Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 26 de febrero de 2013

Una hamburguesa llamada caballo.

 
 
Empezaron con unos restos, insignificantes, nada de nada, vamos; una minucia, de carne de caballo en algunas bandejas de carne picada, preparadas al efecto para hacer hamburguesas.
 
Al principio eran uno o dos supermercados. Nada con lo que alarmarse. Una memez sin importancia, vaya.
 
Poco a poco, según pasan las semanas, ya encontramos carne de equino en lasañas, tortellinis, ravioli, canelones, empanadas de carne, de distintas marcas, distintos modelos.
 
Pero ojo, no vayan a alarmarse, que no pasa nada. Ahora, han pasado de negar, a justificar. Increible.
 
Ahora, a través de los medios de comunicación a sueldo, esto es, todos o casi todos, nos vienen diciendo que la carne de caballo es muy nutritiva, que es muy saludable, que casi no tiene colesterol, ni grasa, ¡eh!, y que es sana, sanísima de la muerte, para las dietas pobres en hierro y calcio, y por tanto buenísima para los anémicos, y para todo el mundo, que carajo.
 
Dentro de nada veremos al cocinillas televisivo de turno prepararnos en su cocina catódica, algún plato de la nueva cocina snob gilipollista, como costillas de burro decontruídas, sobre lecho de nabos al Pedro Ximénez, o algo similar.
 
Además, nos informan que los españoles somos gilipollas. ¿No lo sabían? En Francia y en Italia, la carne de potro es un auténtico manjar, y se los comen con herraduras y todo. Cosas de la cultura de cada pueblo, vamos. Esperemos que no se acojan al mismo argumento, pero esta vez con la carne de perro, pues en el sudeste asiático los perros son una auténtico manjar, y claro, como decía el otro, hay gente pá tó, con menos escrúpulos que una hiena.
 
Pero estas cosas tienen que pasar porque sí, porque no hay más remedio. Verán, es que tengo un primo veterinario, y el hombre me ha advertido, de que, claro, que no hay peligro si uno como potro, purasangre, burro o jamelgo, ya, pero va dependiendo, y no se puede comparar un filete de vaca, como se está haciendo tan alegremente, con uno de caballo. Además, luego, está lo de la crisis, que no hay dinero, vaya, que las administraciones están recorta que te recorta, en medios, en personal, en todo, y claro, algunas empresas alimentarias, se tienen que autovigilar. El ideal de neoliberalismo; no hay estado, y ya saben. Pero es que, si no hay estado, y el que más y el que menos se autovigila, pues eso, ya saben, a comer hamburguesas de caballo, que es una carne muy sana, y muy nutritiva, y quien sabe, con el tiempo, alguno igual empieza a desarrollar orejas de burro, o quijadas.  








domingo, 24 de febrero de 2013

"La prudencia es la verdadera ancianidad,
la vida intachable es la honrada vejez"
(Sabiduría 4, 9)

viernes, 22 de febrero de 2013

¡Pero que lejos están todos de la realidad!

Un año más, la mascarada, el debate sobre el estado de la Nación, o de lo que va quedando de ella.

De los políticos, más o menos nos lo esperábamos. Son una casta, apartada del mundanal ruido por los gruesos cristales de las ventanas de sus despachos enmoquetados, y por el grueso blindado de los coches que los llevan, arriba y abajo, con coste a su bolsillo, y al mío, naturalmente.

De quien no me lo esperaba tanto es de la casta periodística, de los tabloides del TDT party, que día si, y día también, tertulianean, vomitan sus opiniones compradas, se prostituyen, mangonean, se interrumpen unos a otros, llenan de mierda las tardes y las mañanas radio televisivas.

Está cayendo la que está cayendo, y todavía aparece algún júligan, en las cadenas peperoadictas diciéndonos lo bien que ha estado nuestro egregio presidente, lo guay que hablado, y la paliza dialéctica que le ha dado, al malo, malote; Pérez Rubalcaba. ¡Ooooooooh!

Muy mal, peor de lo que nos creemos, tienen que estar las cosas para que haya tal despliegue de talibanismo periodístico. A veces, pienso que en vez de estar viendo una tertulia política, estoy viendo el "Punto Pelota".

De todos modos, no se porque diantres nos extrañamos a estas alturas de la película. Todos forman parte de la misma cosa. Políticos, periodistas; todos, comen de la misma mano. La mano que mece la cuna.

Del debate, mejor ni hablamos, o lo haremos sólo de pasada. Nada nuevo. Algo hecho para justificar apoyos de la juliganada de cada partido. Todo de vergüenza ajena. Rajoy, ¡psss!, como siempre, en plan registrador de la propiedad. Rubalcaba, ¡psss!, como siempre, menos maquiavélico que en otras ocasiones, más apagado, total; sabe que por mal que lo haga Rajoy Brey, nadie lo va a apoyar. Los dos bajando, cada día más, con el país hecho unos zorros. Nada nuevo.

martes, 19 de febrero de 2013

¡TCHSSSSS! Si hay subvención, silencio.

Otro año más, la gala de los Goya.

Para ser tan antiyankis, hay que ver lo que nos gusta copiar a los americanos.

Porque esta semana se produce otra mascarada fotocopiada del american way of life; el debate sobre el estado de la nación. En Yankilandia, ya ha sido. Allí se llama el debate sobre el estado de la Unión. Sirve para poco más que sirve su homólogo cañí, esto es; para nada, pero ahí está..

Por cierto que; la que se ha liado con las críticas de algunos de los participantes en la gala de los Goya. Qué si Candela Peña, con lo de la muerte de su padre en un hospital público, donde no le daban mantas, ni agua. Qué si lo de Maribel Verdú, con lo de los desahucios, y lo de los ricos, que lo son cada vez más, por quitar cosas a los pobres. En fin, lo de todos los años.

La prensa del movimiento, es decir, toda la prensa, ya anda dándole estopa a los premiados y sus críticas hacia el gobierno. Esto tampoco es nuevo.

Se critica a los criticadores cinematográficos, como siempre, y se les echa en cara que viven de la pura y dura subvención pública. Esto también me suena.

Como si la subvención pública fuera un seguro anticrítica que paga el estado, o el gobierno de turno, para que no les critiquen, ni se metan con ellos, ni.....

¡Anda!; ahora me explico la actitud poco o nada combativas, o bastante a favor del gobierno de turno, de algunos tertulianos invitados en algunas televisiones públicas. De cualquier ámbito, no hace falta que sean televisiones públicas controlas por el Partido Popular, solamente.

Algunos de ellos, reconocidos liberales, partidarios de la no subvención.

Qué gran país, ¿verdad?


domingo, 17 de febrero de 2013

Pero el justo, si muere prematuramente,
descansará en paz.
La vejez honorable no es la de largos días,
ni se mide por el número de los años"
(Sabiduría, 4, 7-8)

viernes, 15 de febrero de 2013

¡Yo soy de Alcorcón, de Alcorcón, de Alcorcón!

¡Yo soy de Alcorcón! Esta es la canción más tarareada en la localidad del sur-oeste de Madrid durante estos días, tras conocerse la noticia de que "Habemus Eurovegas". En las imágenes de televisión se podía ver a un grupo de chavales, saltando y bailando, en lo que imaginamos es la Plaza Mayor de la localidad alcorconera, al ritmo del estribillo antes mencionado, copiado del patrioterismo de sangría y fútbol de los seguidores de la egregia selección nacional de fútbol.

No me quedan apenas fuerzas para criticar Eurovegas, pues al fin y al cabo, una inversión así es la respuesta lógica a los méritos de un país como España; que se permite el lujo de formar en las universidades del país, a medio millón de jóvenes que van a acabar sus días de camareros y de canguros en la Europa del norte. Esta es una banderilla más en las anchas espaldas de la ancha Castilla. El pueblo canta y baila, ahora, cuando se conoce el proyecto, cuando los Pepitos Grillos de turno son acallados. Ese mismo pueblo que saldrá a la calle indignado, cabreado, asombrado, a consecuencia de lo que hoy celebran, de lo que, aparentemente, viene envuelto en el papel del dinero sucio, el juego, la falta de escrúpulos, la barra libre, la fetidez.

Todo da igual. ¡Yo soy de Alcorcón!, gritan, y brindan con cava y con sidra "El Gaitero", y bailan y cantan, como si les hubiera tocado algo a ellos, y el alcalde de la localidad sale a la palestra, y se felicita por la lluvia de millones y de puestos de trabajo que van a caer desde el cielo raso y azul de Nevada, porque en eso seguimos siendo muy de pueblo, y pensamos que una inversión así, tiene que ir primero para los del pueblo, y luego si sobra para los demás. Qué bien nos retrató don Miguel Delibes en su novela "El Tesoro".

¡Yo soy de Alcorcón!, cantan, y bailan al son que más calienta, como en la década pasada cantaban y bailaban los habitantes de la Comunidad Valenciana, cuando veían desfilar por sus calles desde la Fórmula 1, hasta la Copa América de vela, con inversiones millonarias. Cuando se anunciaba que se iba a construir un aeropuerto en Castellón. Cantan y bailan, como cantaban los zaragozanos con su Expo del agua, que hizo aguas por todos lados, o como los habitantes de media España, a los que se les  prometió trenes de alta velocidad hasta para ir al baño, o los habitantes de los secarrales levantinos y castellanos, poblados de grúas y ladrillazos a medio construir y despoblados de gente, o los habitantes de ciudades dormitorios, como la misma Alcorcón, cuyos ayuntamientos en los años de jauja y crédito, sorteaban las viviendas de protección oficial entre los ciudadanos, como se sortean bellotas entre los cerdos. Y los ciudadanos acudían, y cantaban y bailaban, y bebían sidra y cava, cuando les tocaba una de las viviendas sorteadas. Cantaban y bailaban, pero no se preguntaban, quien eran lo políticos para sortear algo a lo que tenían derecho, como es la vivienda.

Por ello, líense la manta a la cabeza, canten conmigo, bailen, salten, ¡Yo soy de Alcorcón, de Alcorcón!. Ya vendrá el tiempo de lamentarnos.

martes, 12 de febrero de 2013

Tontilandia Show: Peperada Show.

La verdad es que no tenía pensado desarrollar el tema de las ILPs (Iniciativa Legislativa Popular) presentadas hoy, por diversos colectivos, en el Congreso de los Diputados. La verdad es que tenía pensado escribir hoy aquí, sobre el aterrizaje, nos tememos que forzoso, del señor Adelson y su Eurovegas en Alcorcón. Pero la actualidad es la que es, y el esperpento de gobierno que nos desgobierna, es el que es, y claro, hay días, como hoy en los que es difícil escribir sobre nada más, porque las cagadas de los chicos de Mariano son cada vez más evidentes, y cuando no se puede, no se puede, así que Eurovegas, tendrá que esperar.

Pues decíamos que hoy, en el Congreso, se presentaban del ILPs; una para llevar a trámite una ley que declare los toros bien de interés cultural y la otra, para llevar a trámite una ley que permita la dación en pago, en nuestra sufrida España, en los casos de personas que no puedan pagar sus hipotecas. La cosa prometía. Llevar al mismo tiempo al Congreso dos iniciativas populares tan distintas puede llegar a estallarle a uno en la cara, como así le ha pasado al PP. Y es que una de las iniciativas era de carácter festivo, que tiene más que ver con el pan y circo que con otra cosa, y la otra de carácter más crítico y dramático, que tiene que ver con la tragedia cotidiana que están viviendo muchas familias en España, la de quedarse sin vivienda y que esta pase a engrosar la cifra, descomunalmente alta de viviendas vacías y propiedad de las entidades bancarias que hay en España.

La cosa estaba cantada ya; lo de los toros estaba hecho, el rodillo pepero votaría que si. Lo de la dación en pago también estaba hecho, el rodillo esta vez votaría que no. Esto ha producido una oleada de críticas descomunal, dentro y fuera de España, dentro y fuera de las redes sociales y nos atreveríamos a decir, que dentro y fuera del PP. El caso es que, entrada ya la tarde, cuando el cabreo contra el PP era evidente una jornada más, cuando el pueblo clamaba vía feisbuc, cuando todo el mundo le dice a Mariano que no son gigantes, que son molinos de viento, nos enteramos que una pareja de octogenarios se suicidan en las Baleares, después de enterarse que en los próximos días iban a ser desahuciados de su vivienda. La pareja de ancianos decidió darse un atracón de somniferos y poner así fin a su existencia.

Parece ser que en el peperato se empezaron a hacer preguntas. La cosa pintaba mal. No era serio votar en contra de los desahucios y a favor el pan y toros, cuando dos ancianos se han atiborrado de pastillas hasta llegar a la muerte, gracias, entre otras cosas, a la inacción del gobierno de Rajoy Brey. Así pues a media tarde, tocaba envainársela, decir Diego donde decían por la mañana digo, y decir a la opinión pública, tan crítica con ellos, qué si, qué vale, qué bueno, qué votan a favor de las dos cosas, de que sea votado en el Congreso, por los padres de la patria, que los toros, sean pan y circo de interés cultural, y que los afectados por impagos de hipotecas puedan dar el piso a cambio de la deuda. Total, esto no quiere decir nada, una vez la ley vaya al congreso, con votar que no, cuando esto sea así, con el rodillo pepero, a favor de la oligarquía bancaria, punto en boca y a otra cosa mariposa.

Para terminar, tres aldabonazos más: Uno; Gallardón, porrompompón, ha decidido quitar muchas de las tasas a la justicia que había impuesto el mes pasado, y bajar otras. ¿La presión popular? ¿Quién sabe? Dos; el Supremo echa para atrás el indulto que el ínclito Zapatero regaló al banquero Alfredo Saez, y que el PP ni se encargó de preguntar, por qué ni por qué no. Tres; el Partido Popular amordazó la comparecencia del Presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, alegando que era el deseo de Draghi el que esto fuera así. Bien; Draghi acaba de decir que nones, que él no dijo nada de eso.

Y es que hay días que es mejor ni levantarse de la cama.

domingo, 10 de febrero de 2013

"No corráis tras la muerte con los estravíos de vuestra vida,
ni os atraigáis la ruína con las obras de vuestras manos"
(Sabiduría 1, 12)

martes, 5 de febrero de 2013

¿Y los corruptores?

Todo esto empieza a resultar muy raro. No, no me refiero a la supuesta corrupción de los partidos políticos. Nos imaginábamos algo, mucho, todo. Detrás de la política siempre hubo, hay y habrá corrupción. Lo raro es que salga ahora y en tanta cantidad, y sobre el mismo partido. ¿Por qué? ¿Por qué ahora? ¿Por qué los medios de comunicación a sueldo de la oligarquía imperante y que auparon a Mariano a la poltrona, se vuelven ahora contra el?

Hay un intento claro, pienso yo, al margen de la suciedad mayor o menor de nuestros políticos, de vincular sistema democrático con corrupción. Hay un intento, no de mejorar la democracia, desde dentro de los partidos, intentando limpiar los que hay, o trayendo otros nuevos. Hay un intento de socavar, de implosionar el Estado, como tal y poner al mando a un tecnócrata, si o si, por ahora por las buenas, después ya veremos.

Porque aquí hay algo que me está empezando a faltar, bueno, la verdad es que hace años que lo echo en falta, y esto es la publicación, la plasmación en las primeras planas de los periódicos, de los nombres de los corruptores, de los nombres de sus empresas, de los nombres de lo que han conseguido gracias a corromper al político de turno.

Un ejemplo. En un país, llámese X, de repente a un político se le ocurre liberalizar los horarios comerciales y permitir la apertura de los comercios en domingos y festivos. ¿Me siguen? ¿Quién le dice a usted que esa ley no se ha sacado gracias a una prebenda, por ejemplo en forma de dinero negro para las arcas de ese partido o para los bolsillos de sus titulares. Esto es solo un ejemplo.

La cosa se agrava cuando vemos a un ex ministro/a, sentada en un consejo de administración de la empresa A, B o C, tras su paso por la política. No es eso también corrupción. ¿Legal? Puede ser, pero, ¿es moral? No, claramente.

De todos modos, insistimos, el que sale en los medios es el corrupto, pero ¿y el corruptor?. ¿Se le persigue? ¿Tiene tanta mala fama entre la ciudadanía? ¿Por que solamente se procede a desprestigiar a los políticos cuando se corrompen y no se mete en este saco a los que corrompen a estos políticos?.

¿Cuantas grandes empresas se han lucrado con toda esta corrupción?

¿Responden nuestros políticos a la voluntad de la ciudadanía o a la voluntad de las grandes corporaciones que los corrompen?

¿Estaría usted dispuesto a dejar de consumir productos provenientes de una empresa que se haya lucrado corrompiendo a su político de cabecera?

Las preguntas del millón.

domingo, 3 de febrero de 2013

"Mira, sólo esto es lo que he comprobado: Dios ha hecho al hombre recto, y es él quien se busca innumerables complicaciones"
(Qohélet 7, 29)