Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 21 de enero de 2015

Los contadores de roscones y los brotes verdes.

El FMI ha hablado. Nos otorgan cifras de crecimiento por encima del 2% para este año. Dicen que gracias a la competitividad de nuestra economía. No me miren así. No celebren nada. Competitividad quiere decir agarrar contratos indefinidos, con salarios decentes y convertirlos en contratos temporales, a tiempo parcial y con salarios de miseria y supervivencia. Si; guarde la botella de cava para otra ocasión. La noticia es mala. Piense que mientras nuestra economía crezca gracias a la competitividad, usted corre más riesgo de engrosar la lista de los desposeídos, precarios, parciales o sin empleo.

Juan Español, el zampabollos, el consumista compulsivo, el comemierda impenitente, "clasemedio", cenutrio idiotizado y gregario, después de escuchar a los del FMI ve con optimismo el recién estrenado 2015. Juan Español, el desahuciado, el empobrecido, el desempleado, el puteado, el encabronado, se está descojonando de la risa. No es para menos. Aquí los únicos que mantienen su capacidad de demanda de manera algo decente, aparte de los ricos, son los empleados públicos y los funcionarios. Los demás, hemos palmado.

No se si lo que odio más de los voceros económicos del FMI y del gobierno patrio, es su cinismo, su falaz manera de contar las cosas, su crueldad o su aporofobia. Su reino no es de este mundo. El de ellos, y el de los periodistas económicos, que, otros que tal, pues jalean a los primeros. Habitan en otro planeta. Marte. Venus. Jabul...

Esta Navidad pude oír, no sin cierta estupefacción, como dos periodistas, habituales comentaristas económicos en tertulias y periódicos, daban vivas al crecimiento venidero en este 2015, explicando y justificando el magno evento, apoyándose en las cifras de ventas de roscones durante las pasadas fiestas. Parece ser, según la Asociación de Pasteleros de la Villa y Corte, que la venta de este dulce tan típico de la Navidad, ha aumentado un 6% con respecto al año pasado. Así; quién no es optimista.

Ahora ya se por qué nadie vio venir la crisis del 2008. Esa que todavía dura. Estaban contando roscones.

No hay comentarios: