Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 5 de diciembre de 2012

La Normalización.

Para una cosa que hace medio bien uno de los ministros de Rajoy, tampoco es cuestión de acallarlo. Tampoco es cuestión de contradecirnos a nosotros mismos, aunque si es cuestión de matizar todo lo que podamos o más.

Verán ustedes; todo esto viene por el pifostio que se ha montado a cuenta de la reforma educativa del ministro Wert. Una de las tradiciones que ha seguido al pie de la letra el gobierno presidido por Rajoy Brey, es que cada nuevo ejecutivo trae debajo del brazo tres medidas: A saber; el cambio de política con respecto a Marruecos, el cambio de política con respecto a Gibraltar y una nueva reforma educativa, que se cargue lo bueno y lo malo de la reforma educativa del gobierno anterior, que no deje contento a nadie y que sirva como cortina de humo para tapar la desastrosa política económica que esté llevando a cabo el susodicho y mencionado gobierno. Esta es una regla de oro para cualquier gobierno de nuevo cuño, acá en las Españas, ya sea este progre, carca o medio-pensionista.

Decimos que para una cosa que hace bien uno de los ministros de Rajoy, el ministro Wert, no vamos a acallarlo, y decimos bien, pero también decimos que hay que matizar todo esto y mucho más, en un país tan poco dado al matiz, como es este.

Verán ustedes; entre las medidas de Wert, está la de que todos los niños españoles, vivan en la región que vivan, puedan estudiar en lengua española en España. Esto, que es de cajón, que debiera de ser así, que tenía que ser así, no era así. Y teníamos que, en algunas partes de España, véase Cataluña, véase País Vasco, véase la Comunidad Valenciana, véase las Baleares, véase Galicia, no se cumplía esta regla tan elemental. Es importante el matiz, como es importante nombrar todas y cada una de las comunidades donde no hay opción para que los niños que quieran, puedan elegir el español como lengua vehicular en sus estudios, porque tres de esas comunidades, Baleares, Valencia y Galicia, están gobernadas por el partido del señor Wert. El Partido Popular.

Hay otra medida que me llama la atención. Esa es la de la unificación de temarios, por ejemplo en historia. Esto es, que los alumnos de toda España, sea la que sea la comunidad en la que vivan, estudien solamente una historia, la de su país, España, y no las diecisiete tergiversaciones que los distintos departamentos de educación de sus regiones, se hayan sacado de la manga, para manipularlos y lavarles inmisericordemente el cerebro.

Todo esto es muy fácil y muy sencillo. No hay que darle vueltas a nada, ni marear ninguna perdiz para entender, que una cosa es transferir políticas a las autonomías, y otra muy distinta es legislar de diecisiete maneras distintas desde esas mismas autonomías. A ver cuando nos empezamos a dar cuenta, de una santa vez, que las autonomías son Estado, son una parte de ese Estado, en el cual se deben de aplicar unas leyes iguales para todos.

Es por ello, que con todos los matices del mundo, aplaudimos la voluntad del señor Wert de poner este debate encima de a mesa, pero nos tememos que esta voluntad y esta valentía de alguien que por fin decide hacer algo, solo sirva para alentar la escandalera habitual por parte de los políticamente correctos, mamandúrricos habituales de las nacionalidades periféricas, y sus usos y costumbres. Nos tememos mucho que esto solamente va a servir para la habitual cortina de humo que intente tapar el descrédito y el desacierto de este gobierno en otros temas, y esto sería una pena, porque la educación la vemos como el arma más importante para, en un futuro próximo, hacer que este país salga de la crisis, económica y de valores, en la que se encuentra sumido.

No hay comentarios: