Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 23 de septiembre de 2012

La contabilidad de los horrores.




Nos han contado, y por eso lo creemos, que el estalinismo, el ultracomunismo, allá donde se impuso, en Rusia, en la Europa del Este, en Asia; ha sido el responsable de millones de muertes, de millones de deportados a campos de trabajo y/o reeducación, de millones de torturados, o simplemente, de que millones de personas hayan tenido que vivir obligados a trabajar en condiciones infrahumanas, a vivir hacinados en infraviviendas, explotados a cambio de un jornal mísero e insuficiente. Nos lo han dicho, y nos lo han demostrado, y nosotros lo creemos, porque lo hemos contrastado y comprobado, porque hay pruebas concluyentes de que el comunismo llevado al extremo puede resultar una ideologia criminal.

Nos han contado, y por eso lo creemos, que el nazismo mató a más de 6 millones de judíos, y a más de 2 millones de personas más de otras procedencias, entre antinazis alemanes, comunistas, socialistas, demócratas en general, homosexuales, gitanos...Los nazis obligaron, además, a millones de personas a trabajar como esclavos en sus fábricas. Esas personas procedían de los países que los nazis ocuparon, por la fuerza, ilegalmente, criminalmente. Nos lo han dicho y nosotros lo creemos, porque lo hemos contrastado y comprobado, porque hay pruebas concluyentes de que el nacionalismo exacerbado llevado al extremo puede resultar una ideología criminal.

Hoy en día, en Grecia, en Portugal, en Italia, en Irlanda, aquí en nuestra España, han aumentado el número de personas que ven en el suicidio la única salida a su situación. Ha aumentado, alarmántemente, el número de personas que vive miserablemente, hacinada en infraviviendas, rebuscando comida en la basura, obligados a trabajar por un salario miserable. Hoy, en todos estos países hay gente que ha tenido que emigrar, con lo puesto, con la incertidumbre en la maleta, fuera de su país. Hoy, en todos estos países hay gente a los que les han robado impunemente sus ahorros, que han sido estafados y engañados por entidades financieras, a todas vistas, respetables y respetadas. Hoy en estos países, gracias a estas circunstanscias, están creciendo las opciones ultranacionalistas o ultraizquierdistas, que tanto daño le han hacho a la humanidad a lo largo de la historia, que tantos muertos han dejado en el camino, que tanta sangre han vertido. Nos lo cuentan y nosotros lo creemos, pero es que además, nosotros lo vemos, a diario, en la calle.

Dentro de algunos años, no se si muchos o pocos, alguien lo creerá, porque nosotros se lo hemos dicho, cuando los instigadores y los patrocinadores de toda esta tragedia sean juzgados y encarcelados, y la humanidad llegue por fin a la conclusión, de que todas las ideologías llevadas al extremo, provocan muerte, miseria, explotación, esclavitud y desesperación, pero que hay una ideología sobre todas que sirve de espuela a las más radicales, esta es aquella que se permite patrocinar la caída de las barreras que pueden servir para contener el deterioro de la convivencia y mantener el equilibrio en las sociedades. Esa ideología, se llama liberalismo.

No hay comentarios: