Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 14 de abril de 2014

La memoria.


No entiendo porque algunos se empeñan en llamarme pro ruso. A mi la Madre Rusia, ni fu, ni fa. Vladimir Putin, menos. He de reconocer que Putin ha jugado sus cartas con cierta inteligencia, aprovechando muy bien las contradicciones y la debilidad, occidentales, pero de ahí a ser pro ruso, va un trecho. 

Los pro rusos del este de Ucrania, espoleados por Putin, imaginamos, se han hecho fuertes en numerosos edificios gubernamentales de la región oriental del país. El nuevo presidente ucraniano ha dicho que va a mandar al ejército a la zona. Ha dicho que es una operación anti terrorista. Además, ha pedido ayuda a la ONU en forma de cascos azules. Nada que objetar. El hombre ve amenazada la integridad territorial de su país, dirigida por su vecino ruso y actúa en consecuencia. 

Pero el hecho, ya digo, nada reprochable, me hace coger una vez más la máquina del tiempo y de la memoria y retrotraerme a finales de los años noventa, cuando en Serbia, el señor Milosevic hizo eso mismo, mandar ejército y policía serbios a la entonces región de Kosovo. La llamó de la misma manera, operación antiterrorista. Ya sabemos como terminó aquello, verdad. A Kosovo no fue la ONU, fue la OTAN, que bombardeó Serbia y permitió que la mayoría étnica albano-kosovar se hiciera con el control de la región, permitiendo la independencia de la misma de Serbia. 

Es malo, muy malo tener memoria. Dicen que la memoria es la inteligencia de los tontos. Vladimir Putin debe de ser muy tonto, porque goza de una estupenda memoria. Se va a hacer con la mitad de Ucrania usando como argumentos, los mismos que a finales de los noventa pusieron sobre la mesa las potencias occidentales para descoyuntar Serbia.  

El caso es que lo que sirvió para Serbia, y está sirviendo ahora mismo para Ucrania, puede servir para otros muchos lugares, en Europa, en el Mundo, y para otros muchos conflictos.

Una nueva guerra está a punto de estallar en Europa. Y todo por las contradicciones, y la memoria; la dichosa memoria. 

No hay comentarios: