Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 14 de mayo de 2013

la FAO y los insectos.

La FAO nos recomienda comer bichitos; cucarachas, hormigas, escarabajos peloteros, avispas, larvas, gusanos de seda e insectos varios para paliar la falta de proteínas en nuestra dieta diaria, como sustitutivos de la carne.

Hay hambre en el mundo, eso es un hecho. Hay hambre porque cuatro especuladores con sus especulaciones, con su avaricia, con su afán de ganar dinero a toda costa, han hecho subir el precio de los alimentos básicos en los mercados de futuros. Y es que el mundo está lleno de malos malotes de la muerte que hacen eso a sabiendas, y de necios, que quizá inconscientemente lo hacen, o lo hacemos, sin saber un higa, dando prestado o en deposito nuestros ahorros de toda la vida al malo de turno, que si lo sabe.

Hay hambre en el mundo, entre otras cosas, porque en Occidente, con nuestra estúpido modo de vida tiramos la comida. Ya ven que cosas. A mi, de pequeño, en mi casa, mi santa madre y mi santo padre me decían que tirar la comida es ofender a Dios. Pero; quien cree en Dios a estas alturas, casi nadie. Así nos va. Nuestros intermediarios tiran el treinta por ciento de las cosechas de frutas y hortalizas porque no dan el peso o el calibre para exponerlas en los supermercados. Los platos de los restaurantes vuelven a cocina medio llenos, no por ser poco apetitosos, vuelven medio llenos porque los restaurantes de medio pelo, ofrecen unas raciones excesivas, exigidas, eso si, por el hiperalimentado y zampabollos cliente.

Hay hambre en el mundo, porque hay organizaciones como la FAO, que no sirven para nada, que solo sirven a los intereses de los más poderosos, de las multinacionales alimenticias, de los especuladores, de los ladrones de guante blanco, de los sinvergüenzas que especulan con la comida, en vez de dedicarse a combatir ese hambre, que es para lo que fueron diseñadas y creadas en un principio.

Hay suficiente alimento para sustentar a los más de seismil millones de seres humanos que poblamos ahora mismo el planeta. No hay necesidad de recurrir a comer hormigas, larvas o cucarachas. Que se las coman los de la FAO.

Solamente hay que aplicar el sentido común. Si; es difícil, pero habrá que intentarlo; ¿no?. Y es que no me veo yo cocinándome una ración de libélulas al cabrales, solo porque la FAO lo diga.

No hay comentarios: