Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 15 de octubre de 2012

Una cortina de humo.


Es patético, rídiculo, increible, hilarante, que con la que está cayendo en este país, los que se rebelen sean los miembros de la casta. De una parte de ella, más bien, de esa casta periférica, nacionalista, más corrupta aún si cabe que su prima, la casta estatal.

Cualquiera que se pase estos días de manipulación y mentiras por Cataluña y, no conozca el percal, diría escuchando las palabras de Mas, que aquella tierra ha estado gobernada desde hace treinta años desde Madrid, por los herederos del general Franco, y que Pujol (Senior), Montilla, Maragall, Carod y Mas, acaban de bajar del monte, como aquellos barbudos que bajaron de Sierra Maestra en la década de los cincuenta y echaron al tirano Batista en Cuba.

Cualquiera que viniera del extranjero y pisara por primera vez España y Cataluña, diría que los responsables de haber usado las cajas catalanas para financiar los desaguisados inmobiliarios, no estaban puestos ahí en los consejos de administración de las entidades crediticias públicas catalanas, por toda esta gente que ahora se echa al monte, por la casta dirigente nacionalista. Diría que el caso Liceo y el caso de las ITV, o las comisiones del 3% que en su día denunciara Pascual Maragall en el parlamento de Cataluña, los han llevado a cabo los marcianos. Viendo a los nacionalistas institucionales levantar la estelada, pensaría que tal ruindad la han llevado a cabo los pérfidos españolistas, derechistas españoles, centralistas madrileños.

¿Y los recortes? ¿Qué me dicen de los recortes? ¿Quién cree usted, amigo desconocedor de la realidad catalano-española que los está llevando a cabo? ¿Quién cree usted que cierra quirófanos y centros de salud? ¿Qué hace comer a base de fiambrera y bocadillo de mortadela a los niños catalanes? (Eso si; convenientemente instruidos a base de lavados de cerebelo). ¿Artur Mas? ¿El mesías de la causa? ¿Él que hoy amenaza con internacionalizar el conflicto? ¡Noooooooooo! Busque usted en Madrid. La culpa siempre es de Madrid.

Este país no deja de sorprender a propios y a extraños. En medio de la ruina, la que se rebela es la casta, una casta dirigente catalana que lleva desde que se inauguró el periodo constituyente, en el poder, sin soltarlo ni a sol ni a sombra. Hoy, para mayor gloria, incluso la iglesia católica catalana ha anunciado que ella también estará con su pueblo, si este decide independizarse. Eso es, al menos, lo que ha dicho el obispo auxiliar de la diócesis de Barcelona. Eso si; frente a la crisis, frente al saqueo de las instituciones, frente a la corrupción, frente al cese de servicios públicos esenciales, el señor
obispo no ha dicho esta boca es mía. No sabemos si en este caso estará o no, con su pueblo, pero en el caso de la independencia, del conflicto, de la división, si, en ese caso si estará con su pueblo, y con sus políticos. Por sus frutos los conoceréis.

Pero lo más preocupante no es todo esto, de Mas, y del obispo auxiliar de Barcelona, y de la manifestaciones de estelada y ultranacionalismo en el centro de Barcelona. Lo más preocupante es que quien se tiene que ocupar de defender los intereses de la mayoría de los catalanes, de los partidarios de que Cataluña siga siendo España no lo hace, o lo hace rematadamente mal. Por ejemplo, ahí tienen ustedes al ministro de educación Wert y su discurso españolizador de la escuela catalana. ¿Cómo se puede decir semejante barbaridad? ¿Cómo se puede decir que hay que españolizar la escuela catalana, cuándo en Galicia, en la Comunidad Valenciana y en Baleares, donde gobierna el partido del señor Wert, el libro de estilo educativo es el mismo que en Cataluña? Pero si un padre en Galicia, en Valencia o en Baleares tiene el mismo problema que en Cataluña, con la diferencia que los que gobiernan estas tres comunidades son los del PP.

El problema es que en su día, se cedió la educación a las autonomías. Ese es el problema. No es un problema de españolización de la educación en Cataluña, es un problema de sentido común, en todas las políticas transferidas a las comunidades autónomas. El problema es que hay diferencias ahora msmo entre españoles. El problema es que se pensó que cediendo se acabaría acallando a los nacionalistas periféricos y te encuentras, treinta años después con el problema agravado.

¿Y saben lo peor de todo? Que todo esto solamente está sirviendo para esconder el desastre económico al que nos dirigimos. Eso si; pasadas las elecciones de este mes en Galicia y País Vasco, y noviembre en Cataluña, se acabó lo que se daba. Una vez engañada la ciudadanía, hasta las próximas generales, que toca otra vez engaño y cortina de humo. Y así; de oca a oca y tiro porque me toca. Hasta que alguien se canse.

No hay comentarios: