Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 9 de febrero de 2014

Tontilandia Show: Pendientes de una rampa. La decadencia nos aguarda.









Fue ayer. Lo nunca visto. La hija de un rey declarando ante un tribunal de justicia por presunta malversación de fondos.

Fue ayer, y los medios de comunicación del régimen daban palmas con las orejas. "Ya ven", nos decían, "que democracia más dicharachera tenemos: la hija del primero de los españoles respondiendo ante la justicia, como uno más de los ciudadanos". Desde luego, es una manera de verlo. Aquí el que no se contenta es porque no quiere.

En torno a la rampa, la famosa "rampa de la fama" de los juzgados de Palma de Mallorca se reunió todo un mundo. Republicanos tricolores, ecologistas, trabajadores de Coca Cola, periodistas extranjeros. Los bares de la zona reforzaron sus plantillas ante la invasión. Por supuesto la que salió peor parada, una vez más, fue la imagen de España. Una imagen con cada vez más visos de convertirse en caricatura. La caricatura de una familia, de una casta, de una clase, en medio de un país moribundo, herido, humillado, idiotizado.

Todos los medios estaban pendientes de la rampa. Se mandaron unidades móviles, enviados espaciales, un despliegue con precedentes: el año pasado se hizo algo parecido con la comparecencia del duque consorte.

El despliegue de seguridad fue acojonante.

España. La sufrida. La eterna.

Un pueblo pendiente de una rampa.

Lo de menos, los millones malversados, entregados por la clase política a alguien "por ser vos quien sois". Un caso más de corrupción.

Total, uno más uno menos.

No hubo manifestaciones masivas. La gente parece anestesiada ya de todo esto. La idiotización ha hecho mella. El personal ya ni siente ni padece, se la suda, le da igual, se la trae floja.

En fin. Para que seguir.

Qué nos vayan dando.

No hay comentarios: