Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 30 de julio de 2012

Crédito dependientes.


Es increible el grado de cinismo y mala leche que se pueden llegar a gastar algunos en estos momentos en España. Los mismos que patrocinaban no hace mucho el crecimiento a crédito, cínicamente andan diciendo ahora que "vivíamos por encima de nuestras posibilidades, y claro..."

Si, vivíamos por encima de nuestras posibilidades, y los particulares y las empresas se endeudaron más de lo que cabría desear. Pero es que se lo pusieron a huevo, o mejor dicho, era la única opción que tenían, pues a sus señorías, y a sus "asesores", no se le ocurrió mejor forma de andar por la vida que entrar por el aro del euro, una supermoneda, hecha a la imagen y semejanza de Alemania, con unos tipos de interés ridículos, para que nadie ahorrara y se endeudaran una, y otra, y otra vez. El negocio no era ya el crecimiento en si, el negocio era el crédito, y lo sigue siendo.

Qué España pide un rescate bancario; ¡bien!, pero que avale el crédito el Estado Español. Que se endeude más. Ese es el gran negocio, por ahora, un negocio fácil, la usura, la de toda la vida. Así pues, España, nuestra España, tendrá que dedicar cada vez más parte de su presupuesto a pagar los intereses, parte del presupuesto que tendrá que quitar a gastos sanitarios, sociales, educativos, o a gastos productivos, para pagar unos intereses que cada vez irán más en aumento. Así, poco a poco, estrangularán al Estado hasta que este no pueda más, y privatizarán servicios, y echarán funcionarios a la calle, y la economía no crecerá, pero dará igual, porque a los prestamistas les irá de cine, ganarán millones, mientras el Estado atienda antes su deuda con ellos, antes que a las necesidades de sus ciudadanos. Y al final, cuando nos demos cuenta de que todo esto fue un lamentable error, será tarde, porque todo estará ya perdido, todo dará ya igual.

Por ello, sería bueno que se fueran preparando para el próximo rescate total de España, el cual, se llevará a cabo en próximas fechas. Se habla de 300.000 millones de euros. Algunos, los escépticos, niegan que haya dinero para rescatar a España, que esa cifra es muy grande, que España no es Grecia, que es un país cuatro veces más grande, etc, etc. Todo eso está muy bien, pero lo harán. España será rescatada, dentro de poco, si es que no se está llevando la cosa a cabo mientras escribimos estas lineas, porque en definitiva, el negocio, ahora mismo, es ese: Llevar países al borde mismo del abismo para luego hacer de bomberos y rescatarlos, y hacerse con su economía.

Ya ven; no hacen falta ya ejércitos para invadir un país. Con unos cuantos financieros sin escrúpulos y unos cuantos políticos títeres, la cosa está hecha en poco tiempo. Es curioso, el hecho de que ya no se utilicen ejércitos para invadir un país no exime al atacante de dejar unos cuantos cadáveres por el camino y de dejar bastantes vidas rotas. Hace unos días veía a un anciano griego decir por televisión que el había vivido una situación similar durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los nazis los invadieron.

La gente se pregunta que pueden hacer ellos ante tanto atropello. Es difícil contestar a esto. Quizá ir haciéndose cada vez menos crédito dependientes, ahorrar, aunque sea sin muchos incentivos y en próximas citas electorales elegir a sus representantes con un poquitín más de cabeza. Quizá para todo esto sea tarde. Siempre nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena, dice el refrán, pero que quieren, somos simples humanos, igual por cierto que los hijos de puta que nos intentan quitar la libertad y que intentan ponerse las botas a cuenta nuestra, por lo cual podemos entender que sus planes, al igual que nuestras perspectivas pueden estar equivocados.

Esto no puede durar mucho más. No va a durar mucho más. La crédito dependencia tiene sus días contados. Ahora bien, debemos estar alerta porque los malos intentan sustituir el crédito por la privatización de los servicios, porque ya saben que en definitiva, toda la culpa la tiene el escamoteador y metomentodo Estado, que nos quita los impuestos, y aquí de lo que se trata es de no pagar impuestos, de cargarse al Estado, y de vivir en el paraíso Calvinista del "si quieres puedes, depende de ti". Una doctrina que le dice a los pobres lo que los ricos quieren oir, "el culpable de su pobreza es usted y su torpeza y su incapacidad, por ello, usted debe ser eliminado del sistema". Ya saben, lo que viene a ser la doctrina nazi de toda la vida.


domingo, 29 de julio de 2012

"Por mis hermanos y compañeros,
diré: La paz esté contigo.
Por la casa del Señor, nuestro Dios,
te deseo felicidad"
(Salmos 122, 8-9)

martes, 24 de julio de 2012

La Frase: Esperanza Aguirre.

"Se tienen que acabar las subvenciones, los subsidios y las mamandurrias"....

Esperanza Aguirre.......consejos vendo.....pero para mi no tengo.....

lunes, 23 de julio de 2012

País inviable.


Un amigo mío, británico, me preguntaba hace tiempo por el uso horario español; cómo íbamos una hora por delante de Reino Unido, Portugal y Marruecos, cuando el meridiano de Greenwich, el meridiano 0 pasa por nuestro país y nuestra hora tendría que ser la misma que la de estos países. Le contesté que no lo sabía, aunque suponía que sería o por intereses políticos, o por seguidismo europeo. No en vano, aquí en las España tenemos la misma hora que tienen en Berlín. Este amigo se quedó a cuadros con mi contestación. No volvió a preguntarme nada más sobre las muchas sorpresas que le salían al paso en un país tan complicado como España.

Lo de la hora, en si, puede ser lo de menos. Total para lo que producimos, qué más da una hora más que menos. En otro país sería un asunto capital, de interés nacional, aquí no. Aquí tenemos motivos para preocuparnos mucho más de otras cosas. Somos inviables como país y cada día más, lo empezamos a ser como sociedad. Escribo esto, cuando el Estado Español está a punto de ser intervenido por las instituciones internacionales, cuando nuestros muchos pecados están a punto de pasarnos factura. Cuando los ciudadanos están empezando a salir a la calle, sin nadie que los organice, pues las organizaciones político-sindicales hace tiempo que han pasado a formar parte del problema.

Somos un país inviable, con un edificio del Congreso de los Diputados blindado por la policía, con un gobierno en precario a pesar de haber obtenido una cuantiosa mayoría absoluta hace tan solo ocho meses, con varias comunidades autónomas a punto de ser rescatadas porque no tienen dinero ni para pagar su gasto corriente.

Fuera de nuestras fronteras alucinan con nosotros. No comprenden que un país con unos 45 millones de habitantes se permita el lujo de mantener abiertos 49 aeropuertos, el doble que muchos países que nos doblan en población, y aún más, que el tráfico de esos aeropuertos sea subvencionado con dinero público, mientras no hay dinero para pensiones, para mantener quirófanos abiertos o para pagar médicos, policías o bomberos. Fuera de nuestras fronteras no comprenden como nuestra capital, Madrid, puede seguir manteniendo su candidatura para la celebración de los juegos olímpicos del 2020, mientras que no tiene dinero para pagar a sus funcionarios, su sistema de transportes o su sistema de recogida de basuras, por poner algunos ejemplos. No se comprende como nos podemos permitir el lujo de la cantidad de políticos, instituciones que no sirven para nada, altos cargos nombrados a dedo, empresas públicas inservibles y un largo etcétera de chupócteros, mamando de la teta de los impuestos, mientras no hay dinero para el gasto corriente y moliente.

Fuera de nuestras fronteras no comprenden nada de esto, no nos prestan dinero o, si nos lo prestan lo hacen a un interés ruinoso. Fuera están viendo como nuestro egregio presidente, Rajoy Brey, está metiendo la tijera en donde no debe, dejando sin tocar la parte de la administración donde si debería meterla. Como no lo comprenden, no se fían de nosotros. Preveen lo peor.

Aquí, mientras, el gobierno no toma medidas creíbles, o si las toma, las toma tarde y mal, y siempre a beneficio de los mismos. España, amén de ser inviable, es el país burbuja, la especulación se extiende por muchos sectores. A la burbuja de los parques temáticos, a la inmobiliaria, a la aeroportuaria subvencionada, a la ferroviaria de alta velocidad, unan ustedes la de los centros comerciales. En los últimos años, las ciudades españolas, grandes, medianas y pequeñas, se han visto cercadas por miles de metros cuadrados de hormigón y metal, destinados al comercio. Como han construido, y construido, y construido, sin medida alguna, todas esas grandes superficies se han vuelto inviables. De ahí la ley que permite abrir al comercio todos los domingos del año. Los políticos, una vez más han acudido en ayuda de los especuladores a salvarles el culo, y una vez más van a errar. Ya les digo yo que vayan preparándose para el cierre y la quiebra de muchas de estas superficies, socavando mucho más el crédito y la solvencia de muchas entidades bancarias, pequeñas, medianas y grandes, atrapadas en esta burbuja. Al tiempo.

Ya ven, lo del uso horario es y debe ser una mínima preocupación para nosotros. No se si mi amigo británico llegará a leer esto. Creo y espero que si. Eso si, creo que no llegará jamás a entendernos. Normal, por otro lado.

domingo, 22 de julio de 2012

"El Señor te guardará de todo mal,
Él guardará tu vida;
guardará tu partida y tu regreso,
desde ahora y por siempre"
(Salmos 121, 7-8)

lunes, 16 de julio de 2012

Legitimidad o legalidad.


Son muchas las voces críticas con los que abominamos de la actitud del gobierno presidido por Rajoy Brey. El argumento de estas voces críticas es que el Partido Popular está legitimado en las urnas por la mayoría absoluta que los españoles le concedieron el pasado 20 de noviembre del pasado año. Tendrían razón si el Partido Popular con su presidente al frente estuviera cumpliendo escrupulosamente todos y cada uno de los puntos incluidos en su programa.

El PP, prometió no subir los impuestos, no retirar prestaciones a los parados, no tocar el sueldo de los funcionarios, no tocar las pensiones, regenerar la vida política española...Todo esto y muchas cosas más, es lo que Mariano Rajoy Brey propuso a los españoles en la pasada campaña electoral. Sólo ha tardado ocho meses en incumplirlo.

Y es que algunos confunden legalidad con legitimidad, cuando no es lo mismo. El gobierno de Rajoy Brey, efectivamente es legal, faltaría más, pero ha perdido toda la legitimidad que le dieron los 11 millones de votos que obtuvo en las elecciones pasadas, al mentir durante la campaña electoral y al incumplir la palabra dada. Pero sobre todo, el gobierno de Rajoy Brey, pierde toda la legitimidad cuando reconoce a viva voz, en la que tendría y debería ser la casa de todos, en el Parlamento nacional, que tiene las manos atadas, que no es libre para hacer la política que debiera hacer, y que la misma viene dictada desde fuera.

El discurso de Rajoy Brey ante la cámara, si apartamos del mismo el aplauso entusiasta de su bancada y el "que se jodan" de la señora Fabra, tuvo una importancia histórica, sin igual, pues el interfecto reconoció lo que muchos venimos sospechando desde hace años; que en España no hay libertad. Esta circunstancia nos la ha confirmado, además del discurso de Rajoy Brey, la expulsión de las filas del PP de su senador por León, don Juan Morano, el cual puso de manifiesto su disconformidad con la política llevada a cabo por el gobierno de su partido en el asunto de la minería. El que el señor Morano hiciera uso de su libertad al criticar a su gobierno, no gustó nada y en seguida fue castigado y conminado a abandonar la disciplina de su partido, lo cual no es de extrañar, si tenemos en cuenta que "gozamos" de unos parlamentarios y unos senadores que votan a la voz de ya, dada por el "jefe de bancada" de su correspondiente formación política, circunstancia esta, la mar de democrática.

Echamos en falta actitudes como la del ex Primer Ministro griego, Yorgos Papandreu, que tras ser conminado por Bruselas a imponer a su pueblo medidas similares a las impuestas por Rajoy Brey al pueblo español, se negó, dimitió y amenazó con convocar un referéndum para que el pueble griego opinara al respecto. Nos puede caer mejor o peor el señor Papandreu, pero hay que reconocer que, los tuvo bien puestos, se curó en salud y tuvo una actitud intachable en este asunto.

En nuestra humildísima opinión, Rajoy Brey, después de reconocer su incapacidad para tomar decisión alguna, el pasado jueves, debería de haber dimitido y, o bien debería de haber convocado elecciones,  o anunciar un referéndum para preguntar a los españoles sobre las medidas impuestas por Bruselas.

Si, lo sabemos, esto nunca pasará, y menos aquí en nuestro país, donde no hay democracia, insistimos, donde somos víctimas de las acciones de una casta parasitaria. Pero como decía aquella canción que se hizo tan célebre durante la falsa transición; "si no la hay, sin duda la habrá".



domingo, 15 de julio de 2012

"He vivido demasiado tiempo
con gente enemiga de la paz;
yo soy la paz; pero si hablo,
ellos son la guerra"
(Salmos 120, 6-7)

jueves, 12 de julio de 2012

Una imagen vale más que mil palabras: Actitudes.


Esta imagen corresponde a la ministra italiana de trabajo, doña Elsa Fonero, que en meses pasados tras anunciar a sus conciudadanos los recortes que iba a tener que imponerles, rompió a llorar en medio de la rueda de prensa. Un actitud, humana, de persona de bien si quieren, de persona con sentimientos. Qué quieren, los seres humanos somos así; tenemos sentimientos que de cuando en cuando afloran. 


Esta segunda imagen corresponde al día de ayer en el Congreso de los Diputados, en ella podemos ver al equipo de gobierno de Mariano Rajoy, sonriendo y aplaudiendo a su líder, tras haber anunciado este recortes más duros que los anunciados por la ministra italiana Elsa Fornero en su país, en meses pasados, como se puede apreciar en la primera foto.


Juzguen ustedes mismos....


miércoles, 11 de julio de 2012

Una imagen vale más que mil palabras: ¿Por qué aplauden?


 La bancada del Partido Popular aplaudiendo hoy a Mariano Rajoy, después de haber anunciado éste la subida del IVA, los recrtes a los funcionarios y el recorte de prestaciones a los parados, amén de otras medidas encaminadas a cargar con la crisis en los hombros de los más desfavorecidos. ¿Qué aplaudía esta gente? ¿Por qué aplaudía? ¿Puro y simple "hooliganismo"?...
Ustedes mismos. 

lunes, 9 de julio de 2012

El cuñao.


Corría el año 1990. La salida laboral en la Extremadura de aquella época no ha cambiado mucho de la de esta: el campo, un puesto en los pírricos sectores servicios o industriales de la región, o el concurso oposición a algún puesto de funcionario, bien sea de la Junta, bien sea de los organismos estatales presentes en aquella tierra, tan añorada por mi. Opté por presentarme a una oposición para un puesto de subalterno en un organismo estatal, de cuyo nombre no me da la real gana de acordarme. Si aprobaba, tendría trabajo durante un año, con dos pagas extraordinarias, vacaciones y trabajo de lunes a sábado. Un lujo, vaya.
Me presenté al examen con cara de pardillo, sin experiencia alguna en aquellas lides. Mientras fumaba un cigarrillo tras otro en la antesala del aula donde se celebraba el examen, antes de entrar al mismo, un chico, veterano en presentarse a aquella y a otras oposiciones, me pidió un cigarro y fuego. Empezábamos bien. El pedigüeño me preguntó si era la primera vez que asistía a aquel examen. Aquellas plazas no eran fijas y se sacaban a concurso todos los años. Contesté que si, que era la primera vez. -Tranquilo- me dijo, -si total, aunque apruebes no vas a entrar. Vamos, tienes que tener, o enchufe, o mucha suerte-
Aquello me tranquilizó sobre manera. La fe que tenía puesta yo en aquel examen era mínima, cosa que confirmaron las palabras de mi compañero pedigüeño, el cual continuó diciéndome:
-¿Ves aquella chica rubia de allí? Aquella aprueba seguro, y aquel del bigote, aquel también, y aquel otro alto, ese también. Esos aprueban todos los años.
Hice el examen y no aprobé. Mi compañero de fatigas, tampoco. Un día, meses después me lo encontré por la calle, tras saludarnos y sacarme el cigarrillo de rigor, le pregunté porque se había presentado si sabía que no iba a aprobar habiendo tanta gente enchufada; -Joder- me dijo, -¿Y si este año hubiera habido menos enchufados? Igual hubiera habido un hueco para mi. Por intentarlo, que se pierde-.

Seguramente ustedes a lo largo de sus vidas han llegado a cruzarse en sus caminos con el cuñado, con el primo, con el hermano, con el sobrino, en definitiva, con el enchufado. Lo que es difícil de digerir es que el cuñado, el enchufado de turno, amén de ocupar los oficios de celador, de subalterno, de bedel, aupado por el marido de la hermana, o la mujer del hermano, ocupe también puestos de responsabilidad y se haya hecho con la subsecretaría de la subsecretaría, que vegete en puestos de cierta enjundia, bien pagados, aupados por ese hermano político, ese tío, ese primo, ese hermano, ese amigo, aupado este a su vez por el poder de las urnas, y por la buenas intenciones de los votantes.

Podríamos creer que la empresa privada en esta nuestra España se encuentra libre de la presencia del cuñado. Nada de eso. El cuñado de turno, vegeta también, desde los peldaños más bajos a los más altos. Miren sino la pléyade de nombres; hermanos, hijos, sobrinos, cuñados, de altos cargos políticos ocupando puestos de cierta responsabilidad en los consejos de administración de las empresas más grandes y más importantes de este país.

Y es que la figura del cuñado, del familiar enchufado, es legendaria en las Españas, tanto que hasta los miembros de la casta parasitaria, se han apuntado al tanto con tremendo interés.

domingo, 8 de julio de 2012

"No son los muertos los qe alaban al Señor,
ni ninguno de los que bajan al silencio;
somos nosotros los que bendecimos al Señor
ahora y por siempre. ¡Aleluya!."
(Salmos 115, 17-18)

martes, 3 de julio de 2012

¡Yo soy epañó,epañó!


Cuando empiezo a escribir estas lineas, la selección española de fútbol gana por dos a cero a Italia en el partido de la final de la Euro 2012. Es domingo, 1 de julio. Todo un país, embobado, viendo a once chavales correr detrás de una pelota de cuero. Los once chavales son supermillonarios y van vestidos de rojo y azul. Me asomo a la ventana de mi cubil, disfruto de la vista de un Madrid desierto. Pienso en la energía desperdiciada en el pan y circo, pienso en lo nefastos que son nuestros líderes politicos y nuestros intelectuales, pues no hay ninguno que sea capaz de canalizar toda esa energía que la masa utiliza para un partido de fútbol, en la persecución y el hallazgo de la libertad colectiva.

Pienso que hoy ha entrado en vigor el repago sanitario. Veo a Rajoy y al Príncipe de Asturias, como si de unos hooligans más se tratara, botando y saltando como unos posesos en el palco de la final, en Kiev. "Os jodo y luego boto con vosotros y como vosotros", sería el mensaje. Pienso en las cuarenta y cinco mil hectáreas de bosque que han ardido en Valencia, por obra y gracia de un descuido, de un pirómano y de los recortes del gobierno de la Generalidad valenciana en los presupuestos para la prevención y la extinción de incendios.

A lo lejos, en mi calle, se oye el crepitar de una sirena. Por la persistencia del sonido, diría que es la sirena de una alarma antirrobo de una tienda. Empieza a sonar en mi cabeza una sirena imaginaria, la oigo mientras juega la roja, como la sirena de la tienda y sé que los amigos de lo ajeno están actuando; bien robando esa tienda de mi calle, bien planeando subir impuestos y bajar sueldos y pensiones, bien decretando repagos en los servicios públicos.

Termina el partido. Cuatro a cero. "Yo soy epañó, epañó", se oye gritar por el vecindario. Juan Español, embrutecido por el tinto de verano y por el chorizo de barbacoa sale a la calle, bocina en mano, bufanda al cuello, bandera a la cintura, camiseta roja, cara pintada de rojo y amarillo. ¡Ay quien pudiera canalizar la euforia de Juan Español en indignación por tanto atraco a mano armada, por tanta injusticia!.

Pasan dos días. Martes, 3 de julio. Una encuesta dice que el 60% del personal opina que el triunfo de la "roja" puede servir para vigorizar esto. El pan y circo es como las "pirulas", sirve para dar una sensación de euforia al personal, eso si, más falsa que un billete del monopoly. El pan y circo casi consigue que las nefastas cifras del paro que hoy se han publicado, pasen desapercibidas. A todo esto se une el jarro de agua fría que supone la noticia de que Holanda y Finlandia se oponen a que el BCE preste dinero diréctamente a la banca española sin la garantía estatal y sin que el gobierno español lo pida previamente. Los holandeses y los fineses se niegan en redondo a pagarnos la juerga y hacen bien. Valencia sigue ardiendo por los cuatro costados, hoy se ha conocido que ha muerto un piloto de un helicóptero, que participaba en la extinción del fuego, también se conoce que a Valencia se han unido Murcia y la provincia de Castellón. El Levante español arde como una falla y nadie parece capaz de apagar el incendio.

¡Que quieren! Para mi es la imagen del "finde", antes que los chicos de la "roja", ante que tanta gilipollez colectiva.


domingo, 1 de julio de 2012

"No son los muertos los que alaban al Señor,
ni ninguno de los que bajan al silencio;
somos nosotros los que bendecimos al Señor
ahora y por siempre. ¡Aleluya!."
(Salmos 115, 17-18)