Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 28 de junio de 2014

Cine: Qué bello es vivir.

Ficha:
¡Qué bello es vivir! (It's a wonderful life)
Cine clásico.
Director: Frank Capra
1946
Intérpretes: James Steward y Donna Reed.

¡Qué bello es vivir!, es una de mis películas favoritas. Es una de esas películas, que te cuenta una historia que, pasen los años que pasen, siempre estará de moda.
George Bailey (James Steward), siempre tuvo un sueño, dejar Bedford Falls, el mísero pueblo en el que le tocó vivir. La vida, siempre capichosa le deparará hacerse cargo de la compañía de empréstitos fundada por su padre, y que estaba destinada a dar crédito a personas a las que el crédito bancario no alcanzaba, por ser demasiado pobres. El viejo Bailey, junto con el tio Billy son los encargados de mantener la compañía lejos de las garras del viejo Potter, el tiburón local de los negocios, dueño de hoteles, periódicos, bancos, prensas y de todos lo negocios rentables de la ciudad.
La película nos llevará a un escenario de buenos y malos; un héroe solitario, George Bailey, llevado a la desesperación y casi el suicidio, el cual es ayudado por la providencia, en forma de ángel, y por la solidaridad de sus vecinos, a los cuales George, durante años, ayudó.
La película es un canto a la hermandad humana, a la solidaridad, a un capitalismo más humanista y más humano.
Setenta años después haberse estrenado, y ahora, en plena crisis, esta película te hará pensar y te dará claves para entender el tiempo actual.

No hay comentarios: