Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 19 de septiembre de 2014

Tontilandia Show: Ya es otoño en Tontilandia Show.

Si usted es joven y vive en Málaga, y le da, pongamos, por jugar al parchís en la calle, sepa que le puede caer una multa de 101 euros. Ya sabe; los jóvenes pueden beber alcohol en la calle, fumar porros, practicar sexo, mear, cagar, tirar basura, todo, menos jugar al parchís. Resulta peligroso, eso en Málaga. En Sevilla lo peligroso es jugar a los dados. Más que el botellón, oiga. Un acto subversivo intolerable. Ya no les digo nada si les pillan jugando al ajedrez. Eso, cárcel segura.

En Tordesillas hay una fiesta. El toro de la vega. Una singular manera de exponer nuestros ancestrales valores culturales. Cojemos un toro. No muy grande. Un novillo puede valer. Cuatrocientos y pico kilos de morlaco. Lo soltamos por el campo, junto con cuarenta mil paisanos armados con lanzas. El animalito, pobre, al ver a los paisanos, corre, arremete contra alguno de ellos, en fin, nada serio. El juego consiste en lancearlo, cuanto más lanzadas le demos, mejor. El que se lo cargue, esto es, el que le de el lanzazo de gracia, a ese, premio. Verán ustedes un poco de sangre, dolor, sadismo, alguna viscerilla que otra, nada. Una expresión cultural de puta madre, sanísima, si señor. España entera está llena en verano de expresiones culturales. Los Sanfermines, la tomatina de Buñol, numerosas batallas a nabazos, melonazos, tomatazos, cubos de agua; o expresiones culturales con animales, como los toros a la mar, toros embolaos, tiradas de cabra desde el campanario. En fin, actividades  culturales todas. Si estuviéramos en la antigüedad, siglo I, antes o después de Cristo, los filósofos greco-latinos a buen seguro se darían una vuelta por aquí para darse un baño de cultura, en Tordesillas, Pamplona o Villaburras de Arriba, por poner unos ejemplos de villas donde la cultura es lo primero.

Doña Botella, a un año vista de privarnos de su presencia en el ayuntamiento de la Villa y Corte, ha decidido dedicar una plaza a doña Margaret Tatcher. Todo el mundo lo sabe; doña Tatcher fue un dechado de virtudes durante su mandato en el Reino Unido. Se cargó la sanidad pública. Se cargó la educación pública. Se cargó los transportes públicos. Se cargó a la clase media británica, llevándola a niveles de vida absurdos. Fíjense si era buena que terminaron por echarla del Partido Conservador y poniendo a John Major, con el argumento de que o echaban a doña Tatcher o el partido se iba al carajo. En Gran Bretaña, a nadie se le ha ocurrido todavía una hazaña semejante, pero ya está aquí el grupito de neo liberales patrio para tapar esa dolencia. Para celebrar tan excelsa efemérides, tres arbolitos más han decidido suicidarse y caer al suelo, sin vidas humanas que lamentar, gracias a Dios. 

Los asesores de don Pedro Sánchez, del Soe, lo están petando. Se les ha ocurrido que para ganar adeptos, nada mejor, que llamar a programas televisivos de calidad, culturales, donde a nadie se difame, donde se practique periodismo de altos vuelos, y haya gente de profesionalidad periodística destacada y constatada, como Belén Esteban. La cosa vino porque el presentador de tan divertido y enriquecedor espacio televisivo vespertino, Jorge Javier Vázquez, un periodista cinco estrellas, dijo en antena que no iba a volver a votar al Soe, porque el alcalde socialista de Tordesillas había salido defendiendo la fiesta del toro de la vega. Al rato, teníamos al bueno de don Pedro al teléfono de Jorge Javier, pero sin salir en directo, como si de Isabel Pantoja se tratara. Seguro que el bueno de don Pedro ha conseguido con esta acción convencer a las buenas gentes que a esa hora disfrutaban de un programa televisivo de semejante calidad, que le votaran a él, y no al populista de Pablo Iglesias.

Para ir terminando. Una chica. La llamaremos Isabel Gómez, catalana, residente en Glasgow, Escocia. Entra en directo en un conocido programa matinal de radio. Isabel lleva años viviendo en Escocia, y por tanto, como residente de la Unión Europea, puede votar en el referéndumpor la independencia, celebrado el día de ayer. Votará que no. Dice que no la convencen los argumentos de los independentistas, ni estos le han aclarado que pasará con la moneda, la economía, las pensiones, la sanidad, cuando Escocia camine sola. El presentador, al saber que Isabel es catalana, le comenta, de pasada, que entonces en un hipotético referéndum en Cataluña, siendo ese su argumento, votaría que no tampoco a la independencia. Tras pensárselo, poco, la verdad, la buena de Isabel contesta que en el caso catalán, su voto sería que si a la independencia, contestación que deja a todo el mundo a cuadros, y descolocado. El sentido común al poder, si señor.

Como ven, el otoño se presenta bien, lleno de chorradas, de gilipolladas, de disparates, chuflas, tonterías, cagadas. Vivimos en un mundo idiotizado, en un país idiotizado, donde la chorradilla y la salida de pata de banco son los reyes. Tendremos trabajo. El otoño ha llegado a Tontilandia Show. A disfrutarlo.  

No hay comentarios: