Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 23 de diciembre de 2013

Feliz Navidad. ¡A ver!.


Qué si, hombre, qué si.

Qué Feliz Navidad.

A ver; qué remedio.

A pesar de que la hayan convertido en una fiesta pagana, consumista, donde solamente disfruta el personal de la clase media-alta para arriba.

A la gente eso de que Jesús naciera en un establo, en Belén, entre gente humilde; se la trae al pairo.

Ahí los tienen; corriendo como posesos, a ver si se reunen en torno a la mesa más cara, con sus langostinos, sus jamones, sus lomos, sus vinos, sus cavas, sus carnes, sus pescados. Reunidos entre manjares la mar de caros, consume que te consume, haciendo colas, entre la multitud tumultuosa, con paciencia, con mala leche, sin espíritu pacífico ninguno, sin realmente saber por qué.

En fin; la idiotización de la masa. Que le vamos a hacer.

De todos modos; Feliz Navidad.

Aquí va mi regalo para estas fiestas, tan tergiversadas:

No lloréis, mis ojos,
Niño-Dios, callad,
que si llora el Cielo,
¿quién podrá cantar?

Vuestra Madre hermosa,
que cantando está,
llorará tmbién
si ve que lloráis.

O es fuego, o es frío
la causa que os dan.
Si es amor, mis ojos,
muy pequeño amáis.

Enjugad las perlas,
nácar celestial,
que si llora el Cielo,
¿quien podrá cantar?

Los ángeles bellos
cantan, que les dais
a los Cielos gloria;
a la tierra, paz.

Por esas montañas,
descendiendo, van
pastores, cantando
por daros solaz.

Niño de mis ojos,
ea, no haya más,
que si llora el Cielo
¿quién podrá cantar?

(No lloréis mis ojos. Lope de Vega).


No hay comentarios: