo alguno, sin organización política alguna, detrás de ellos, y eso que aún no nos han rescatado. ¿Se imaginan lo que sucederá cuando nos rescaten?

A nuestro modesto entender, aquí hay dos caminos a tomar:
- Uno, es más democracia, más control ciudadano de los políticos y las instituciones, y más control de estos sobre los poderes económicos.
- Otro, es dejar las cosas como están, aceptar lo inaceptable, acatar las medidas leoninas impuestas desde fuera y esperar a que el país arda por los cuatro costados.

¿A cual se apuntan ustedes?

domingo, 23 de septiembre de 2012

La contabilidad de los horrores.




Nos han contado, y por eso lo creemos, que el estalinismo, el ultracomunismo, allá donde se impuso, en Rusia, en la Europa del Este, en Asia; ha sido el responsable de millones de muertes, de millones de deportados a campos de trabajo y/o reeducación, de millones de torturados, o simplemente, de que millones de personas hayan tenido que vivir obligados a trabajar en condiciones infrahumanas, a vivir hacinados en infraviviendas, explotados a cambio de un jornal mísero e insuficiente. Nos lo han dicho, y nos lo han demostrado, y nosotros lo creemos, porque lo hemos contrastado y comprobado, porque hay pruebas concluyentes de que el comunismo llevado al extremo puede resultar una ideologia criminal.

Nos han contado, y por eso lo creemos, que el nazismo mató a más de 6 millones de judíos, y a más de 2 millones de personas más de otras procedencias, entre antinazis alemanes, comunistas, socialistas, demócratas en general, homosexuales, gitanos...Los nazis obligaron, además, a millones de personas a trabajar como esclavos en sus fábricas. Esas personas procedían de los países que los nazis ocuparon, por la fuerza, ilegalmente, criminalmente. Nos lo han dicho y nosotros lo creemos, porque lo hemos contrastado y comprobado, porque hay pruebas concluyentes de que el nacionalismo exacerbado llevado al extremo puede resultar una ideología criminal.

Hoy en día, en Grecia, en Portugal, en Italia, en Irlanda, aquí en nuestra España, han aumentado el número de personas que ven en el suicidio la única salida a su situación. Ha aumentado, alarmántemente, el número de personas que vive miserablemente, hacinada en infraviviendas, rebuscando comida en la basura, obligados a trabajar por un salario miserable. Hoy, en todos estos países hay gente que ha tenido que emigrar, con lo puesto, con la incertidumbre en la maleta, fuera de su país. Hoy, en todos estos países hay gente a los que les han robado impunemente sus ahorros, que han sido estafados y engañados por entidades financieras, a todas vistas, respetables y respetadas. Hoy en estos países, gracias a estas circunstanscias, están creciendo las opciones ultranacionalistas o ultraizquierdistas, que tanto daño le han hacho a la humanidad a lo largo de la historia, que tantos muertos han dejado en el camino, que tanta sangre han vertido. Nos lo cuentan y nosotros lo creemos, pero es que además, nosotros lo vemos, a diario, en la calle.

Dentro de algunos años, no se si muchos o pocos, alguien lo creerá, porque nosotros se lo hemos dicho, cuando los instigadores y los patrocinadores de toda esta tragedia sean juzgados y encarcelados, y la humanidad llegue por fin a la conclusión, de que todas las ideologías llevadas al extremo, provocan muerte, miseria, explotación, esclavitud y desesperación, pero que hay una ideología sobre todas que sirve de espuela a las más radicales, esta es aquella que se permite patrocinar la caída de las barreras que pueden servir para contener el deterioro de la convivencia y mantener el equilibrio en las sociedades. Esa ideología, se llama liberalismo.

"El Señor es justo en todos sus caminos,
leal en todas sus acciones"
(Salmos 145, 17)

lunes, 17 de septiembre de 2012

in DEPENDENCIA

Qué no les engañen; la manifestación de la diada fue solamente una manifestación de tremendismo más del nacionalismo catalán. Ni Mas, ni los "pujoles", ni Durán son hoy independentistas cuando ayer no lo eran. Todo esto tiene mucho que ver con el vil metal, con el dinero, el poderoso caballero al que cantaba el poeta. Esta gente no se mueven por si solos si antes no los mueve alguien, y ese alguien es la oligarquía que desde hace siglos los sustenta y a la que sirven de perros guardianes. Qué no les engañen; este es un intento más de que algo cambie, para que todo siga como siempre.

 Cuenta la leyenda que hace años, a los nacionalistas catalanes de CiU, comandados por don Jordi Pujol, le dieron la idea de exigir para su tierra lo que en la transición se les dio a los vascos y, lo que ya gozaban los navarros desde hace tiempo: Un régimen foral en el que recaudaran todo y dieran lo que les sobraran al Estado, si es que sobraba algo. Cuentan que el bueno de don Jordi no quiso ni oir hablar de aquello y que lo descartó. La razón, sencilla: Si la cosa iba bien, económicamente hablando, se recaudaría, se repartiría y se mandaría al Estado la parte proporcional que le tocaba. Esto teniendo en cuenta lo que dice el refrán de lo que le sucede al que parte y reparte, no estaba nada mal. Perodon Jordi, con buen sentido, con "seny",pensó que si la cosa iba mal, el Estado se guardaría muy mucho de intervenir y por tanto de ayudar, y claro, una economía como la catalana, la primera del país, se podría ir al traste sin el colchón del Estado central, y claro, él sería el responsable. Así que el bueno de don Jordi dijo que "nones".

Pero he aquí que han pasado los años, España anda metida en la Unión Europea (Por ahora), ya no hay posibilidad de devaluar la moneda para ser competitivos y los nacionalistas ven con estupor como las antes boyantes empresas catalanas están cayendo ante la competencia exterior, sin posibilidad de hacer nada para remediarlo, porque como decimos España, Madrid, ya no es competente como antes, y claro, el dinero es cobarde, el dinero necesita más dinero para subsistir, el dinero está saliendo a raudales de toda España incluida Cataluña, con destino al resto de Europa, con destino a paraísos "fecales"....y con destino a la Comunidad Autónoma Vasca y a la Comunidad Foral Navarra. Si, amigos. Estas dos comunidades gozan de una situación parecida a la de países como Alemania o Francia, en vez de parecerse al resto de España, y el por qué es algo complicado de explicar, el por qué no tiene que ver con que los empresarios, los políticos y los ciudadanos del resto del territorio nacional sean más tontos, más torpes, más vagos y menos trabajadores. La razón es que estos dos territorios, País Vasco y Navarra, gozan de un privilegio foral por el cual cuentan con hacienda propia, autónoma por tanto para quitar y poner impuestos, autónoma por tanto para dotar de vacaciones fiscales a nuevas inversiones en estos territorios.

En definitiva; es como si País Vasco y Navarra pudieran devaluar, cuando los demás no podemos hacerlo, y claro, Cataluña, visto lo visto, también quiere un sistema así. ¿Y quién no?. Por lo tanto, repetimos; no se dejen engañar; aquí nadie quiere la independencia, bueno si; Tardá, Laporta, Guardiola y algún otro iluminadillo. Pero la oligarquía catalana, el empresariado, la burguesía de toda la vida, el "cacicato", ni quiere oir hablar del tema. Todo lo más; suelta correa y templa gaitas.

Pero no se vayan a creer, que el tema es grave a pesar de todo. La cosa está clara; ¿Iba a aguantar la economía española el que tres territorios (Más los que se sumaran con la excusa de las diferencias con el resto) tuvieran un régimen fiscal distinto de los demás? ¿Iban a aguantar los ciudadanos del resto de España esas dos varas de medir solamente para preservar la unidad del "imperio"? Igual eran los extremeños, o los andaluces, o los castellanos, los que rompían la baraja y pedían ellos el tan machacado referéndum para Cataluña y el País Vasco.

¿Ven la diferencia entre un país poblado por ciudadanos libres y un país atado a la "libertad" de los territorios que lo conforman? ¿Cómo se puede plantear siquiera esto que los ciudadanos tengan diferentes derechos y diferentes deberes, dependiendo del territorio donde habiten, hayan nacido, o de la lengua que hablen? Visto así, ese criterio debería trasladarse a la Unión Europea; ¿no?. No se dan cuenta de que no se puede convivir en un país que establece tal discriminación entre sus ciudadanos, que ya la diferencia que goza el País Vasco y Navarra es contraproducente con la libertad del individuo y que ahondar en el tema con la inclusión de Cataluña, no es más que ahondar más en los problemas que siempre ha tenido España, con respecto a la desigualdad entre sus ciudadanos.

Qué quieren que les diga; yo no quiero pagar ese precio, es más, me niego a pagar ese precio, solo por mantener una unidad en la que no gozaría de libertad y en la que sería visto como un ciudadano de segunda.

domingo, 16 de septiembre de 2012

"Que nuestros hijos sean en su juventud
como plantas frondosas,
y nuestras hijas como carátides,
modelos de palacios;
que nuestros graneros estén llenos,
rebosantes de frutas de todas las especies;
que nuestros rebaños se multipliquen a millares,
a miles y miles por nuestras praderías;
que nuestros bueyes vengan bien cargados,
que no haya brechas ni fugas,
ni gritos de alarma en nuestras plazas.
Dichoso el pueblo que tiene todo esto,
dichoso el pueblo cuye Dios es el Señor"
(Salmos 144, 12-15)

domingo, 9 de septiembre de 2012

La solución a la crisis.


Siempre he considerado a la ciudad de Las Vegas el templo del despropósito, un sitio construído en mitad de ninguna parte, miles y miles de metros cuadrados levantados únicamente para desplumar al primo de turno que todavía se cree que la banca no gana siempre, o al hortera casamentero en busca de la "original" boda vestido de mamarracho, a lo Elvis.

Como hemos entregado nuestra soberanía, nuestra capacidad de decidir y nos hemos echado literalmente en las manos del vil metal, los políticos de turno ni son capaces, ni les da la gana, de encontrar una manera de crear puestos de trabajo, que no sea la especulación salvaje, el pelotazo o la horterada filo yankee, incluídos en el libro de estilo del neo liberalismo ultra y asilvestrado, que reniega del equilibrio que lleva a las sociedades modernas a una convivencia justa y sin violencia.

Las salidas neo liberales a la crisis moral, económica, social y política, de esto que todavía llamamos España, son Barcelona World y Eurovegas. El megaparque temático catalán, liderado por el señor Bañuelos, el hombre que tuvo el dudoso honor de presidir la primera gran inmobiliaria que cayó víctima de la burbuja inmobiliaria, con un montón de víctimas colaterales dejadas en la cuneta. El segundo, Eurovegas, liderada por Mr. Adelton, hombre de negocios que levanta no pocas amores y odios por su manera de entender lo que es un negocio lícito entre los jueces y los policías de medio mundo.

Estamos ante un fracaso, una claudicación ante una manera de hacer las cosas que nos dice que no puede haber un equilibrio, un mejor reparto de rentas, una convivencia o un control democrático de ciertas actuaciones de dudosa moralidad. Además estamos ante una reiteración, un volver a tropezarnos en la misma piedra del ladrillo, de la especulación urbanística, de un crecimiento insostenible e insano, defendido con la excusa de la creación de puestos de trabajo, cuando todo esto apesta que apesta a castillo en el aire, a pelotazo de salgamos corriendo y maricón el último, a engaño de trilero de cuello blanco.

A veces, un paso atrás avanza más que quinientos pasos hacia adelante en el camino de la perdición; paso atrás que por supuesto no van a dar, porque todo esto está montado para que gane la banca, para montar infinidad de chiringuitos insalubres e infumables, para mayor gloria de la corrupción y el desenfreno. En los ochenta y noventa fueron los grandes eventos, olimpiadas, exposiciones universales de todo tipo o los grandes parques temáticos de entretenimiento; en la primera década de este siglo, fueron las grandes moles de metal, a cual más fea, que acogían centros culturales, auditorios, museos de lo más variopinto o simplemente alguna mega biblioteca que nadie usa o aeropuertos y lineas de ferrocarriles de alta velocidad, semi vacías; y en la segunda década de este, por ahora nefasto siglo XXI, se imponen los mega casinos, grandes centros de turismo y de ocio dirigidos a las grandes fortunas construídas encima del hambre y la miseria de millones de seres humanos repartidos  por todo el orbe. Centros de turismo y ocio, que serán copiados en toda la geografía patria y que serán objeto de deseo de todos los caciques autonómicos, como traca final a la implosión económica de España y a su insostenibilidad futura.

En el día de ayer, se decía incluso, que se habían recibido ya más de ochocientos currículums de solicitantes de un puesto de trabajo en Eurovegas. Leyendo esta noticia vino a mi memoria una frase que, cuentan que le dijo uno de sus más estrechos colaboradores a Adolfo Suárez durante la transición: "Es increible, Adolfo; este país lo aguanta todo". Así nos ha ido. Así nos va. Así nos va a ir.
"Señor, te estoy llamando, ven corriendo,
escucha mi voz cuando te llamo;
que mi oración sea como incienso en tu presencia,
que mis manos alzadas, la ofrenda de la tarde"
(Salmos 141, 1-2)

lunes, 3 de septiembre de 2012

La Culpa.

 

Se nos agotan las ideas, las palabras huyen de nuestras mentes, de nuestros ojos, de nuestras manos, para no ser estampadas negro sobre blanco, para no ser escritas, para no ser leídas. Pareciera que las propias palabras estuvieran hartas, cansadas de ser utilizadas por nosotros cada día para decir lo mismo. Somos ciegos, pero unos no unos ciegos cualquiera, somos unos ciegos especiales, somos unos ciegos que estamos asistiendo a la voladura controlada de nuestro mundo, del mundo que nos legaron nuestros padres y no somos capaces de reconocerlo, inmersos siempre en buscar culpables entre nosotros mismos.

Vamos por la calle, cada día,  más decrépitos que el día anterior, viendo los semi cadáveres de nuestros congéneres arrastrados por la crisis, contentos de que todavía esa crisis no se haya cebado con nosotros, buscando culpables entre los políticos, entre los ciudadanos que no votaron como nosotros, entre los demás países, entre los inmigrantes, entre los pobres, entre los ricos, entre los enfermos, entre los sanos, entre los viejos, entre los jóvenes. Siempre es el otro el que tiene la culpa.

Para algunos alemanes la culpa de todo la tienen los ciudadanos del sur de Europa, malos ciudadanos, vagos, malos trabajadores, avariciosos, amigos de obtener en lo prestado un atajo fácil para transitar hacia la calidad de vida y la opulencia. Para algunos españoles, griegos, portugueses e italianos, la culpa de todo la tienen los ciudadanos del norte de Europa, principalmente los alemanes, los cuales han prosperado gracias al endeudamiento del sur para comprar sus bienes y servicios, y sus créditos baratos amparados por el BCE y por la moneda única.

Unos y otros seguramente tengan su parte de razón. Y sin embargo, unos y otros erran. El árbol que nos impone la crisis diaria, el día a día de la deuda, las caídas y las subidas de cifras, las interminables siglas, los datos, los beneficios y las pérdidas, no nos deja ver el bosque de un sistema podrido, hecho para contentar a unos pocos, casi exclusivamente y, para apartar a la mayoría. Un sistema que da por bueno el que haya más de cinco millones de personas que estén fuera del sistema económico y no sean capaces de ganar dinero para sustentarse ellos y sus familias, es visto como normal. Ahí tienen ustedes la culpa de la crisis. Nos hemos vuelto todos locos, locos peligrosos además, unos locos capaces de ver como normal el que individuos como nosotros, unos más capaces, otros menos, tengan que alimentarse de la caridad pública, de los cubos de basura que hay en las puertas de los supermercados o de los comedores sociales de Cáritas.

Nos hemos vuelto todos locos cuando no somos capaces de ver la caída, más pronto que tarde, de un sistema económico basado en la depredación de los recursos, en el crecimiento infinito y en la humillación de unos seres humanos por otros. "Bienvenido al club" o " a buenas horas sale éste con eso" dirán aquellos de ustedes que lleven años viendo esta situación. Otros dirán que siempre hubo pobres, siempre hubo comedores de Cáritas, y mendigos a las puertas de los supermercados repartiéndose los despojos del hiper consumo. Si, eso es verdad, y siempre era el otro el que estaba allí, buscando comida, pero es que ahora, nos ha llegado el turno a nosotros, a uno de nuestros hijos, a uno de nuestros nietos, a nuestro sobrino o sobrina, a nuestro hermano o hermana, a nosotros mismos. Nada como sufrir la crisis en carne propia para darnos cuenta de que si, de que hay crisis y de que esa crisis es muy dura. Ya no es el otro, el mendigo que veíamos a la puerta de alguna iglesia, del inmigrante que veíamos a la puerta de algún comedor social. No; ahora somos nosotros. Ahora ha empezado la crisis de verdad. Ahora nos damos cuenta de que hace años alguien nos lo decía, pero claro, quién le hacia caso, porque en definitiva, el pobre, el miserable, el que estaba fuera del sistema, era siempre el otro.

Ahora, cuando truena nos damos cuenta de que hay que hacer algo, lo que sea. Vemos un señor llamado Sánchez Gordillo, con su pañuelo palestino, su melladura, su barba de talibán, denunciar el hambre y la desigualdad, y lo aplaudimos. Y quién no lo aplaude. Vemos a Ruiz Mateos chotearse del sistema, alegando que lo han engañado, prometiendo que pagará a todos los incautos que creyeron en él y compraron sus pagarés al 8%, y lo insultamos. Y quién no lo insulta. Y no comprendemos que esto no viene de hace dos días, ni tres, que viene de hace treinta años, y que hace treinta años, Sánchez Gordillo ya estaba allí, denunciando, con sus ideario, que no es de este mundo, con su utopía, con su demagogia, con su parte de razón y, que Ruiz Mateos ya estaba allí, intervenido por un gobierno socialista, vestido de Superman, y de chulapo, saliendo elegido eurodiputado, recibiendo insultos y parabienes, como ahora. Todo viene de lejos, todo es repetitivo, todo estaba montado para que unos depredaran y otros fueran depredados, lo que pasa es que la parte peor siempre se la llevaban los pobres, los desarrapados, los mendigos, los que eran echados fuera del sistema o se autoexcluían ellos solitos, y ahora somos todos. Ni más ni menos.

domingo, 2 de septiembre de 2012

"Yo se que el Señor hará justicia a los humildes
y defenderá el derecho de los pobres.
Los que practican la justicia alabarán tu nombre,
los que practican el derecho vivirán a tu lado"
(Salmos 140, 13-14)

lunes, 27 de agosto de 2012

Tontilandia Show: El Ecce Homo.


Yo nací y me crié en un pueblecito muy pequeño de la provincia de Badajoz. Ese pueblecito, contaba, todavía cuenta, esperemos, con una iglesia parroquial. Un templo perteneciente al románico tardío, con una portada renacentista mirando al sur, y una portada manierista mirando a poniente. En los años sesenta del pasado siglo, el templo amenazaba ruína. Hubo un párroco en el pueblo que tuvo la feliz idea de restaurarlo. Para ello no crean ustedes que trajo a un experto restaurador, ni nada por el estilo, no; para hacer la restauración, e imagino que una vez el buen hombre hubo recaudado entre las distintas administraciones de la época y el obispado, y algún que otro particular creyente y practicante, generoso y pío y con la buchaca abultada, se puso manos a la obra. Se cargó el campanario de la iglesia reduciéndolo, haciéndolo más pequeño, un pegote modernista, con azulejos blancos y negros en su cúpula, encima de las piedras casi milenarias de la iglesia, en las zonas de la fachada donde estas amenazaban venirse abajo, decidieron darle una capa de cemento, siendo el resultado de lo más catastrófico. De la arcada interior, de piedra, solo se salvaron del "cubrimiento" con cemento, los arcos de crucería del ábside donde se encuentra el altar mayor. El suelo fue cubierto con un terrazo muy de la época, modelo tipo suelo estándar de cocina de bloque de pisos de ciudad dormitorio, o modelo desarrollismo años sesenta, vamos. Pasados cuarenta años de aquella barrabasada, se efectuaron algunas obras en la iglesia, tendentes a remediar la aparatosa humedad que invadía las paredes. Picando que te pica, ¡tachán!, aparecen unos frescos que al párroco titular en los años sesenta le debieron parecer sustituibles y mandó, el buen hombre, que se tapiaran, hasta principios de la década pasada que fueron redescubiertos. Al día de hoy, ahí andan, a la espera imagino de que el estamento competente mande a alguien a ver que se puede hacer con ellos.

En Borja, Zaragoza, en estos días ha saltado a la actualidad nacional e internacional, la "restauración" llevada a cabo por una anciana octogenaria de la localidad, de unos frescos estampados en las paredes de una iglesia. La buena mujer, aficionada a la pintura, pintora en sus ratos libres, parece ser pidió permiso al párroco de la iglesia para ver si se podía remediar el deterioro creciente y evidente de uno de los frescos. El resultado salta a la vista. La repercusión ha sido internacional, y ya hay en Internet un grupo, que con el humor "paletoide" que caracteriza a una parte de la población patria, está pidiendo que se deje la pintura como está, el ayuntamiento de la localidad se frota las manos e incluso, imaginamos que con sus gobernantes municipales al frente, ha tenido la feliz y brillante idea, propia por otro lado de alguna mente despejada y preclara, de registrar la marca "Ecce Homo", o esa es al menos la información que da algún diario digital en sus páginas. La que lo está pasando mal, muy mal, con todo esto es la buena anciana que se puso manos a la obra y se metió a restauradora con el beneplácito parroquial. Argumenta la buena mujer que el trabajo no está todavía concluido, y que el asunto ha sido exagerado enormemente.

El problema no es el Ecce Homo de Borja, o la iglesia parroquial de mi pueblo. El problema es cuantos Borjas y cuantos pueblos como el mío hay en España, en manos de quién está el patrimonio nacional, el problema es cuántas actuaciones ha habido y hay, al día de hoy en día en España, movidos, si, por un afán de ayudar y de restaurar con el mínimo coste posible, no cabe duda, conla mejor intención, estamos seguros, pero con el peor de los resultados. El problema es cuánto dinero de las arcas públicas, del Ministerio de Cultura, de las Consejerías de Cultura de las distintas "autononuestras" va a parar a auténticas chorradas, mientras que el patrimonio nacional, el de todos, depende del criterio y la mejor intención de una ancianita aficionada a la pintura y de un cura de pueblo al que la pintura en cuestión se la traiga floja (Con perdón), porque lo que quiere es que el techo de la parroquia no se le llueva en invierno o, lo que sería aún peor, se caiga alguna viga el la cabeza de algún fiel creyente mientras enciende una vela a Santa Rita.

Cuánto dinero público vemos irse por el sumidero, empleado en obras faraónicas para mayor gloria del ocupante de la poltrona en esos momentos, mientras monumentos hístóricos, de mayor o menor enjundia, testigos de la historia de este país, se caen por obra y gracia del tiempo, de la molicie y de la insensatez gubernamental. Además todo ello reído como si de una gracia se tratara por una parte del vulgo que se asiste, "infantiloide" perdido, divertido, a estas situaciones, en vez de indignarse con sus políticos, o con los responsables de permitir estos desaguisados, que son incapaces de conservar un legado que ha llegado hasta nuestros días y, que de seguir así, dudo que lleguen hasta los días de nadie más.

Es curioso que los políticos que nos desgobiernan, ora PP, ora PSOE, estén siempre preocupados por la marca España, por el que dirán de nosotros por tal o cual circunstancia menor, y no se preocupen cuando estas cosas salen a la luz y dan varias vueltas al globo terraqueo, para nuestra vergüenza. Es muy curioso.