Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 16 de noviembre de 2014

¿Por qué el voto no es obligatorio?


Durante años, siglos diría yo, el Estado nos ha pedido una serie de sacrificios, a todos, como por ejemplo, pagar impuestos. Usted, si es mayor de dieciocho años, y vive en las Españas, pertenece a la clase media, alta o baja, pagará impuestos, bastantes. Pagará menos si pertenece a la clase baja, pero también pagará, que si el IVA, que si el IBI, que se aquel impuesto escondidillo en la factura de la luz, en la del gas, en la del agua, en fin, que pagará, que no se escapará. Si pertenece usted a la clase alta, tampoco se librará, pagará un pírrico uno por ciento, eso si, será el que menos impuestos pague en proporción a su renta, pero acabará pagando, al fin y al cabo, aunque poco. Parte de esos impuestos se gastarán en anuncios en prensa, radio y televisión, para animarle a pagar, para mostrarle todo lo que los políticos van a hacer con sus impuestos, que si una escuela, que si un hospital, que si una carretera. Con ello esperarán animarle a pagar, y a exigir factura a su fontanero de cabecera, en sus chapuzas caseras en general, a ir con la legalidad por delante, siempre, mientras los amigos del poder se llevan su pequeña fortuna a las nuevas versiones de la isla de la tortuga, los paraísos "fecales".

También, en el pasado, el Estado, nos pidió, a los ciudadanos varones, mayores de edad, si nuestro físico nos lo permitía, entregar un año de nuestra vida, defendiendo a la patria. Ibas, con dieciocho añitos recién cumplidos, a un cuartel, a veces a tomar por culo de tu ciudad o de tu pueblo, te rapaban nada más llegar, te vacunaban, te despelotaban, te daban una ropa verde y áspera, te daban una litera en un pabellón frio y lóbrego, te hacían putadas, novatadas; que si fóllate la peseta, que si haz la gallina, que si haz el burro, que si sal al patio en calzoncillos a tres bajo cero. Tu te lo tragabas todo, porque era tu deber para con tu patria, pasabas los tres meses de CIR, te convertías en veterano, entonces eras tú el que hacía las putadas a los novatos que iban llegando; pasaba el año, te daban la blanca, te licenciaban, gracias por los servicios prestados a la patria, vuelta al hogar, deber cumplido.

El voto en las elecciones, sin embargo, no está catalogado como un deber. Si, los políticos te dirán, en las campañas electorales que es tu deber ir a votar, participar en la fiesta democrática, cumplir con tu deber ciudadano, en definitiva, pero en el fondo, les resbala que tu vayas o no a votar. Ellos cuidarán a su rebaño, su porcentaje, su línea de flotación, su treinta, su cuarenta por ciento, suficiente para gobernar en solitario, sin apoyos, o con apoyos en la periferia nacionalista, catalana o vasca, o las dos, que más da. El caso es que no hay ley en España que te obligue a ir a votar, como te obliga a pagar impuestos, o a respetar los semáforos en rojo y la línea continua, o la propiedad privada, o la vida del prójimo, la infancia, o a los animales, o antes te obligaba a dar barrigazos, cetme en mano por la patria

Mucha gente dice que no le interesa para nada la política, que para qué, que son todos iguales, todos roban. Mucha gente dice que ellos no entienden de política, ni entienden ni quieren entender, además, lo dicho, no les interesa. Tu les replicas preguntándoles si tienen hijos, si quieren una buena educación para ellos, si tienen casa, si tienen trabajo, si tienen padres, ancianos, y quieren una atención adecuada y una pensión digna para ellos, si quieren buenas carreteras, o vivir en un entorno seguro. Te contestarán a todo que si, que si lo quieren, cómo no lo van a querer. Entonces si que te interesa la política les replicarás tú.

Debería ser obligatorio ir a votar, tan obligatorio como pagar impuestos, o respetar el código de circulación, o la propiedad privada. Debería, pero no va a ser nunca. Y sin embargo, el PP, y el PSOE, deberían ser los más interesados en patrocinar tal medida, por el batacazo electoral que se van a dar en las próximas citas electorales si nadie lo remedia. Esa si sería una estupenda muestra de regeneración democrática. Y sin embargo, el PP-PSOE, no la llevará a cabo. El inmovilismo de  quien lleva tantos años en el poder suele ser muy tozudo.

Debería ser un deber, como por ejemplo, el ser parte integrante de una mesa electoral. Siempre me he preguntado por qué el voto no es obligatorio, y si lo es el ser vocal, o presidente de mesa en una jornada electoral. Por qué no es voluntario, cómo el voto. Nadie me sabe contestar. Cada vez que hago esta pregunta, hay encogida de hombros general. Lo hemos aceptado, el que sea así, como pagar impuestos, o que haya políticos corruptos, o que lo público no funcione, o que en España esté seis meses al año, con dos horas de adelanto sobre su hora solar, y la gente viva en esos seis meses en un permanente jet-lag. Lo han decidido los políticos, nos decimos a nosotros mismos, por algo será, concluímos.

Se debería incluir en la constitución. Artículo tal, "es un derecho y un deber el que los españoles, mayores de edad, sin distinción de sexo, raza o religión, vayan a votar, por tanto, el voto será obligatorio" Total, si la constitución no la cumple nadie, los primeros los políticos. Ya lo decía en los años noventa Julia Anguita. Si, el de "programa, programa, programa". Ese. Manda huevos que el único tipo, que yo recuerdo, partidario de ceñirse al texto de la constitución, sin saltarse una coma, ni un punto, sea un comunista.

En fin; imaginamos que por todo ello, la llamada "casta"(No se crean que este término es una invención de Pablo Iglesias. Al primero que se lo escuché yo, fue al denostado periodista Enrique de Diego) tendrá su recompensa en las próximas elecciones. Decía un filósofo, no me acuerdo de su nombre, que la derrota en política, suele ser para los que hablan a la masa como si la masa fuera idiota; y la victoria suele ser para los que hablan a la masa como se la masa fuera inteligente, sin dejar de tener en cuenta que, la masa, el pueblo,  suele ser manipulable, y por tanto idiota. En esta fase, se encuentran el PP-PSOE y Podemos. En este escenario estamos.

No hay comentarios: