Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 17 de marzo de 2012

Sintomas de una democracia fallida: La libertad de prensa.


En España no hay libertad de prensa. Ya lo hemos reseñado en otras ocasiones. Prensa escrita, diarios de ámbito nacional y provincial, agrupados en grandes grupos de comunicación, mediáticos, amansados por el poder, cómplices de ese poder, suaves con la oligocracia que los alimenta con contratos millonarios de publicidad. No; definitivamente en España no hay libertad de prensa, normal por otro lado, ya que tampoco hay una democracia.

El poder político que emana del poder oligárquico que rige esta democracia fallida, concede a dedo, las licencias para poder emitir, regionalmente, a través de la radio y de la televisión o a través del nuevo sistema de TDT (Televisión Digital Terrestre). Esto es insólito en una democracia. La radio y la televisión, podrían considerarse algo así como la prensa hablada. No entendemos por tanto que, si alguien puede sacar un periódico escrito a la luz, no pueda, sin embargo, sacar un periódico hablado, una emisora de radio o televisión, sin la autorización previa para ocupar una franja del espacio radio-televisivo, por parte del poder imperante en cada Comunidad Autónoma.

En teoría, solo en teoría, estos poderes sátrapas que imperan en cada región, tienden a que el espacio radio-televisivo existente en sus territorios, sea plural. Pero esto sólo es en teoría. En el engaño de la pluralidad, existe la posibilidad del tres a uno; esto es, por cada medio de comunicación contrario a las tesis imperantes y por lo tanto libre, que el poder, como gesto de cara a la galería, conceda; concederán siempre tres licencias a tres medios de comunicación afines. Lo dicho; inaudito en una democracia.

Luego está la presión oligocrática, la cual concede numerosos y jugosos contratos publicitarios a los grandes grupos de comunicación, los cuales, o no informan bien, sobre la mala práctica económica de la oligarquía, en ámbitos económicos y laborales, o sencillamente, ni informan. Así, comprobamos como las acciones tendentes al monopolio en ámbitos como, los propios medios de comunicación, el comercio, las telecomunicaciones o la energía, no son en absoluto ni denunciadas, ni mencionadas por los medios de comunicación social.

Por supuesto, unido a ese apagón informativo con respecto a las malas prácticas de la oligarquía, esté el apagón informativo o, en el mejor de los casos, la tergiversación interesada, de las malas prácticas democráticas de la clase política. Así; la falta de democracia interna de los partidos, la falta de democracia de las instituciones, la nula participación ciudadana en la política, la corrupción generalizada que emana de la misma y la no respuesta política a los intereses de la mayoría, o no son denunciadas por la prensa o, son denunciadas como mera arma política de desprestigio interesado de, una persona concreta o de un conjunto de personas.

Este y no otro es el panorama de libertad y de democracia que existe en nuestra España. Una España que va hacia el desastre, que va hacia su desaparición efectiva, mientras en los medios de comunicación se premia la ocultación de ese desastre, o la tergiversación del mismo, de manera cainita, recurriendo a la tertulia de café realizada por individuos, de dudosa catadura moral, sicarios a sueldo, putas viejas de la palabra que nunca han de morder la mano que les da de comer y, que si alguna vez lo hacen, será porque esa mano, se cansó de darles de comer, porque en definitiva, el destino de las putas viejas, de las meretrices de mancebía barata, es la calle y el olvido.

No hay comentarios: