Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 23 de febrero de 2014

Ucrania.




Ucrania fue siempre un país dividido: Hay una Ucrania que mira y ha mirado siempre para Rusia, y una Ucrania que ha mirado siempre para la Europa Occidental; una Ucrania que se empieza a persignar por la derecha y su líder religioso es el hombre que ostentaba el patriarcado de Kiev y el primado de la ortodoxia ucrania, y otra que se empieza a persignar por la izquierda y mira hacia Roma y hacia la latinidad de la iglesia católica occidental.

Ucrania fue siempre un mero tablero de ajedrez, donde las grandes potencias occidentales dirimieron sus diferencias, las mismas potencias occidentales a las que la suerte del pueblo ucraniano les ha importado siempre lo mismo; nada.

En la Segunda Guerra Mundial,  una parte de los ucranianos optó por la colaboración con los nazis, e incluso hubo una guardia ucraniana al servicio del ejercito alemán.

Todo esto nos recuerda, quizá, demasiado a los Balcanes, a la antigua Yugoslavia, compuesta como saben, entre otros, por los serbios ortodoxos y pro rusos, y los croatas y eslovenos, católicos y pro occidentales.
A principios de la década de los noventa del pasado siglo, ya saben lo que pasó en Yugoslavia, a cuento de las diferencias étnico religiosas del país. Eso si, hubo, como presumo que pasa ahora en Ucrania, quien desde fuera, avivó el fuego.

Hay ucranianos que suspiran por la Unión Europea. Si; no se equivocan, son los ucranianos pro occidentales. Hay ucranianos que no se fían para nada de la Unión Europea. Si, aquí también aciertan, los los ucranianos pro rusos.

Parecen que los acontecimientos de última hora dan una pequeña victoria a los primeros. Aunque los segundos siguen en sus rincones orientales, mirando a Moscú.

El país corre el peligro de "yugolsavizarse". Los síntomas empiezan a parecerse a los que tenía la antigua Yugoslavia. Solo hace falta la mala baba de los malos y sus intereses perpetuos y malignos.

¿Corremos el riesgo de otro conflicto en Europa?

¿Otro guiso con los mismos ingredientes?.

Que nadie olvide que las guerras civiles suelen ser alentadas desde fuera.

Por cierto: Qué dejen a los ucranianos dirimir sus diferencias.

No hay comentarios: