Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 3 de julio de 2012

¡Yo soy epañó,epañó!


Cuando empiezo a escribir estas lineas, la selección española de fútbol gana por dos a cero a Italia en el partido de la final de la Euro 2012. Es domingo, 1 de julio. Todo un país, embobado, viendo a once chavales correr detrás de una pelota de cuero. Los once chavales son supermillonarios y van vestidos de rojo y azul. Me asomo a la ventana de mi cubil, disfruto de la vista de un Madrid desierto. Pienso en la energía desperdiciada en el pan y circo, pienso en lo nefastos que son nuestros líderes politicos y nuestros intelectuales, pues no hay ninguno que sea capaz de canalizar toda esa energía que la masa utiliza para un partido de fútbol, en la persecución y el hallazgo de la libertad colectiva.

Pienso que hoy ha entrado en vigor el repago sanitario. Veo a Rajoy y al Príncipe de Asturias, como si de unos hooligans más se tratara, botando y saltando como unos posesos en el palco de la final, en Kiev. "Os jodo y luego boto con vosotros y como vosotros", sería el mensaje. Pienso en las cuarenta y cinco mil hectáreas de bosque que han ardido en Valencia, por obra y gracia de un descuido, de un pirómano y de los recortes del gobierno de la Generalidad valenciana en los presupuestos para la prevención y la extinción de incendios.

A lo lejos, en mi calle, se oye el crepitar de una sirena. Por la persistencia del sonido, diría que es la sirena de una alarma antirrobo de una tienda. Empieza a sonar en mi cabeza una sirena imaginaria, la oigo mientras juega la roja, como la sirena de la tienda y sé que los amigos de lo ajeno están actuando; bien robando esa tienda de mi calle, bien planeando subir impuestos y bajar sueldos y pensiones, bien decretando repagos en los servicios públicos.

Termina el partido. Cuatro a cero. "Yo soy epañó, epañó", se oye gritar por el vecindario. Juan Español, embrutecido por el tinto de verano y por el chorizo de barbacoa sale a la calle, bocina en mano, bufanda al cuello, bandera a la cintura, camiseta roja, cara pintada de rojo y amarillo. ¡Ay quien pudiera canalizar la euforia de Juan Español en indignación por tanto atraco a mano armada, por tanta injusticia!.

Pasan dos días. Martes, 3 de julio. Una encuesta dice que el 60% del personal opina que el triunfo de la "roja" puede servir para vigorizar esto. El pan y circo es como las "pirulas", sirve para dar una sensación de euforia al personal, eso si, más falsa que un billete del monopoly. El pan y circo casi consigue que las nefastas cifras del paro que hoy se han publicado, pasen desapercibidas. A todo esto se une el jarro de agua fría que supone la noticia de que Holanda y Finlandia se oponen a que el BCE preste dinero diréctamente a la banca española sin la garantía estatal y sin que el gobierno español lo pida previamente. Los holandeses y los fineses se niegan en redondo a pagarnos la juerga y hacen bien. Valencia sigue ardiendo por los cuatro costados, hoy se ha conocido que ha muerto un piloto de un helicóptero, que participaba en la extinción del fuego, también se conoce que a Valencia se han unido Murcia y la provincia de Castellón. El Levante español arde como una falla y nadie parece capaz de apagar el incendio.

¡Que quieren! Para mi es la imagen del "finde", antes que los chicos de la "roja", ante que tanta gilipollez colectiva.


No hay comentarios: