Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 19 de enero de 2015

"No; ni soy Charlie Hebdo, ni tengo previsto serlo en los próximos años, gracias".


Para algunos, la libertad de expresión, se circunscribe a mofarse de lo que al vecino le parece sagrado, sin ser reprendido por ello. Es esencial para ellos. Así pues, llaman libertad a mofarse de los creyentes de determinadas religiones. No, no se contentan solo con la crítica, a tal o cual dirigente de tal o cual religión. Tienen que mofarse de ella. Para ello en ocasiones su utiliza la caricatura y la sátira.

Qué dirán ustedes qué es la caricatura y la sátira. Desde luego determinados  dibujos de Mahoma o de Jesús, para nada son caricatura y sátira. Son meros dibujos soeces, procaces, buscan la provocación, el chiste fácil, el insulto y la falta de respeto. Eso no es ni caricatura, ni sátira. La caricatura y la sátira, es decir sin decir, denunciar sin denunciar, es la crítica elegante, sutil, y por qué no, respetuosa. Las caricaturas aparecidas en la revista Charlie Hebdo, no son nada de eso.

Europa. La vieja Europa. Siempre confundiendo la velocidad con el tocino. Equivoca la libertad de culto, con el laicismo, equivoca la libertad de expresión con el insulto. Una vez más.  Algunos repiten hasta la saciedad aquello de que nos ha costado siglos de hogueras, siglos de Inquisición, llegar hasta aquí. Yo digo que las hogueras, la lucha contra la Inquisición, contra la intolerancia religiosa, entre otras razones, sirvió para cada uno rezara a Dios como le diera la gana, sin ser reprendido por ello, no para insultar a Dios, no para mofarse de los que creemos en Dios, no para insultarnos, no para defecar en lo que nosotros creemos sagrado.

Por supuesto, como no podía ser de otra forma, sentimos, lamentamos y condenamos los atentados y las muertes, contra la revista, y sobre todo, contra la vida de los dibujantes y policías muertos. Nunca lo cortés quitó lo valiente.

De todos modos, los amantes de las libertades salidos de las cavernas, tras los atentados contra la revista, tienen ahora tajo. Tras los atentados, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, y el Sena por París, los gobernantes han expuesto algunas medidas tendentes precisamente a minar esa misma libertad que muchos, que dicen voz en grito; "Je sui Charlie", dicen defender.

También debemos reseñar la subida de popularidad que de la que goza "Monsieur" Hollande tras los atentados.

¿A qué me recordará todo esto?...


¡Ah!, por cierto, aquí les dejamos muestras de famosas caricaturas. Igual algunos aprenden...












No hay comentarios: