Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 27 de noviembre de 2012

¡Ahora en serio!


Qué este es un país de auténtica chirigota, de auténtico cachondeo, eso, ya lo sabe todo el mundo, dentro y fuera de nuestras fronteras.

No vamos a comentar mucho más, pues no queremos caer en la pesadez y en el "erre que erre", la costalada que se ha pegado el señor Mas, él solito, sin ayuda de nadie, convocando unas elecciones solamente dos años después de haber ganado las pasadas, y perdiendo once diputados en el empeño. Tampoco vamos a hacer mucha más madera del árbol caído; Mas sabía mejor que nadie lo que tenía entre manos en casa; una administración absolutamente arruinada, con una incapacidad total para pagar nóminas y dar los servicios necesarios a una ciudadanía, la catalana, que está viendo como lo que fue en su momento la y locomotora industrial española se hunde, y que es corresponsable de ello, junto con sus políticos.

Eso si, alguien responsable, en Cataluña, en España, (Ya se que es tarea difícil encontrar alguien así), debería empezar a poner los puntos sobre las íes e intentar reformar la ley que permite a un presidente autonómico o a un presidente del gobierno de España, convocar elecciones, solamente dos años después de haberse celebrado las que le encumbraron a la presidencia, en busca de una mayoría absoluta que dos años antes la ciudadanía optó por no darle, en un intento claro de tergiversar y manipular la realidad socio-política y la voluntad popular.

Si lo que se quiere es una segunda vuelta electoral, muy bien, que se reforme la ley electoral y que se introduzca esta medida para el caso de que no haya mayorías claras, y en previsión del peligro de un desgobierno por falta de entendimiento de las fuerzas políticas que deberían representar a la ciudadanía en el parlamento, nacional o autonómico. De paso, se podría aprovechar esta reforma para introducir en la ley electoral otra serie de reformas, tendentes todas ellas a ir hacia un sistema democrático, limpio y representativo de la sociedad.

Por supuesto, esto que pido yo hoy aquí, es pedir peras al olmo, pues nadie, ni en las autonomías, ni en los ayuntamientos, ni en estado central, va a reformar nada, y al final, tendrá que ser la ciudadanía la que se imponga, preferiblemente por la fuerza de las urnas, y la que lleve a los políticos, de una santa vez, hacia tal reforma.

Con todo ello, evitaríamos espectáculos tan bochornosos como el llevado a cabo por el señor Mas y su huida hacia adelante, tomándose a chufla el mandato que le dieron hace dos años sus propios votantes, e intentando introducir en una consulta electoral, un giro soberanista, que nadie le había pedido, ni sus votantes, y que dada la situación del país era una locura.

Con actuaciones como la de Mas en Cataluña, los políticos ponen de manifiesto una vez más, la importancia que tienen para ellos las instituciones democráticas, la democracia misma y la representatividad popular. Así nos va.

No hay comentarios: