Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 19 de agosto de 2013

Tontilandia Show: Anuncio sexista.

Agosto. Calor excesivo en Madrid. Soy asiduo del transporte público, uno de esos muertos de hambre que no tiene un euro para comprarse un coche decente y contaminar como Dios manda a troche y moche. Son las dos de la tarde, viajo en autobús por un barrio residencial de la capital surgido al calor de la burbuja inmobiliaria y de los años de casa del vale todo. Trabajo por allí cerca. El autobús va lento, casi diríamos que va pisando huevos, el calor dentro es asfixiante: el gas del aire acondicionado, que, o se les ha pasado cargarlo o no hay caudales para tal fin.

El autobús para; " Próxima parada calle....con calle....." anuncia la megafonía del horno con ruedas que nos transporta. En la marquesina de la parada, la parte habilitada para la publicidad luce hoy una escultural chica rubia, pivón de yate, guapa, ojos azules, imponente a todas luces e inalcanzable. La chica luce, y lo luce muy bien, un conjunto de ropa interior de lo más chic. El anuncio en cuestión es de una conocida marca de tiendas de ropa interior. Me fijo que a alguien no le ha gustado el anuncio de marras. Un grafiti tapa las braguitas de la rubia. "Anuncio Sexista", pone.

El autobús avanza. Una, quizá dos o tres paradas después, no me acuerdo, hay otro anuncio de la misma marca de tiendas de ropa interior. Esta vez el protagonista es chico. Un tipo musculado, con cara de pocos amigos, con el pelo de punta, a lo Cristiano Ronaldo, es el amo del espacio publicitario de la marquesina. El tipo va ataviado con unos calzoncillos de marca. Esta vez no hay grafiti. Esta vez a nadie le ha molestado el chico en calzoncillos, ni nadie se ha molestado en pintarrajear la marquesina con lo "Anuncio Sexista".

Me pregunto por qué. Quizá es que el grafitero/a en cuestión se bajaba en la parada del anuncio de la chica rubia de ojos azules, porque vivía allí, y que simplemente tenía un mal día y lo pagó con el anuncio, y con la marquesina de la parada del autobús, cuya limpieza de grafitis y guarradas varias pagamos todos. O quizá llegó hasta la parada del anuncio del chico de los gayumbos de marca, y no le salió de ahí mismo grafitearl, porque el grafitero en cuestión era grafitera, o grafitero gay, y lo que le parecía sexismo con respecto a la chica rubia, era agradable a su vista con respecto al chico, el cual con sus músculos y sus gayumbos, le pareció de lo más sexy, y claro, como vamos a tapar algo que nos gusta. La imaginación es libre, ya se sabe.

El caso es que está muy mal grafitear las marquesinas de las paradas de autobús. Pero puestos a ello, si lo hacen, si se molestan en poner lo de "Anuncio Sexista", que lo hagan con todos, sean estos protagonizados por chicos o por chicas. Eso si, que se acuerden luego de abonar la posterior limpieza del grafiti-protesta, y si no lo hacen, entonces que no se molesten en pintarrajear ni unos ni otros.

  

No hay comentarios: