Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 11 de diciembre de 2012

Cataluña: La oligarquía contra el rey.

Es conocida y seguida por todos la emisión en la cadena pública, TVE, de una serie basada en la vida de Isabel la Católica, y más concretamente en el momento cumbre de su vida, cuando se casa con Fernando de Aragón y empieza a tomar forma esto que hoy llamamos España. Aplaudimos la iniciativa de Televisión Española de volver a llevar a la pantalla una historia tan rica, aunque tan desafortunada, como es la historia de España.

Vamos a poner nosotros también nuestro grano de arena. Nos vamos a ir a unos años antes, no muchos, de que Isabel y Fernando llegaran a gobernar en Castilla y Aragón y sus territorios correspondientes. Nos vamos a ir a junio de 1462.

En aquel año, la reina Juana Enríquez y el príncipe Fernando, que están refugiados en la Força Vella, son liberados del sitio impuesto a la ciudad por las tropas de la Generalidad de Cataluña, gracias a la intervención del conde de Foix.

La revolución catalana estalla el 2 de deciembre de 1460, cuando Juan II encarcela a su hijo, el Príncipe de Viana, acusándole de traidor al reino. La inmediata reacción es el levantamiento de la población de Barcelona, capitaneada por elementos aristocráticos, que acusan al rey de violar sus leyes propias, pero que en realidad pretenden frenar el creciente absolutismo monárquico. Mientras la Generalidad catalana declara a Juan II enemigo de Cataluña, Navarra y Castilla aprovechan el conflicto en su propio beneficio, penetrando en Aragón el 25 de febrero de 1461. Ante esta situación, Juan II accede a liberar a su hijo y a negociar con los representantes catalanes el futuro ordenamiento de Cataluña. Como resultado de esta negociación se llega a la firma de las capitulaciones de Vilafranca del Penedés en julio de 1461, donde se recogen las exigencias de la oligarquía catalana, se nombra a Carlos de Viana lugarteniente de Cataluña y se prohibe la en entrada del rey en Cataluña, sin autorización previa. El 23 de septiembre de 1461 muere Carlos de Viana y su muerte va a desencadenar nuevos y violentos acontecimientos. En principio Juan II nombra sucesor de Carlos a su otro hijo, Fernando (El Católico), que llega a Barcelona el 21 de noviembre para ocupar el cargo de lugarteniente de Cataluña. Hasta mayo de 1462, se suceden continuas intrigas, que culminarán en una nueva guerra civil. La excusa para este nuevo enfrentamiento, la encuentran los oligarcas catalanes en el alzamiento de los remensas, iniciado en febrero del 62 bajo la dirección de Verntallats, hecho que achacan a Juan II, aunque en realidad es provocado por la dureza de la Generalidad para con los campesinos. El odio de la oligarquía a Juan II, encuentra una buena oportunidad para manifestarse. Ante este levantamiento, el príncipe Fernando y su madre, Juana Enríquez han de buscar refugio en Gerona, donde esperan poder recibir el auxilio solicitado por Juan II a Luis XI de Francia.

Juan II pacta con Luis XI los términos de su ayuda, con el Rosellón y la Cerdaña como moneda de cambio, que pasarán a Francia. Al conocerse la noticia, las tropas barcelonesas se dirigen hacia Gerona para someterla a sitio. Mientras la reina y el príncipe Fernando, que se hallan refugiados en la Força Vella de Gerona, son liberados del sitio por el conde de Foix.

Un día antes, el 5 de junio, las tropas de Juan II han penetrado en Cataluña, lo que supone la ruptura de la concordia de Vilafranca, y vencen en Balaguer, Rubinat y Tárrega, mientras las tropas de Luis XI de Francia llegan a Gerona por el collado de Panissars.

El 8 de julio de 1462, Juan II es declarado enemigo y depuesto por los catalanes, que en noviembre de este año ofrecerán la corona a Enrique IV de Castilla. El sitio de Barcelona por Juan II en el otoño de 1462 no da resultado, y la internacionalización del conflicto convierte a Luis XI de Francia en su árbitro. Enrique IV y Juan II firman un pacto en Bayona ( 1463), por el que el primero renuncia a la corona ofrecida por los catalanes a cambio de Estella y su comarca, el segundo accede a respetar las constituciones catalanas, y Luis XI asegura su posesión sobre el Rosellón y la Cerdaña.

No hay comentarios: