Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Feliz Navidad...

Si. Feliz Navidad. A los que creen en la auténtica Navidad. A los que tienen a la Navidad como un canto a la esperanza. A los que creen que el mañana puede traernos algo mejor; una Navidad nueva, la natividad, el nacimiento de algo nuevo.
Para los que es Navidad todo el año:

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

miércoles, 17 de diciembre de 2014

La austeridad y la prédica con el ejemplo.


El otro día, en la reunión de amondongados con cara de empate a cero, de la que salió la sin par medida de auxiliar con la asombrosa cantidad de 400 euros a: parados de larga duración, que lleven más de un año en esa situación, que tengan cargas familiares, y que no tengan ningún ingreso, me di cuenta de que la prédica con el ejemplo no es lo acostumbrado entre nuestros egregios. La simpar medida dada a luz por la "lumbrería hispánica", con la presencia en ella de sindicatos, gobierno, y organizaciones empresariales, con esas condiciones, irá destinada, mas menos, a unas cuatrocientas mil personas, esto es, menos del uno por ciento de la población de las Españas, un cero coma, vamos. Eso si, se vendió como si fuera destinada a un cincuenta por ciento, por los medios de manipulación habituales. Un éxito más de nuestro sin par gobierno. Aleluya.

Dense cuenta de que la austeridad es la máxima, predicada por doña Merkel, y por don Rajoy, su profeta en estas tierras. Parece que no, pero cuatrocientos euros dan para mucho más de lo que se piensa. Haga cálculos. Eso si, nos prometen una futura recuperación para el próximo año de nuestro Señor de 2015. ¿Les parece poco?

Para nada se habla de predicar con el ejemplo. Por ejemplo, se habla mucho, de que la prestación por desempleo dure poco, y que las ayudas pos prestación, duren menos, y sean menos cuantiosas, menos si usted es político. Ahí ya la cosa cambia. Entonces tiene usted a su alcance todo un mundo de prestaciones, puertas giratorias, prebendas y ventajas, que el común de los mortales no tiene. Dese cuenta, amigo ciudadano sufriente, que sus prestaciones, deben durar poco, y ser una birria, para que no se acomode, sea usted productivo, se dedique a la búsqueda denodada de empleo, aunque no haya empleo para usted, eso da igual. Pero si es usted político, ha cumplido usted de sobra con la sociedad, y sus pocos o muchos años dedicados a la poltrona, deben ser recompensados, y compensados, como es debido, con una cuantiosa prestación por desempleo. Dese usted cuenta que legislar, engendrar leyes que limiten el apoyo social a los parados, no está pagado, no tiene precio. Ah, y olvídese de predicar con el ejemplo, eso lo dejamos para los países serios. Aquí somos latinos, mediterráneos, hombres de pelo en pecho, que nos gusta la sangría, el sol, y la corrupción.

Idem de ídem, con las pensiones. Usted, si tiene la mala suerte de no haber nacido entre los escogidos miembros de la élite social destinados a llevar las riendas de la patria, tendrá que acoquinar treinta y cinco años a la seguridad social, si quiere usted una pensión como Dios manda. Y por supuesto jubilarse a los sesenta y siete años, de momento. Ellos no. Ellos, los mismos que alargan su edad para jubilarse, los mismos que acortan la cuantía de su pensión, se pasan por el forro esas mismas leyes, para ellos no existen. Ya ven.

Así que nada. Nada de predicar con el ejemplo. Viva la austeridad, el agujero en el cinturón ajeno, el machacamiento de los pobres de solemnidad, la aporofobia y el mirar para otro lado.

Viva.


lunes, 15 de diciembre de 2014

Europa, ¿la solución?...

Ortega lo afirmaba. Europa era la solución, ante tanto caciquismo, ante tanta corrupción, ante tanto desastre. Pudiera ser. Pero, ¿qué Europa?. ¿La imperial, qué no tenía en cuenta la idiosincrasia de cada pueblo? Napoleón, los nazis, el Imperio Romano, no, esos eran más de un Imperio Mediterraneo. Los griegos, ídem, les gustaba más Asia Menor, y el Mediterraneo.

¿Es acaso la Europa que se cimenta en los llamados Estados Unidos de Europa, diseñada por los yanquis después de la Segunda Guerra Mundial? Esta tampoco tiene en cuenta la idiosincrasia de los pueblos que la forman. Europa no es Estados Unidos, ni Canadá, ni Australia, tierras vírgenes para los colonos anglosajones, donde sólo había que cargarse unos cuantos centenares de miles de aborígenes, y crear los estados de la Unión. Qué si Massachusetts, que si Nebraska, que si Oregón. Con ser WASP (White. anglo saxon and protestantive), todo resuelto.

Si. Va a ser esta Europa. La que soñaba Ortega, no, pero una Europa supranacional, como él quería, como el imaginaba. Europa, la solución. Pero la cosa no es tan fácil. Es elegir entre susto o muerte. Es elegir entre la corrupción de los sátrapas locales, entre los intereses de estos, o los intereses y la corrupción de los de fuera. Difícil decisión.

El caso es que esta misma diatriba la tienen allende nuestras fronteras, más allá de los Pirineos. En Francia. En los países nórdicos. En Italia. En Grecia. Incluso la empiezan a tener en Alemania. Empiezan a crecer como setas después de la lluvia, partidos nacionalistas, partidos "popularistas", los cuales, hablan de recuperar la soberanía nacional perdida.

¿Sería el caso de Podemos en España? Pudiera ser. O quizá, pudiera ser un choque de trenes, un juego de poderes y contrapoderes, una partida de ajedrez jugada desde arriba, en la que todos nosotros fuéramos meras fichas, desechables, intercambiables, en un momento dado. A veces para dar un jaque mate, hay que sacrificar algunas piezas. Es difícil saberlo.

El caso, es que hemos perdido el norte, y el sur, y el este, y el oeste, y andamos como una veleta recién engrasada movida por el cambiante viento. Esta Europa no es la solución. Eso está claro. La solución a Europa la tienen los propios ciudadanos europeos. La CEE fue un buen inicio, pero se impusieron los intereses de la oligarquía economicista, el dinero, el poder, la locura, la avaricia.

Igual si volvemos la cara a la gente, y les preguntamos; ¿qué queréis?...

Igual.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Son molinos...



Una vez más, el hidalgo se empeña en ver gigantes donde solamente hay molinos de viento, hechos por la mano del hombre, para la molienda del grano sacado de la tierra con tesón y trabajo diarios. Nos caló bien el genio. El genio es, como no, Cervantes. Quién sino. Los hidalgos se empeñan en ver gigantes, donde solamente hay molinos de viento. Una vez más.

El paro baja, la economía se recupera, mientras las economías nacionales de la UE se contraen, nosotros crecemos, a pasitos si, pero crecemos, tralarí, tralará, traliró. El paro baja, si, porque ha salido mucha gente, el paro baja si, pero el empleo creado es precario, contratos por horas, de diez horas a la semana, todo lo más de veinte, con salarios pírricos. ¡Derrotistas, que somos unos derrotistas! Es mejor tener un empleo precario que ninguno, nos dicen los "expertos" en economía que soban el escroto del gobierno con suaves caricias, día si, día también. En vez de agarrar al gobierno por los huevos y retorcérselos, diciendo las verdades del barquero, ellos soban la zona escrotal del hidalgo, y el hidalgo se cree sus propias mentiras, se cree que son gigantes, que el paro baja, y la riqueza sube, tralarí, tralará, traliró.

Nosotros, y algunos pocos, como el buen Sancho, solamente vemos molinos movidos por el viento gélido del otoño. Son molinos, qué no son gigantes, y seguirán siendo molinos mucho tiempo, se están cargando los contratos indefinidos, y están haciéndolos parciales, pero no se equivoque nadie, el personal sigue trabajando cuarenta horas a la semana, o más, eso si, solo cotiza por veinte, o por las que el contratador quiera, "a mandá señorito que pa eso estamos". Son molinos mi señor Don Quijote, aunque a vuestra merced le parezcan gigantes. El 27% del PIB, ya está en la economía sumergida, glu, glu, glu, solo nos supera Italia en la Unión Europea

Los medios de comunicación, pobres, no se atreven a ser tan optimistas como el gobierno. Se acuerda de la costalada mediática que pegaron, cuando ninguno de los "expertos" económicos, con bisoñé y gafa de pasta que pululan por las tertulias, intuyó nada de la crisis de 2008. Gato escaldado del agua fría huye, como alma que lleva el diablo. De tralarí, tralará, traliró, nada de nada. Todo lo más, nos dicen, así como de pasada, que bueno, que vale, que no está mal, que estamos en el buen camino, pero...no osan decir nada concreto, no vaya a ser que...

Tengo una duda, una duda que me corroe desde hace tiempo. Mi duda es la siguiente: Como puede ser que el precio de la deuda que emite España haya bajado tanto si, España, esto es, el endeudado, no ha hecho nada para merecer la confianza del prestamista. No ha cerrado autonomías, como ha hecho Francia, o Italia, por ejemplo. No ha cerrado ayuntamientos, como ha hecho Grecia, o Dinamarca, por ejemplo. No ha bajado el sueldo de los funcionarios, ni ha echado funcionarios a la calle, como ha hecho Portugal. El paro sigue por las nubes. Las perspectivas son pésimas. Entonces, cómo puede ser que los intereses de la deuda sean más bajos. No estará comprando deuda el propio gobierno, verdad...

Son molinos...