Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 24 de junio de 2013

"Menos bola e mais escola"



Los clichés; ¡ay, los clichés!.

Los clichés nos dan a este cómo un país de toreros, bailaoras, de siesta, de sangría, de paella, de chapuzas y de políticos corruptos. Algunos clichés dan en la diana, pero otros....

Los clichés nos decían de Brasil aquello de amarela, jogo bonito, Copacabana, exuberancia femenina, favela, corrupción y pan y fútbol. Algunos clichés no dan en la diana ni a la de tres.

Estos días de pan y fútbol, la población brasileña se está rebelando contra su casta dominante, harta de la corrupción, de la inflación, de los salarios de miseria, de las infravivienda, de los servicios sanitarios solo para quien pueda pagárselos, de la educación elitista, de la riqueza mal repartida. Harta, imaginamos de estar harta.

Alguna voz, como la de "O Rei" Pelé, se ha alzado pidiendo respeto por el pan y circo futbolero y recomendando a los brasileños patriotismo y paciencia en estos momentos en los que, según "O Rei", el país se juega tanto con la organización de un mundial de fútbol y unas olimpiadas.

Cuando a escasos dos kilómetros de la chabola donde malvives en un barrio de favelas de la ciudad de Fortaleza, rodeado de mierda, ratas, enfermedades, mortandad infantil, droga y delincencia, es difícil ver con buenos ojos, con ojos patrióticos, el que el gobierno de tu país se gaste una millonada en un estadio de fútbol.

Estoy sorprendido, gratamente, de ver el grado de responsabilidad y de madurez de la sociedad brasileña, que ha dicho basta a sus políticos.

Por cierto; en el caso de que concedan a Madrid la organización de los juegos olímpicos del año 2020 (Dios no lo quiera), y en el caso de que el personal harto, empobrecido y cabreado, salga a la calle, me gustaría ver, y me estoy imaginando lo que dirían los de siempre ante semejante "afrenta". "Antipatriotas", "que protesten pero que no molesten", "que no coarten mi libertad", etc, etc. Al estilo de "O Rei".

Y es que hay gente que no se entera, y lo que es peor, tampoco quiere enterarse, y claro, luego pasa lo que pasa, que los acontecimientos cogen a más de uno con el pie cambiado.

No hay comentarios: