Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 17 de junio de 2013

Tontilandia Show: Un tren de alta velocidad entre Madrid y Alicante para ahorrar 50 minutos.

Se ha inaugurado hoy, por cierto, en un acto no exento de bulla, bandera tricolor, pito y algarabía indignada, mezclada con el "cocheoficialismo" y el cortesanismo de la casta.

Figúrense, se emplean miles de millones de euros y recursos precisos y preciosos, para que alguien pueda ahorrarse cincuenta minutillos de nada desde la capital del imperio hasta las playas de Alicante, donde le esperan la ansiada sangría y la paella, y donde podrá lucir palmito, o palmazo, al sol veraniego del Mediterraneo.

Lo de este país es increíble. No aprendemos. Hasta hace cuestión de nada, ir en tren desde la misma capital de España hasta mi tierra, Extremadura, era hacer un viaje en el tiempo hasta el siglo XIX. Si asomabas la cabeza por la ventanilla del traqueteante tren, podías ver los postes de telégrafo, como las más famosas películas del "far west". Por supuesto; las traviesas de las vías eran de madera, de buena madera de pino, imagino, pues mira que han durado. En invierno, los trenes, no podían alcanzar según que velocidades, pues había riesgo de descarrilamiento a causa de lluvías y hielos. No estoy hablando del año 36, ni del 50 del pasado siglo, estoy hablando del año 2008 que es la última vez que se me ocurrió la idea de ir en tren hasta mi tierra. Bien, pues hoy, están mis paisanos esperando, como agua de mayo, que el AVE Madrid-Lisboa, tan esperado, tan prometido, tan en el aire, pase y pare en tierras extremeñas, y nos lleve, de paso, al siglo XXI. Esperen sentados.

Y es que no tenemos remedio. No nos conformamos con arreglar, adecentar y modernizar lineas ya existentes y obsoletas, no porque la gente se haya olvidado del tren, sino por todo lo contrario, las autoridades han hecho que el tren se olvide de la gente. Traviesas de madera, lineas sin electrificar, velocidades medias obsoletas y desidia institucional, han hecho que en muchos lugares de España la gente le haya dado la espalda al tren. Normal, oiga. Eso si, de Madrid a Alicante, hoy se han invertido miles de millones de euros para que el personal se pueda ahorrar 50 minutos, y de Zaragoza a Jaca han construído una linea de AVE para los esquiantes, o por mejor decir, para nadie, pues nadie utiliza esa linea, por cara, entre otras cosas. Hace no mucho, tomabas el TALGO en Puerta de Atocha, y te ponías en Barcelona desde Madrid en cuatro horas y media. Hoy tardas hora y media menos, pero a qué precios.

Los números cantan; no hay una sola linea de alta velocidad rentable hoy en España, por su coste de construcción, por su coste de mantenimiento, por las distancias, en algunos casos irrisorias como la que hay entre Madrid y Toledo, dos ciudades comunicadas por AVE.

¿Por qué entonces se persiste en seguir erre que erre construyendo lineas de AVE? ¿La mamandurria?

¡Noooo! ¡Para nada!

No hay comentarios: