Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 15 de enero de 2015

Una pizca de historia: El descanso dominical.


En el año 321 d C, (ya ha llovido) el emperador romano Constantino I promulga una ley que prohíbe el ejercicio en domingo de los actos judiciales, así como el trabajo de artesanos y artistas y todas aquellas tareas del campo que no sean de apremiante necesidad. Por medio de dicha ley, el César pretende facilitar el cumplimiento del descanso dominical, una costumbre cristiana, arraigada ya, pero que muchos fieles no pueden cumplir con el debido rigor por vivir en un ambiente pagano.

Por medio de este decreto, Constantino institucionaliza oficialmente el domingo como día del Señor. A diferencia de los judíos, que consagran el sábado. Ya desde los tiempos apostólicos, los cristianos consideran el domingo su día santo, porque en domingo resucitó Jesús, tal como lo atestiguaban los evangelistas al encabezar el relato de la resurrección con las palabras "el primer día después de el sábado", alocución corriente entre los hebreos para referirse al primer día de la semana. La fiesta semanal de los cristianos se celebra en el, llamado por los romanos, día del sol, denominación que será sustituida por la de domingo. Esta celebración será motivo de controversia por algunas confesiones cristianas, minoritarias, que reclaman la vuelta del día santo al sábado.

Sea como sea, el paganismo parece ser que ha vuelto, a la vista de las aperturas comerciales en domingo, y en fiestas religiosas, a las que tan aficionados se han vuelto algunos. Ya ven que hasta los romanos respetaron el día santo...

No hay comentarios: