Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 19 de febrero de 2014

Venezuela.




En los años setenta y ochenta del pasado siglo, en Sudamérica, a los malos, a los chicos neo liberales que dominan el mundo, no se les ocurrió otra cosa que hacer experimentos socio-económicos. Así quitaron dirigentes elegidos democráticamente en las urnas, y pusieron en su lugar crueles dictadores, en unos casos, o patrocinaron para presidente "democrático" al más corrupto de la clase, y lo pusieron al mando de una república bananera en todo orden, con el mandato de poner todos los recursos naturales, en sus manos, amén de los servicios sanitarios, educativos, transportes y comunicaciones, que el país tuviera.

Fruto de esta política neo liberal de estrangulamiento socio económico, vinieron unos años noventa y un fin de siglo difíciles para el continente. Muchos países recuperaron la democracia, pero no se recuperarían jamás de las crisis, la deuda perpetua, la corrupción, la falta de libertad y el nepotismo. Otros países, elegirían la vía populista caudillil, para salir del atolladero. Ese último es el caso de Venezuela.

Hugo Chávez Frías fue la respuesta del pueblo, a tanta corrupción, a tanto desmán, a tanto robo. Figúrense la desesperación que no tendría el pueblo venezolano para echarse en los brazos de un individuo populachero como Chávez. Fue tan mala la medicina como la enfermedad, que se suele decir en estos casos.

Chávez murio, desapareció de la vida de los venezolanos, y siguió su estela Nicolás Maduro, su heredero, su continuador.

Hoy Venezuela está sumida en un caos de corrupción, mezclada con inseguridad ciudadana y pobreza de la que no es capaz de salir.

La mecha de la rebelión popular parece haber estallado. La gente está harta.

Nos preguntamos si el próximo régimen que suceda al chavismo, el cual deseamos que sea democrático, pondrá el gobierno y el estado venezolano al servicio del pueblo, o hará como sus antecesores, tanto de los unos, como de los otros.

Hacemos votos porque esta vez sea el tiempo de la gente, y no de los títeres.

No hay comentarios: