Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 4 de noviembre de 2013

English is spoken.

Ahora son los aspirantes a entrar a la universidad en Cataluña, a los que se les va a exigir un nivel medio de inglés. En Baleares el gobierno autonómico se empeña en que los niños allí sean trilinigües; catalán, español e inglés. En la Comunidad de Madrid, el gobierno de Esperanza Aguirre marcaba paquete presumiendo de los colegios bilingües abiertos aquí y allá.

Yo no digo que no sea bueno que los chicos hablen inglés, que tengan una buena formación en una lengua que, mal que nos pese, se ha convertido en la lengua del mundo, pero de ahí a hacer de la lengua inglesa, o por mejor decir de su estudio, la bandera de una buena política educativa, va un mundo. Tanto más cuando en muchas materias se ha bajado mucho el nivel. Otras materias simplemente han desaparecido.

La cosa está clara:

Primero se cargaron las lenguas clásicas en el bachillerato. Imaginamos que el osado que lo hizo no sería natural de Cabra, Córdoba. Los naturales de Cabra, gracias al latín, gozan del gentilicio de egabrenses, sustituyendo a vaya usted a saber al gentilicio que tendrían en el español del siglo XXI, en un país además tan dado al cachondeo.

Luego llevaron a la mínima expresión la enseñanza en historia. Los niños españoles tienen 17 versiones de la historia de su país. Según la zona donde vivan, así es la historia de su país. A los niños vascos se les contará que Vasconia fue un ducado independiente y que fue mancillado y conquistado por los españoles, a los catalanes tres cuartos, y así. A los madrileños, castellanos, andaluces, valencianos, murcianos, asturianos, cántabros, riojanos, extremeños y canarios, se les dará una versión de libre interpretación, a gusto del consejero de educación del momento y del lugar. A ninguno se les hará hincapié en lo que les une. Sí en lo que les separa.

De geografía mejor no hablemos. Conozco niños nacidos en la Comunidad de Madrid que conocen mejor el río Alberche que el Tajo o el Guadalquivir.

En fin, que les voy a contar. Una grillera.

Ahora, para esconder todo este galimatías se pretenden que los niños estudien en inglés la mitad de sus asignaturas.

Ahí lo tendrá usted. Su nene. Su nena. Serán auténticos ceporros. No sabrá porqué, los naturales de Calatayud son bilbilitanos, ni porqué los de Cabra son egabrenses, o los de Elche ilicitanos, o los de Lérida ilerdenses, o los de Huelva onuvenses. No sabrán quién fue Carlos I de España, ni porqué fue V de Alemania, no sabrán quién fué Felipe II, y seguirán creyendo que Juan XXIII es una marca de brandy, como el Cadenal Mendoza o Napoleón. Creerán que el Ebro es un río catalán que nace en tierra extraña.

Eso si; tendrá un nivel de inglés que te cagas, que es lo que se lleva ahora.

Good Bye.
Uy; perdón; adiós.

No hay comentarios: