Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 6 de junio de 2012

Somos unos monstruos.


Somos unos monstruos, de eso no hay duda alguna. Quizá inducidos desde fuera, quizá no, el caso es que el diligente gobierno que hemos tenido el acierto y el honor de elegir hace unos meses, para vender confianza a los desconfiados que la necesiten, no se le ocurrió nada mejor que patrocinar el cambio de patrón en Bankia, y que el equipo entrante, con Goirigolzarri a la cabeza, confesara los pecados del equipo saliente, con Rato a la cabeza. Resultado: 19000 millones de euros más de lo previsto es el agujero.

Parece ser que a alguien se le ocurrió la feliz idea de airear de manera ejemplarizante los pecados de Bankia, para hacer ver a los incrédulos mercados que si, que nos estábamos ocupando de la mamandurria bancaria y que teníamos la situación controlada. Y va y salta todo por los aires; 23000 millones de euro de nada es el agujero. En Berlín, en Bruselas, en París, en Cuenca, saltaron las alarmas como podrán ustedes suponer. Por toda la geografía de la Unión empezaron a preguntarse si Bankia era la primera y la única o solamente era la punta del iceberg. ¡Somos unos monstruos!

Ahora, desde Europa nos conminan a aceptar el rescate. -Rescate ¿Qué rescate?- decimos -¿Quién necesita ningún rescate?- Continuamos diciendo. En Europa están que no viven en si. Igual aceptan un rescate de las entidades bancarias, solamente, pero hay algunos problemas, digamos de confianza:
a) Necesitan saber cual es el agujero real de la banca española.
b) Tenemos 17 satrapías autonómicas e infinidad de ayuntamientos, a cual más gastones.
Así pues no se fían de nosotros, aunque seamos unos monstruos.

Pero como éramos pocos, parió la abuela. En Chipre dicen ahora que sus bancos están aquejados de la misma enfermedad que nosotros. Debe ser el bendito padre Mediterraneo que nos hace así.

¡Monstruos; qué somos unos monstruos!

No hay comentarios: