Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 28 de julio de 2013

"El fuego arde según el combustible,
y la disputa se propaga según su violencia;
la ira de un hombre depende de su fuerza,
y la colera se levantará según su riqueza"
(Sirácida 28, 10-12)

domingo, 21 de julio de 2013

"Yo dije: Regaré mi huerto y empaparé mis prados.
Y he aquí que mi canal se hizo un río,
y el río se hizo mar.
Haré lucir la doctrina desde la aurora,
y llevaré hasta muy lejos su luz.
Derramaré la insrucción como profecía,
y la transmitiré a las futuras generaciones.
Ved que no he trabajado para mí,
sino para todos cuantos buscan la sabiduría"
(Sirácida 24, 31-34)

lunes, 15 de julio de 2013

Egipto.



Casi todo el mundo celebró la primavera que mandó al paro, a la cárcel y al hospital a Mubarak, el eterno faraón que gobernó Egipto durante treinta años.

Se celebraron elecciones democráticas, las cuales fueron ganadas por los Hermanos Musulmanes.

A alguien no debió gustarle mucho esto. Reconozco que a mí los Hermanos tampoco me van mucho, pero el hecho es, que ganaron.

Ahora, con la excusa de que el pueblo ha salido otra vez a la calle para echar denunciar los devaneos poco democráticos de Mohamed Morsi, el líder de la organización islamista y presidente egipcio electo en las urnas, el ejército ha dado un golpe de mano, ha nombrado un gobierno provisional y ha recluido en prisión al Morsi.

Desde luego, Mubarak no lo hubiera hecho mejor.

Por cierto; de presidente interino han elegido a un economista prestigioso, y por supuesto, neo liberal. Como vicepresidente han elegido a El Baradei; ¿se acuerdan de El Baradei?, aquel inspector de la ONU que andaba buscando las armas de destrucción masiva que supuestamente tenía Sadam Husseín, y que nadie encontró tras la destrucción del país por las tropas de Bush y sus acólitos.

¿Les suena el guión?

A mi también.

Me pregunto por qué no dejarán de meter las narices en los asuntos internos de los países y dejarán que el pueblo, en este caso el pueblo egipcio, encuentre un camino verdadero hacia la libertad. Luego nos preguntamos por qué en el mundo árabe la gente opta por tipos tan poco recomendables como Morsi y su organización. Igual es que no les dejamos otra salida.

domingo, 14 de julio de 2013

"¿Qué hay más luminoso que el sol?
Pues también él se eclipsa.
Quien es de carne y sangre urdirá la maldad"
(Sirácida 17, 31)

domingo, 7 de julio de 2013

"El Señor odia toda abominación,
y los que le temen no la aman.
El hizo al hombre al principio
y lo dejó en manos de su propio albedrío.
Si tú quieres, puedes guardar los mandamientos;
permanecer fiel está en tu mano.
Él ha puesto ante ti el fuego y el agua;
extiende tu mano a lo que quieras.
Ante el hombre está la vida y la muerte;
a cada uno se le dará lo que él quiera"
(Sirácida 15, 13-17)

lunes, 1 de julio de 2013

¿Quién venció al comunismo?

Ellos dicen que ganaron la Guerra Fría, y presentan a Reagan, a Mrs Tatcher, incluso a Juan Pablo II como sus campeones, como sus iconos. Pero la cosa no es tan sencilla. La vida en la Europa  del Este es complicada, cada vez más, y hay países como Bulgaria, como Rumanía, y otros, donde llegar a fin de mes es una odisea, un despropósito, algo casi imposible, para la gente corriente. Pero ellos repiten una y otra vez, con voz monocorde, en artículos periodísticos dirigidos a monopensantes, que fueron ellos y su manera de ver el capitalismo y la libertad individual los que se cargaron al comunismo.

Lubomir se vino de Bulgaria nada más caer el muro, en el 91. Llegó a España con una mano atrás y otra adelante, desde el paraíso de los proletarios, la corrupción, el asesinato político, la inmensa cárcel y el inmenso potro de tortura que era la Bulgaria comunista. Aquí encontró libertad individual, una esposa, unos hijos, un trabajo, una casa con hipoteca. Lobomir construyó aquí una nueva vida.

De vez en cuando vuelve a su país, a visitar a sus hermanos que todavía viven allá. De un tiempo a esta parte la sociedad búlgara no hace más que protestar, por los bajos sueldos, por la carestía de la vida, por la corrupción política, por la delincuencia, por los deficientes servicios, en definitiva, por problemas que no les ha resuelto su pertenencia a la UE, ni el neo liberlismo salvaje al que se ven sometidos hoy en día los búlgaros. Iván, el hermano mayor de Lubo opina que para esto era mejor haberse quedado con el comunismo. Son muchos los búlgaros que opinan otro tanto. Les vendieron en los noventa, no el neo liberalismo, no el individualismo, les vendieron que podía haber un estado social y a la vez democrático, les vendieron que capitalismo y protección social no estaban reñidos, que la empresa privada y la estabilidad laboral eran compatibles, y para convencerlos les ponían el ejemplo de la República Federal Alemana, y de Suecia, Noruega o Dinamarca, donde la social-democracia de centro izquierda aliada a veces con la democracia-cristiana de centro derecha, había logrado el milagro. Y así fue. Era como si les hubieran dicho desde el otro lado del muro; mirad, nosotros podemos hacer como vosotros, proteger al trabajador y a la vez ser libres.

Esta es la prueba de quien venció al comunismo pro soviético. No, el liberalismo. No, el individualismo. Al comunismo lo venció la combinación de estado de bienestar con capitalismo y libertad individual, justo lo contrario que proclama hoy la Unión Europea.

Qué cosas.