Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 13 de octubre de 2012

El premio.


Este año, el Premio Nobel de la paz, ha caído en manos de la Unión Europea. Algo no discurre bien en la prestigiosa institución noruega que otorga los premios; primero Obama, ahora la UE. Si, definitivamente a alguien se le ha desprendido un tornillo de su augusta cabeza y está concediendo el premio a la paz más prestigioso del mundo, a quien no debe, no por nada. Ilusos de nosotros que creíamos que el galardón en cuestión debería ir a quien promueve la paz en el mundo, y claro la UE, como que no me cuadra a mi que promueva nada bueno en el mundo, ni siquiera la paz.

Lo curioso de esto es que el premio venga de Noruega, país que declinó la invitación de pertenecer al club comunitario hace ya algunos años. Sabia decisión.

Más curioso es aún que no se tome en cuenta en esta decisión, la inutilidad de la política exterior europea durante los conflictos en la antigua Yugoslavia, durante la década de los noventa del siglo pasado, conflictos que fueron provocados por la actitud irresponsable de alguno de los miembros de la Unión, como Alemania, al reconocer unilateralmente y sin consultar con nadie, a las repúblicas rebeldes de Eslovenia y Croacia, gesto que propició el comienzo de las hostilidades y la imposibilidad alguna de alcanzar acuerdos mediante el diálogo.

Se podría alegar en defensa de la decisión de dar el premio a la Unión, que eso ocurrió hace veinte años. Se podría incluso alegar un reconocimiento de error en aquel proceder, cosa que no ha ocurrido, pero es que, hace un año, en Libia, la Unión, liderada por Francia, volvió otra vez a caer en el mismo error, propiciando una vez más el caos, la guerra, la pobreza, la muerte de civiles inocentes...

Un premio merecidísimo, a todas luces. Felicidades.

No hay comentarios: