Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 7 de abril de 2014

Don Pujol y las Chonis.



La diferencia entre don Pujol y don Mas, es que el primero está ya jubileta, y puede cagarse en tó sin cortarse un pelo, y el segundo tiene que guardar las formas, aparentar lo que no es, engañar al personal, hacerse pasar por bueno, y todo eso.

El bueno de don Pujol ha dicho la semana pasada, como digo, sin cortarse un pelo, con la elocuencia y la claridad que lo caracteriza, que el auténtico logro del nacionalismo catalán ha sido que hasta las Chonis sean partidarias de la independencia, o por lo menos, del referendum con el que llevan dando la matraca en estos dos últimos años. En definitiva, vino a decir don Pujol que en Cataluña hasta los charnegos son independentistas.

Porque para el bueno de don Pujol, las Chonis, son charnegas, no son autóctonas, son importadas de Castilla, Aragón, Extremadura o Andalucía, o todo lo más, de Galicia. Para don Pujol, las Chonis son hijas de la inmigración que, allá por los años 50, 60 y 70 del pasado siglo, salió de su terruño rumbo a la, por entonces, mimada por el régimen franquista, Cataluña.

Así que esto no tiene más discusión. Las Chonis no son catalanas. Me viene a la memoria una anécdota, ocurrida allá por los años 90 del pasado siglo: Don Pujol subido en el escenario de la Feria de Abril de Santa Coloma de Gramanet, la cual organizan asociaciones de inmigrantes extremeñas y andaluzas en Cataluña. Ahí estaba don Pujol, pidiendo a la "charnegada" el voto para Convergencia. Creo que en ese mes, o al siguiente, se celebraban unas elecciones autonómicas, no me acuerdo exactamente. El caso es que ahí estaba, hablando al personal, y en un momento dado, henchido por la emoción, va don Pujol y suelta lo de que en el radio casette del coche oficial en el que se desplazaba, solamente se escuchaban las rumbas de Los Chunguitos, y que a él le gustaba especialmente la canción titulada; "Mama, mama, mama", por su referencia a la familia. Toda esta retahila de chorradas, las dijo don Pujol en castellano, para que la basca lo entendiera bien, pues en su mayoría los que habían allí reunidos eran cientos y cientos de "nous catalans", que solamente "parlaban la llingua del imperi". Semejante gilipollez lejos de merecer el aplauso, mereció el abucheo de la peña, y con razón. A don Pujol aquella jugada le salió mal, fue una gran cagada, pero al final, acabó ganando aquellas elecciones. Mira, un hecho nada diferenciador del pueblo catalán con sus semejantes del resto de España: El masoquismo.

Dicen que en la Cataluña profunda, a don Pujol le votan por su pinta de botiger (Tendero). La imagen del humilde tendero de pueblo, que ahorra duro a duro, emprendedor, vivales para la ganancia a corto plazo, es la que ha dado el triunfo a don Pujol durante tantos años en Cataluña. Sin embargo en la cosmopolita Barcelona, rodeada de asentamientos charnegos, el que ganaba era el PSC, que para llevarse al huerto al respetable presentaba a tipos como Montilla, un chico venido de andalucía, pero con más acento catalán que Espriú, y más papista que el Papa. Así  fue durante el reinado de don Pujol, al que para descalbalgarlo, los del PSC se tuvieron que unir a Esquerra Republicana. Ya digo; el masoquismo ha hecho más por la unión de los pueblos de Iberia, que la religión o la lengua.

Luego, con los años, la realidad nos ha querido mostrar a un Pujol, y familia, mucho más lejos del estereotipo del honrado tendero, y más cerca del yupi urbanita sin principios del que huía el nacionalismo catalán. Total, el caso Casinos, el Pallerols y el Palau, no quedan tan lejos de la trama Gürtel, o de Filesa.

Así pues, si yo fuera Choni, a la luz de lo dicho por don Pujol, me iría pensando muy mucho lo de apoyar refrendos independentistas en Cataluña. Y si me llamara Fernández y viviera en Cataluña, como la Choni, idem. Para estos tíos, los descendientes de los extremeños y los andaluces que viven en el cinturón metropolitano barcelonés, en realidad no son catalanes. Se guardan muy mucho de decirlo a las claras, como el abuelo Pujol, pero es lo que piensan. ¿Se imaginan que mañana consiguen la independencia? ...

Menos mal que tenemos a don Pujol, que nos habla tan claro.  

No hay comentarios: