Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 4 de noviembre de 2012

Dos y dos, igual a cuatro.

No siempre los planes de los malos triunfan. A veces, sus cálculos se vienen abajo, sencillamente porque si, porque no se puede ir contra natura, porque la distancia más corta entre dos puntos es siempre la linea recta, aunque se empeñen ellos en que no sea así, y dos más dos, siguen haciendo cuatro, no cinco como nos han estado diciendo que hacían dos y dos hasta ahora.

Algunas empresas españolas, deslocalizadas cuando esto era Jauja, cuando la República Popular China era el paraíso neo liberal-comunista, están haciendo las maletas y están retornando a casa. Las razones son diversas. Es verdad que en China se ahorraban un 25% de costes laborales con respecto a España, pero la productividad era mayor en España, parece ser, y además, el mercado no estaba ya en China, donde tenían una competencia feroz, que encima hace trampas, ya saben, por la manía de los chinos de copiarlo todo, así que, como les copiaban, y la hacían la competencia desleal, la opción innovación de la patente hispana deslocalizada, era anulada. Haciendo cuentas, en algunos casos, el ahorro en costes laborales era suprimidos por infinidad de problemas, en otros casos, la cuenta a pagar era infinitamente mayor que en España, y encima esas empresas estaban perdiendo su mercado natural, el de toda la vida, el mercado nacional y para ganarse ese mercado nada más fácil que producir lo más cerca posible de él.

Ya dijimos aquí, en este foro, en muchas ocasiones, que el futuro no estaba en ningún caso en un país como China. Este no es el país que va a sustituir, afortunadamente a los Estados Unidos como primera superpotencia mundial. Y no decimos eso porque tengamos nada contra el pueblo chino, no. Decimos eso por el sistema que tienen los chinos, esa mezcla de dictadura comunista con paraíso neo liberal, no puede ser nada bueno. Eso, es como mezclar cicuta con cianuro.

Aquí, en este foro, como digo, siempre hemos optado por otras vías. Particularmente, nosotros vemos como futura superpotncia a países emergentes como Brasil, como Chile, como Sudáfrica, como Australia, como Argentina, como México. Siempre que se desprendan de diversos problemas de desigualdad, que todavía arrastran de épocas pretéritas. Tampoco es que veamos a ninguno de ellos como superpotencia mundial, como adalid de la supremacía económica. Si los vemos liderando un mundo en el que el poder y las diferencias económicas se acerquen, un mundo en el que se coopere en todos los estamentos.

Volviendo a la "vuelta al hogar" de las empresas patrias que se fueon al "paraíso" chino, esto les ha pasado a varios empresarios jugueteros de la emprendedora provincia de Alicante,  a varios empresarios textiles de toda España, o algunos empresarios de la marroquinería, bolsos, zapatos, carteras, cinturones, de piel, que tradicionalmente trabajaban en la localidad de Ubrique, en la provincia de Cádiz, los cuales, hartos ya de la fábrica global, han mandado a esta a hacer puñetas, y se han vuelto a casa.

Mira que si esto fuera el principio del fin de la dichosa y jodida globalización. Mira que si esto se empezara a encauzar y se empezara a tener un poco, muy poco, de sentido común, por parte de algunos empresarios y de algunos políticos. ¡Anda que no íbamos a acabar con la crisis!. Porque por mucho que se empeñen algunos, la menor distancia entre dos puntos, sigue haciéndose por linea recta y, dos y dos, siguen por ahora siendo cuatro.

No hay comentarios: