Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 16 de julio de 2012

Legitimidad o legalidad.


Son muchas las voces críticas con los que abominamos de la actitud del gobierno presidido por Rajoy Brey. El argumento de estas voces críticas es que el Partido Popular está legitimado en las urnas por la mayoría absoluta que los españoles le concedieron el pasado 20 de noviembre del pasado año. Tendrían razón si el Partido Popular con su presidente al frente estuviera cumpliendo escrupulosamente todos y cada uno de los puntos incluidos en su programa.

El PP, prometió no subir los impuestos, no retirar prestaciones a los parados, no tocar el sueldo de los funcionarios, no tocar las pensiones, regenerar la vida política española...Todo esto y muchas cosas más, es lo que Mariano Rajoy Brey propuso a los españoles en la pasada campaña electoral. Sólo ha tardado ocho meses en incumplirlo.

Y es que algunos confunden legalidad con legitimidad, cuando no es lo mismo. El gobierno de Rajoy Brey, efectivamente es legal, faltaría más, pero ha perdido toda la legitimidad que le dieron los 11 millones de votos que obtuvo en las elecciones pasadas, al mentir durante la campaña electoral y al incumplir la palabra dada. Pero sobre todo, el gobierno de Rajoy Brey, pierde toda la legitimidad cuando reconoce a viva voz, en la que tendría y debería ser la casa de todos, en el Parlamento nacional, que tiene las manos atadas, que no es libre para hacer la política que debiera hacer, y que la misma viene dictada desde fuera.

El discurso de Rajoy Brey ante la cámara, si apartamos del mismo el aplauso entusiasta de su bancada y el "que se jodan" de la señora Fabra, tuvo una importancia histórica, sin igual, pues el interfecto reconoció lo que muchos venimos sospechando desde hace años; que en España no hay libertad. Esta circunstancia nos la ha confirmado, además del discurso de Rajoy Brey, la expulsión de las filas del PP de su senador por León, don Juan Morano, el cual puso de manifiesto su disconformidad con la política llevada a cabo por el gobierno de su partido en el asunto de la minería. El que el señor Morano hiciera uso de su libertad al criticar a su gobierno, no gustó nada y en seguida fue castigado y conminado a abandonar la disciplina de su partido, lo cual no es de extrañar, si tenemos en cuenta que "gozamos" de unos parlamentarios y unos senadores que votan a la voz de ya, dada por el "jefe de bancada" de su correspondiente formación política, circunstancia esta, la mar de democrática.

Echamos en falta actitudes como la del ex Primer Ministro griego, Yorgos Papandreu, que tras ser conminado por Bruselas a imponer a su pueblo medidas similares a las impuestas por Rajoy Brey al pueblo español, se negó, dimitió y amenazó con convocar un referéndum para que el pueble griego opinara al respecto. Nos puede caer mejor o peor el señor Papandreu, pero hay que reconocer que, los tuvo bien puestos, se curó en salud y tuvo una actitud intachable en este asunto.

En nuestra humildísima opinión, Rajoy Brey, después de reconocer su incapacidad para tomar decisión alguna, el pasado jueves, debería de haber dimitido y, o bien debería de haber convocado elecciones,  o anunciar un referéndum para preguntar a los españoles sobre las medidas impuestas por Bruselas.

Si, lo sabemos, esto nunca pasará, y menos aquí en nuestro país, donde no hay democracia, insistimos, donde somos víctimas de las acciones de una casta parasitaria. Pero como decía aquella canción que se hizo tan célebre durante la falsa transición; "si no la hay, sin duda la habrá".



No hay comentarios: