Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 18 de junio de 2015

Zanjando temas.

Hay gente que me acusa de estar a favor en mis opiniones con los postulados de Podemos, y con todo el entorno de las opciones alternativas que han tomado, democraticamente, los ayuntamientos de algunas de las principales ciudades españolas. Nada más lejos de la realidad. Ni es mi intención, ni mi pensamiento. Lo que pasa es que quiero darle un margen a todo esto, un margen democratico, un margen de normalidad, para asi ser justo, o por lo menos intentarlo,  y después, si hubiera razón para ello, pasar a tomar posiciones críticas para con quien accede al poder, en este caso, las candidaturas populares, y lo ejerce en contra de los ciudadanos, los que lo votaron, y los otros.

Para entendernos, pienso que, por ejemplo, los tuits de hace cuatro años del señor Zapata, son graves, muy graves tratándose de una persona que se presenta a gobernar a todos los ciudadanos que habitan una ciudad, sean estos cristianos, judíos, victimas del terrorismo, o medio pensionistas. En las últimas horas van apareciendo actuaciones de otros miembros de la misma candidatura, como por ejemplo la de la señora Mestre, que se presentó con los pechos al aire en la capilla de la Complutense, en una supuesta protesta laicista, o el señor Soto que en otro tuit "memorable", proponia cargarse a un ex alcade y ex ministro de justicia del PP, el señor Gallardón. Si, todo eso es muy grave. Si, seguramente en la vida real, estos señores no sean asi, al día de hoy al menos, pero en el pasado dieron muestras de serlo, de ser irrespetuosos, intolerantes, de menospreciar al que no piensa como ellos. Si son así, no queremos que acaben dirigiendo una alcaldia, y si no lo son, si sus opiniones en tuiter eran movidas por un calentón, tanto peor, pues la política no se hace a base de calentones y niñerías, si no de reflexión.

Pero para pedir limpieza, antes hay que ser limpio. Para pedir tolerancia, antes hay que ser tolerante. Para pedir ejemplaridad, antes hay que ser ejemplar. No hay que ser nunca fariseo. Los que piden la dimisión  de estas personas , da la casualidad de que en su mayor parte no son ni limpios, ni tolerantes, ni ejemplares. Me parece mal que pida la renuncia de estos señores gente que ha lanzado al aire, en tuits, o mediante los micrófonos, o a la luz y los taquígrafos de la prensa, gañanadas tan grandes como las dichas y hechas por estas personas, y que ahora se atreven a agitar la pandereta pidiendo dimisiones. En resumen; me parece muy grave lanzar al aire un chiste tan asqueroso como el de los judíos. Denota una falta de educacion y de sensibilidad importantes para con otros seres humanos. En su favor queda el que el interfecto ha pedido perdón. Pero el daño esta hecho, y nadie, digo, nadie, puede decir o escribir atrocidades como esa, y mucho menos un edil o alguien que se postula para tal. Como nadie puede saltarse las reglas a la torera, pasando por encima de la ley, infringiendo el codigo de circulación, llevándose una motocicleta de los servicios municipales de vigilancia del tráfico, y sentarse luego en el Ayuntamiento, con un acta de concejal en las manos, a legislar, a gobernar, a dirigir. Sencillamente no se puede. Como no se puede decir que las victimas del franquismo, los familiares de los enterrados en las cunetas, buscan a sus antepasados por dinero, y no por darles un enterramiento digno y justo, y luego sentarte en el Congreso de los Diputados como portavoz de un grupo parlamentario, o tener una cuenta en Suiza con dinero robado a los españoles, con la que está cayendo, y ponerte a dar leciones en la tele, a la luz de las tertulias, como si de un ciudadano ejemplar se tratara. No se puede. Simplemente.

En este pais, tan lleno de exabruptos, se saltan lineas rojas a diario. Desde hace años, muchos años, hay sentada gente en las poltronas, en los sillones institucionales, que no deberían estar, por su inmoralidad, por su descaro. La moralidad, esa gran desconocida. Lo de la zorra al cuidado de las gallinas es tan español...

Y lo bueno es que a toda esta gente se las vota...

No hay comentarios: