Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 30 de abril de 2012

Esperando al séptimo de caballería.


No sé que es peor; si que nos mientan o que nos oculten las verdad. Hollande, ahora resulta ser la gran esperanza blanca. El general Custer que al mando de su séptimo de caballería, va a entrar en escena, a golpe de corneta tocando a carga, cuando más lo necesitamos, cuando nos hemos atrincherado en el círculo de carretas a resistir los embates de los indios.

El árbol, una vez más no nos deja ver el bosque. Creemos, infaltilmente, que esto que estamos sufriendo lo ha diseñado Frau Merkel. Para ponerle un toque cinéfilo, nos podemos imaginar a doña Ángela, en un reservado de una cervecería muniquesa, junto a Monsieur Sarkozy, poniendo banderitas sobre un mapa de Europa. No nos damos cuenta de que Frau Merkel es solamente un peón de brega, que una vez utilizado, una vez consumido, irá al cementerio para elefantes donde van los peones de brega inservibles.

Todo esto ha sido prediseñado hace años. Todo ha sido inducido. Todo empezó con la idea que tuvo alguien de crear una moneda única en Europa. Esto es un experimento socio-económico como otro cualquiera. El objetivo estaba claro. Nada como comprar las atribuciones de los estados, para ostentar un poder absoluto, pero sin pasar por las urnas ni dar cuentas a nadie. Sanidad, educación, pensiones, transportes, comunicaciones,.puertos, aeropuertos. Monopolios varios que de caer en las manos adecuadas, darían pingües beneficios, así que se pusieron manos a la obra.

Primero había que hacer que quebrara el sistema, así que le dieron a la máquina de hacer billetes, le dieron crédito a todo el mundo, Estados, bancos, empresas, particulares, Comunidades Autónomas, municipios grandes, medianos y pequeños. Todo era posible en el país de nunca jamás. ¿Qué un mileurista no puede tener un Mercedes? ¿Quién lo dijo? Y un ayuntamiento pequeño puede tener un un polideportivo con pista de padel y piscina climatizada, y un gimnasio con sauna y jacuzzi. Todas las capitales de provincia podían aspirar a tener un aeropuerto, como Madrid, Barcelona o Londres. El crédito lo daba todo.

Así que lo consiguieron. Consiguieron que los Estados se endeudaran, Grecia, Portugal, Irlanda, Las Españas, todos. Todo quebraría y ellos lo sabían porque lo habían diseñado. Y quebró todo. Y se vinieron abajo los sueños de toda una generación. Ya no había Mercedes, ni polideportivo con pista de padel, ni gimnasio con sauna y jacuzzi, ni piscina climatizada, ni aeropuerto. La realidad se impuso, una vez más. El crédito, como todo en esta vida, no era infinito.

Pero todo quedó donde ellos querían que quedara. Nadie, empezó a conocer a nadie. La desconfianza creció. La confianza cayó. Los gobiernos de las naciones europeas, comandados por una panda de indeseables, nefastos e inútiles sin escrúpulos y sin dos dedos de frente, empezaron a dar palos de ciego. Hasta ahora.

Pero como no aprendemos, creemos que unas elecciones en Francia ganadas por el líder del Partido Socialista del país vecino, nos va a devolver a un tiempo de bonanza. Nada más lejos de la realidad. Si Hollande gana las elecciones en Francia, lo más seguro es que haga como nuestro Mariano y se pliegue ante la voz de su amo. Nada va a cambiar tras la victoria de Hollande si es que gana.

La única esperanza en el horizonte es el del 19% del electorado galo que ha optado por Marine Le Pen y su defensa de la nación francesa. La única esperanza es Holanda y el pequeño triunfo de Geert Wilders. Partidos de este corte se están haciendo con cotas de poder, también en Dinamarca, Suecia, Finlandia o Austria y, se prevé que se hagan también un hueco en la arruinada Grecia. Los ciudadanos de estos países les están mandando un mensaje claro a los políticos.

¿Se darán estos por enterados o nos seguirán mostrando una vez más el gran árbol que nos impide ver el bosque? ¿Seguirá buena parte de la ciudadanía esperando al General Custer-Hollande mientras resisten contra los embates de los indios? Veremos.

No hay comentarios: