Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 13 de agosto de 2013

Una roca en el camino.

Día a día, se hace cada vez más evidente la precarización de la vida de montones de españoles, cada vez más. Cualquier idiota puede darse cuenta de ello, cualquiera, incluso algunos de los habituales de las tertulias de radio y televisión. Otra cosa es que quieran.

El paro se reduce, al menos eso dicen algunos, gracias a los maravillosos contratos temporales, por horas, a media jornada, con sueldos miserables, que las empresas, con la connivencia de sindicatos y gobierno, están dando a luz.

Hay ninños a los que sus padres no pueden garantizar tres comidas diarias.

Hay gente que vive con lo puesto.

Cada vez más.

Pero que nadie se preocupe. No se alteren. Esto al fin y al cabo solo les pasa a los pobres. Usted, mi querido amigo clasemedio, endeudado hasta las cejas, credito-adicto, zampabollos, puede seguir haciendo largos en la pisci y  apurar lo que le queda de veranito.

Es verdad que al año que viene puede ser su hijo el que no pueda comer tres veces al día, o tenga que estar a expensas de los yayos, pero eso será al año que viene, usted ahora disfrute del verano.

Además, por si acaso se despierta en usted una vena crítica hacia el sistema, hemos decidido hacer un malvinazo. Que sí, hombre, como aquel fulano argentino de la junta militar argentina con cara de sargento chusquero, Videla.

Aquella huida hacia adelante de aquellos tipos no estuvo mal, sobre todo para la Tatcher, a la que subieron a los altares. Algo de eso ha debido de ver Cámeron, el premier de ahora. Ellos también tienen sus problemillas domésticos, saben; que si el referendum de autodeterminación de Escocia, que si la subida del euroescepticismo, en fin, como nosotros, más o menos.  Así que el subidón patriotero de Margallo y Mariano, a los guiris no les viene nada mal.

Además, estas fazañas patrias suelen descolocar a la oposición. El Soe, Iu, y los nacionalistas periféricos suelen actuar torpemente ante estas algaradas patrioteras. Claro que el pobre Soe no se lo tomaría en serio nadie a estas alturas, ni aunque embistiera Rubalcaba sólo a trompadas contra la verja.

Y de paso, claro, tapamos un poquito lo de Bárcenas, si es que se puede tapar, que esa es otra.

En resumidas cuentas, con la roca hemos topado, una vez más Sancho hermano.

Por cierto; ¿sabría decirme alguien quien es el amigo Sancho en el gobierno Rajoy?


No hay comentarios: