Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 27 de noviembre de 2012

¡Ahora en serio!


Qué este es un país de auténtica chirigota, de auténtico cachondeo, eso, ya lo sabe todo el mundo, dentro y fuera de nuestras fronteras.

No vamos a comentar mucho más, pues no queremos caer en la pesadez y en el "erre que erre", la costalada que se ha pegado el señor Mas, él solito, sin ayuda de nadie, convocando unas elecciones solamente dos años después de haber ganado las pasadas, y perdiendo once diputados en el empeño. Tampoco vamos a hacer mucha más madera del árbol caído; Mas sabía mejor que nadie lo que tenía entre manos en casa; una administración absolutamente arruinada, con una incapacidad total para pagar nóminas y dar los servicios necesarios a una ciudadanía, la catalana, que está viendo como lo que fue en su momento la y locomotora industrial española se hunde, y que es corresponsable de ello, junto con sus políticos.

Eso si, alguien responsable, en Cataluña, en España, (Ya se que es tarea difícil encontrar alguien así), debería empezar a poner los puntos sobre las íes e intentar reformar la ley que permite a un presidente autonómico o a un presidente del gobierno de España, convocar elecciones, solamente dos años después de haberse celebrado las que le encumbraron a la presidencia, en busca de una mayoría absoluta que dos años antes la ciudadanía optó por no darle, en un intento claro de tergiversar y manipular la realidad socio-política y la voluntad popular.

Si lo que se quiere es una segunda vuelta electoral, muy bien, que se reforme la ley electoral y que se introduzca esta medida para el caso de que no haya mayorías claras, y en previsión del peligro de un desgobierno por falta de entendimiento de las fuerzas políticas que deberían representar a la ciudadanía en el parlamento, nacional o autonómico. De paso, se podría aprovechar esta reforma para introducir en la ley electoral otra serie de reformas, tendentes todas ellas a ir hacia un sistema democrático, limpio y representativo de la sociedad.

Por supuesto, esto que pido yo hoy aquí, es pedir peras al olmo, pues nadie, ni en las autonomías, ni en los ayuntamientos, ni en estado central, va a reformar nada, y al final, tendrá que ser la ciudadanía la que se imponga, preferiblemente por la fuerza de las urnas, y la que lleve a los políticos, de una santa vez, hacia tal reforma.

Con todo ello, evitaríamos espectáculos tan bochornosos como el llevado a cabo por el señor Mas y su huida hacia adelante, tomándose a chufla el mandato que le dieron hace dos años sus propios votantes, e intentando introducir en una consulta electoral, un giro soberanista, que nadie le había pedido, ni sus votantes, y que dada la situación del país era una locura.

Con actuaciones como la de Mas en Cataluña, los políticos ponen de manifiesto una vez más, la importancia que tienen para ellos las instituciones democráticas, la democracia misma y la representatividad popular. Así nos va.

domingo, 25 de noviembre de 2012

"Aun el insensato, si se calla, pasa por sabio;
por inteligente, si tiene los labios cerrados."
(Provervios 17, 34)

viernes, 23 de noviembre de 2012

El pesonal empieza ya a estar hasta los mismísimos.


A Botella, la alcaldesa de la Villa y Corte, le dan el corte, de mangas, 600 vecinos alquilados en unas viviendas sociales, propiedad del ayuntamiento, en 5 inmuebles situados en el distrito de La Latina. El ayuntamiento ha decidido vender las viviendas, desalojar a los vecinos y reubicarlos en algún barrio periférico, y los 600 vecinos se niegan en rotundo a desalojar estas viviendas. Se da la circunstancia de que el edificio en cuestión, como decimos, es propiedad del Ayuntamiento de Madrid, y es utilizado para acoger a gente en peligro de exclusión social. El comprador es una empresa relacionada con el marido de la compañera de partido de la señora Botella, doña Mª Dolores de Cospedal, de los De Cospedal de toda la vida. Pero seguro que eso es mera casualidad y que no ha habido mamandurria de por medio. ¡Seguro!

A la señora alcaldesa, incluso, se le ha revelado hasta la hermana del Rey, doña Pilar de Borbón, responsable de un rastrillo solidario que se celebraba tradicionalmente por estas fechas en unas dependencias municipales, en la Casa de Campo, y que como no reune condiciones de seguridad algunas, como el Madrid Arena, el rastrillo se ha quedado sin local, con el consiguiente cabreo de la hermana del monarca, que ha instado a doña Botella a que se destape y solucione el desaguisado.

La sanidad madrileña, siguiendo en la capital y alrededores, anda revuelta. El gobierno regional, sin consultar con los legítimos propietarios de ese sistema sanitario, los ciudadanos de la Comunidad de Madrid, decide privatizar la gestión de los hospitales de su jurisdicción y responsabilidad y, desmantelar el Hospital de la Princesa y dedicarlo a mero geriátrico. Vamos, que los liberales del Pp, quieren a los pacientes más jóvenes y menos costosos, para una hipotética sanidad privada, y los más mayores y costosos, para la sanidad pública resultante del saqueo y el desmantelamiento de la actual. ¡Liberales que son!

Además, al señor Lasquetty, que así se llama el consejero de sanidad madrileño se le ha puesto en pie de guerra toda la sanidad de la región, y ya hay anunciadas huelgas para la semana próxima, para detener los recortes que esta gente está llevando a cabo en la sanidad pública.

Al ministro Gallardón, "porrompompon", no se le ocurre otra gracia que, con la que está cayendo, que aumentar las tasas judiciales, y donde no las había, ponerlas. Imaginamos, como no, que para seguir aumentando las diferencias entre ricos y pobres, porque si eres de estos últimos, que se te quite de la cabeza acudir a la justicia, porque no te lo podrás permtir. Jueces, abogados, procuradores, y trabajadores judiciales en general, han puesto el grito en el cielo y ya andan manifestándose en la calle. Que casualidad, que el bueno de don Alberto haya sido antes, presidente de la Comunidad de Madrid y alcalde de la Villa y Corte. Y es que la capital, resulta que es un vivero de "gestores" y de "liberales". (Ju,ju,ju)

En Jerez de la Frontera, fruto de la huelga llevada a cabo por los trabajadores de la empresa concesionaria de la recogida de basuras, la ciudad estaba sumida en un mar de mierda. Contenedores atestados de basura, acumulada por tantos días de huelga, malos olores, ratas. Los gente, harta de tener que soportar tanta mierda, tanto mal olor, tantas ratas y tanto político inútil, decide empezar a prender fuego al asunto. La cosa parece que tiene visos de solucionarse, tras dar la empresa marcha a tras y replantearse los despidos que tenía preparados, que fue la causa por la que los trabajadores se pusieron en huelga.

El personal empieza ya a estar hasta los mismísimos de que se aprovechen de la crisis para saquear el Estado, para recortar, para privatizar, para llenarse los bolsillos, para machacar más a la ciudadanía, para robar, para joder cada día más al prójimo. La gente empieza ya a estar harta de que siempre sean los mismos los que ganan, y siempre sean los mismos los que pierden. La gente empieza a preguntarse para qué sirve votar, si una vez en el poder, los políticos hagan lo que le sale de ahí mismo, y se pasen por el arco del triunfo, la Constitución, el Florido Pencil, y las obras completas de de Dante Alighieri, "Infierno" incluido.  La gente empieza a ver, a comprobar por si mismos, que protestar, en sí, no es malo, que produce resultados, por ejemplo, el ínclito señor Lasquetty ha dado marcha atrás en lo de convertir La Princesa en un geriátrico, gracias a que la ciudadanía, y muy especialmente la ciudadanía de un barrio tan de derechas como es el barrio de Salamanca, donde está situado el hospital, se haya puesto de uñas contra los políticos que les intentan quitar lo que es suyo. La gente empieza a ver claro que, al fin y al cabo, lo que se necesita, en si, son buenos gestores, y estos solo pueden salir de formaciones políticas, de derechas o de izquierdas, que crean en la nación como conjunto de ciudadanos libres, y que crean en la buena gestión gubernamental, en la buena gestión de lo público, que es propiedad privada de todos al fin y al cabo, y no en asentar el culo en una poltrona durante años, para llevar el nepotismo y la mamandurria a sus más altas cotas.

lunes, 19 de noviembre de 2012

No se engañen; todos sabían que esto iba a pasar.

Desde el presidente del banco de España, pasando por los presidentes de las cajas y bancos privados españoles, siguiendo por los políticos de los cuatro estamentos institucionales que tienen el "honor" de putear al pueblo al que deberían gobernar cada día, y finalizando por directores de sucursal, comerciales y chupatintas varios, que iban detrás de la comisión de turno a base de vender burras cojas a precio de pura sangres, al personal que pasaba por la sucursal de turno para hacer realidad sus sueños, en cómodos plazos.

Los responsables del Banco de España, lo sabían, o lo deberían saber, pero no dijeron nada. No dijeron nada cuando estaban siendo testigos de las malas prácticas de los bancos, al vender hipotecas a gente que en caso de crisis se las iba a ver putas para poder pagar, con mensualidades que se llevaban por delante el 100% de uno de los sueldos, en el caso de que los incautos a pagar fueran dos. No dijeron nada, cuando delante de sus narices se estaban llevando a cabo tasaciones al alza, luego falsas, de los inmuebles hipotecados. Tampoco dijeron nada cuando los políticos responsables de las cajas de ahorros, recordemos, cajas de ahorros que eran propiedad de los ciudadanos, se dedicaban a favorecer a diestro y siniestro a empresarios sin escrúpulos que montaban chiringuitos con pólvora del rey, y con el crédito concedido por unas entidades crediticias que se crearon para hacer llegar el crédito, no a los amiguetes del político de turno, sino al pueblo llano, para apartarlo así de la usura. ¡Qué paradojas! Y por supuesto, no dijeron nada cuando las entidades crediticias se dedicaron a poner "suelo" a las hipotecas a interés variable, lo nunca visto. En resumen, los primeros en tener que poner coto a tanto ladrón de guante blanco, a tanto pendejo, a tanto sinvergüenza, a tanto desafuero, a tanta injusticia, a tanta crueldad, estaban mirando para otro lado. La cuestión es, si miraban para otro lado porque eran así de inútiles, o simplemente porque eran parte de la trama.

Caja Castilla la Mancha, Caja de Ahorros del Mediterraneo, Bankia....No sigo, que me mareo. Todos los responsables de dirigir las cajas de ahorros españolas, puestos allí a dedo, por los políticos de un lado y otro de la trinchera imaginaria que divide este santo país, sabían lo que se estaba cociendo. Lo sabían y nadie lo impidió, porque era una manera rápida y fácil de hacer dinero. Nadie lo impidió porque se creían impunes, y lo siguen creyendo, que yo sepa, ninguno de estos pájaros está enjaulado. El saqueo de las cajas y desde las cajas, del estado y sus diversas dependencias, ha sido la mayor operación de latrocinio llevada a cabo desde hace mucho tiempo, tanto que no podemos recordar y empezamos a dudar que la haya, una época en que una gente haya sido capaz de robar tanto como en los últimos veinte años han robado todos estos tipos en España.

Los políticos fueron una pieza clave en el engranaje de la máquina de saquear. Cuando esto era Jauja, cuando todo estaba permitido, cuando todo era posible, cuando éramos un país de ricos, cuando el crédito era la llave que abría todas las puertas, los políticos tenían la llave principal que hubiera sido esencial que estuviera cerrada. Todos, los unos y los otros, miraron para otro lado, eso si, pusieron todos el cazo, para financiar sus formaciones políticas, para financiarse ellos y por último, para financiar a sus familiares, en el mayor ejercicio de nepotismo llevado a cabo en Europa en los últimos cuarenta años.

Para los bancarios también tenemos. Paco, Pepe, José, Quique, Antón, Sonia, Marisa. El director/a de la caja de, el/la comercial del banco de. Tan conocidos que eran como de la familia. Ellos fueron los que, en algunos casos sabiendo lo que pasaba por sus manos, en otros sin tener ni puñetera idea, se pasaron por el arco del triunfo todos los códigos deontológicos y éticos que en el mudo eran, se pusieron el mundo por montera y se dispusieron a recibir comisiones contantes y sonantes. Ahora, se puede escuchar a alguno decir a voz en grito que él ya veía venir todo esto cuando veía lo que veía pasar por su mesa. ¡Cuánto cinismo, Dios mío! ¿Y qué me dicen de los tasadores? ¿Y de los notarios?. Porque de la corrupción generalizada en este país de chorizos, la culpa no la tienen solamente los políticos, no.

Y por último, están los ciudadanos. Unos ciudadanos que en muchos casos fueron a endeudarse sin motivo ni razón. Muchos como la víctima del timo del tocomocho, que cae por su ansia y su avaricia. Otros muchos, por el ansia de comprar la primera vivienda, endeudándose para tal fin para los próximos cuarenta años, con la promesa de que, las casas nunca iban a bajar, así que eran una inversión segura y ventajosa.  Cuantas segundas y terceras viviendas se compraron en este país, para luego alquilarlas, o revenderlas en poco tiempo, y aprovecharse así todos de la burbuja inmobiliaria, que ahora todos tan cínicamente criticamos. ¿Se acuerdan de aquel de allí, de aquel idiota, de aquel que entonces, cuando esto era Jauja, vivía de alquiler y decíamos de él que era un tonto de baba, que estaba tirando el dinero?.

Total; tampoco hace tanto tiempo de todo esto. Un país, al fin y al cabo, no es lo que la divina providencia quiere. Un país es un asunto más terrenal. Un país es honrado, porque sus ciudadanos son honrados, es próspero porque sus ciudadanos son trabajadores. Si un país, es un país de chorizos, ¿por qué será?,

domingo, 18 de noviembre de 2012

"El hombre echa las suertes,
pero el resultado depende del Señor"
(Provervios 16, 33)

jueves, 15 de noviembre de 2012

Un país de camareros. ¿Es eso malo?

Creo que fue Napoleón Bonaparte, el que definió despectivamente a Inglaterra, como un país de tenderos. Bien; ese país de tenderos, acabó por vencerle y por llevarle al destierro y al exilio. Ese país de tenderos, fue el que acabó con sus sueños imposibles de una Europa bajo su bota, con sus aires de grandeza y con sus planes de llevar a Francia a dominar el mundo.

Desde hace tiempo, aquí, en nuestro país, se viene escuchando, a los opinadores catódico-hertzianos habituales, que nos hemos convertido en un país de camareros, que no ofrecemos a nuestros jóvenes salida alguna, que tenemos las mejores generaciones de jóvenes, superpreparados, pero sin salida, o con la única salida de trabajar como camarero, como si eso fuera malo. Los camareros son unos señores muy trabajadores, serviciales, duros, estoicos, austeros; que ponen al mal tiempo buena cara y que siempre o casi siempre, saludan a la clientela con una sonrisa, aunque esta sea forzada. Por lo tanto no se porque tanto desprecio a los camareros y a que España sea un país de camareros.

Cosa que tampoco es realmente cierta, porque el noble oficio de la hostelería ha pasado mayoritariamente a ser vía de escape contra la crisis, de la mano de obra extranjera, como el cuidado de ancianos, el cuidado de niños o las tareas domésticas. Lo digo, porque es una realidad que este oficio, por lo menos en lo que yo conozco, lo suelen realizar ciudadanos extranjeros residentes en España. Aunque igual, no lo sabemos, la crisis y la falta de empleo de los autóctonos, esté llevando este oficio, otra vez,  persona de nacionalidad española.

De todos modos yo, prefiero que España sea un país de camareros, aunque sea de camareros mal remunerados, a que sea un país de funcionarios, por ejemplo, o un país de parásitos, o un país de excelentes profesionales liberales en paro. Los funcionarios son necesarios, pero no producen, los parásitos no son necesarios, y tampoco producen y los profesionales liberales después de haber invertido uno un riñón y parte del otro en su educación, suele poner tierra de por medio cuando empiezan a ver el panorama chungo.

Quizá, estos gestos despectivos a ser un país de camareros, o de peones de albañil, sea por la tradicional grima del español de a pie a los oficios manuales, y por lo malísimamente pagados que han estado estos oficios en España, con unas condiciones laborales pésimas. Quizá, en el fondo, no estemos tan lejos de la mentalidad hindú, del sistema de castas, en el que determinados trabajos solamente lo pueden hacer las capas de más bajas de la sociedad. Determinados trabajos no "molan", por ese sentido ridículo de clasismo de pobre harto de pan que nos ha entrado en los últimos años. En esa mentalidad no entra la opción de barrer calles o de servir mesas, sobre todo si uno ha estudiado, ¡cuidado!, que ahora el título universitario ha sustituído al nobiliario.

Y es que la década pasada, de desenfreno crediticio, de nubes de algodón, y de segundas residencias, todo ello a crédito, ha hecho mucho daño en muchas cabezas.

domingo, 11 de noviembre de 2012

"La justicia eleva a una nación,
mas la injusticia hunde los pueblos"
(Proverbios 14, 34)

viernes, 9 de noviembre de 2012

Lo han conseguido; son unos "genios".

Han conseguido desviar el debate en Cataluña, porque verdaderamente, de eso se trataba. El espectáculo bochornoso que nos están ofreciendo desde allí, es lamentable, con Artur Mas introduciendo una propuesta independentista en el programa, que ni es propuesta ni es indenpendentista, eso de "un estado propio dentro de la Unión Europea", no es ni "chicha ni limoná"
Mas, no es indenpendentista, ni soberanista, ni nacionalista. Mas, es casta, y la casta no es de nada ni de nadie, la casta es de ella misma. Ahí tienen sino al bueno de Mariano y sus muchachos, o a toda la prensa patria, que día si y día también, andan enfrascados en el tema de Mas y su soberanismo de "chichinabo", como si solo de soberanismo ultramontano viviera el hombre.

Son unos "genios", y lo son, no porque verdaderamente lo sean gracias a un intelecto superior al del común de los mortales. Lo son gracias a que acaparan toda la opinión enlatada en los diferentes diarios, radios y teles, y gracias al aborregamiento del vulgo al que diariamente andan puteando.

Parece que en Cataluña, ya, no hay otro tema de conversación y de debate que la secesión, que el soberanismo, que la independencia. Cuando verdaderamente esto, no es más que una huída hacia adelante, un pedo en la niebla, una meada fuera del tiesto, el mareo de la perdiz, para seguir saqueando el estado a sus anchas, ellos, los políticos, y los sinvergüenzas que los dirigen cual títeres desde la sombra que da el poder oligárquico.

Si; son unos fuera de serie, porque han conseguido sacar de la campaña, los desahucios, que en Cataluña serán numerosos, los recortes, curiosamente paralizados allí por la Generalidad, hasta que pasen las elecciones, imaginamos, el problema de la inmigración descontrolada que desde hace años amenaza con explotar, especialmente en Cataluña, el desempleo, la pobreza...

Todo eso, tanto Mas, como los chicos del PP, los del PSC no, pues el PSC está tocado y hundido, han conseguido con el giro calculado que ha dado CiU, radicalizando su discurso, llevando a Cataluña hacia el abismo, hacia el cadalso, hacia el precipicio, hacia la ruina, y no porque la independencia sea la ruina en si, que lo sería en caso de llevarse a cabo, sino porque este mareo de perdiz, este engaño, esta cortina de humo es una amenaza para todos, pues tiende a perpetuar a estos "genios" en el poder, y eso es lo peor que le podría pasar a Cataluña y a España.

martes, 6 de noviembre de 2012

Tontilandia Show: Sólo en España.

Este podría ser el lema de una campaña turística de cara al verano; "sólo en España". "Sólo aquí puede encontrar una playas paradisiacas, un sol estupendo, una gastronomía superior, una gente acogedora, simpática y agradable, querido y amado visitante". Pero no. Ese "Sólo en España", es la muestra de una resignación por los acontecimientos acaecidos, por unos acontecimientos que en un país normal serían vistos como extraordinarios y aquí, son vistos con cierta normalidad.

Sólo en España puede ocurrir que la miembro de un consejo de administración de un banco, Bankia, alegue desconocimientos en contabilidad y finanzas para justificar el que se hicieran operaciones contables y financieras totalmente irregulares, delante mismo de sus narices, y ella no dijera esta boca es mía.

Sólo en España, puede ocurrir que un miembro del consejo de administración de ese mismo banco, Bankia, alegue que él, se limitaba a votar lo que le ponían delante de las narices, sin hacer preguntas, sin cuestionarse siquiera si aquello que votaba era bueno, malo o regular para la marcha de la entidad en la que ostentaba un cargo de cierta enjundia.

Sólo en España, puede ocurrir que un aeropuerto, no abierto al público, meses después de haber sido acabado, necesite unas obras de mejoras en su pista de aterrizaje/despegue de aviones, cuando todavía no se conoce que haya realizado semejante operación, la de aterrizaje/despegue, ningún avión. Mientras, en la comunidad autónoma donde se encuentra el aeropuerto de marras, las farmacias deciden realizar un cierre patronal porque el gobierno de esa comunidad autónoma les debe la friolera de 600 millones de euros.

Estos tres casos, como digo, radicalmente absurdos, solamente pueden ocurrir en nuestra España. Estos tres casos, sino fuera por la situación de penuria que nos atenaza podrían servir para echarnos unas risas, para descojonarnos.

Si quieren que les diga la verdad; maldita la gracia que me hacen.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Dos y dos, igual a cuatro.

No siempre los planes de los malos triunfan. A veces, sus cálculos se vienen abajo, sencillamente porque si, porque no se puede ir contra natura, porque la distancia más corta entre dos puntos es siempre la linea recta, aunque se empeñen ellos en que no sea así, y dos más dos, siguen haciendo cuatro, no cinco como nos han estado diciendo que hacían dos y dos hasta ahora.

Algunas empresas españolas, deslocalizadas cuando esto era Jauja, cuando la República Popular China era el paraíso neo liberal-comunista, están haciendo las maletas y están retornando a casa. Las razones son diversas. Es verdad que en China se ahorraban un 25% de costes laborales con respecto a España, pero la productividad era mayor en España, parece ser, y además, el mercado no estaba ya en China, donde tenían una competencia feroz, que encima hace trampas, ya saben, por la manía de los chinos de copiarlo todo, así que, como les copiaban, y la hacían la competencia desleal, la opción innovación de la patente hispana deslocalizada, era anulada. Haciendo cuentas, en algunos casos, el ahorro en costes laborales era suprimidos por infinidad de problemas, en otros casos, la cuenta a pagar era infinitamente mayor que en España, y encima esas empresas estaban perdiendo su mercado natural, el de toda la vida, el mercado nacional y para ganarse ese mercado nada más fácil que producir lo más cerca posible de él.

Ya dijimos aquí, en este foro, en muchas ocasiones, que el futuro no estaba en ningún caso en un país como China. Este no es el país que va a sustituir, afortunadamente a los Estados Unidos como primera superpotencia mundial. Y no decimos eso porque tengamos nada contra el pueblo chino, no. Decimos eso por el sistema que tienen los chinos, esa mezcla de dictadura comunista con paraíso neo liberal, no puede ser nada bueno. Eso, es como mezclar cicuta con cianuro.

Aquí, en este foro, como digo, siempre hemos optado por otras vías. Particularmente, nosotros vemos como futura superpotncia a países emergentes como Brasil, como Chile, como Sudáfrica, como Australia, como Argentina, como México. Siempre que se desprendan de diversos problemas de desigualdad, que todavía arrastran de épocas pretéritas. Tampoco es que veamos a ninguno de ellos como superpotencia mundial, como adalid de la supremacía económica. Si los vemos liderando un mundo en el que el poder y las diferencias económicas se acerquen, un mundo en el que se coopere en todos los estamentos.

Volviendo a la "vuelta al hogar" de las empresas patrias que se fueon al "paraíso" chino, esto les ha pasado a varios empresarios jugueteros de la emprendedora provincia de Alicante,  a varios empresarios textiles de toda España, o algunos empresarios de la marroquinería, bolsos, zapatos, carteras, cinturones, de piel, que tradicionalmente trabajaban en la localidad de Ubrique, en la provincia de Cádiz, los cuales, hartos ya de la fábrica global, han mandado a esta a hacer puñetas, y se han vuelto a casa.

Mira que si esto fuera el principio del fin de la dichosa y jodida globalización. Mira que si esto se empezara a encauzar y se empezara a tener un poco, muy poco, de sentido común, por parte de algunos empresarios y de algunos políticos. ¡Anda que no íbamos a acabar con la crisis!. Porque por mucho que se empeñen algunos, la menor distancia entre dos puntos, sigue haciéndose por linea recta y, dos y dos, siguen por ahora siendo cuatro.
"Un pueblo numeroso es la gloria de rey,
la escasez de súbditos es la ruina del príncipe"
(Proverbios 14, 28)