Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 2 de agosto de 2012

Agosto 2012; ¿el pricipio del fin?



¿Saben que es verdad que se va a acabar el mundo en el 2012? No me miren así. Se va a acabar. No; no me refiero al Apocalipsis, ni a la batalla de Armagedón, ni al calendario maya. Me refiero al mundo que heredaron ustedes de sus padres, ese en el que los hijos tenían y debían, si o si, vivir mejor que sus progenitores. Ese mundo puede acabarse, es más, si triunfan las teorías de algunos, ese mundo va a acabarse.

Escribía hace años en ABC el periodista Jaime Campmany, que agosto era el mes tonto. Todo el mundo se va de vacaciones, generalmente al mismo lado, todo el mundo traslada las aglomeraciones y las prisas de su vivienda habitual, por las aglomeraciones y las prisas de la playa. En agosto, en España, no se le ocurra ni morirse. Agosto es también el mes elegido por los gobernantes elegidos por usted mismo, para hacerle la puñeta. Además, como todo el personal está "missing", nadie protesta, cuando se quieren dar cuenta es septiembre, y claro, ya....

Por Internet circula el rumor de que a las medidas marianas de dar por donde amargan los pepinos al personal, anunciadas en el pasado mes de julio, se les unirán en este mes tonto de agosto otras de mayor calado. Por ejemplo la reducción del periodo vacacional de los trabajadores de 31 días naturales a 21, el aumento de horas semanales trabajadas y bajadas de salarios. "Y dos huevos duros", que diría Groucho Marx. Esto es lo que circula por Internet. Se dice que Mariano aprovechará que el personal está en la playita, torrándose, con la paella y la sangría al lado, para poner en práctica esta medida. No, no la tomen con Mariano. El no es malo. Ojalá lo fuera, sería señal de que todavía teníamos políticos con permiso para ser malos o buenos. Mariano nos es malo por iniciativa propia, lo es por que quienes lo dirigen han decidido que lo sea, nada más.

¿Es o no es el fin del mundo, tal y como lo conocieron? ¿Nadie les leyó en su día la letra pequeña del contrato de pertenencia al club del euro, verdad?. Pues es bien sencillo. La letra pequeña decía que al adoptar España la misma moneda que países como Alemania, Francia, Austria, Holanda, Bélgica, Luxenburgo, y ceder su soberanía monetaria y económica al Banco Central Europeo, se produciría también una merma en la competitividad de las empresas españolas, merma que tendría que ser corregidas mediantes la devaluación de los salarios y la precarización de las condiciones laborales de los trabajadores. Esta era la letra pequeña del contrato. No me miren así. Hubo personas que se lo dijeron durante años, pocos es verdad, pero las hubo, y no le hicieron ustedes ni puñatero caso.

Efectivamente este año será el año del fin del mundo y el comienzo de una nueva era. ¿De que mundo es el fin? Esa es la cuestión. De usted, de mi, del vecino del quinto depende. Puede ser que a partir de este año, las tesis de los malos sean derrotadas y se extienda por el mundo el modelo europeo de un reparto equitativo de la riqueza sin dejar a nadie desprotegido o que se extienda el modelo de los malos, de un 20% de población que consuma el 80% de los recursos y un 80% que se muera de hambre, paro y miseria.

Definitivamente el 2012 es el año del cambio.

No hay comentarios: