Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 13 de julio de 2015

El acuerdo con Grecia...

....deja desbrozado el camino a los radicales. Amanecer Dorado, está más cerca hoy, que ayer, de los mandos de la nave. El acuerdo ha sido un mensaje nítido y claro a la ciudadanía griega y a la del resto de Europa. Está claro que voten lo que voten, hagan lo que hagan, ya sea en un referéndum o en unas elecciones, la tónica será siempre la misma.

El acuerdo de hoy es, ni más ni menos que, más deuda, a cambio de más impuestos, menos pensiones, más sacrificios, y privatizaciones, todas las habidas y por haber, la entrega de la cabeza del nudo empresarial griego, en bandeja de plata, ahora en manos públicas, y pasarlo a manos privadas, un consorcio controlado por la eurocracia, que se hará con todo el paquete. Por supuesto sin ninguna quita de la deuda. Esto no es lo votado por los griegos el domingo. Sí el señor Tsipras no pensaba llevar a cabo el mandato del pueblo en el referéndum, ¿para qué lo convocó? ¿Es qué nadie se da cuenta de que de haber hecho lo mismo con Alemania, tras la Segunda Guerra Mundial, estos, los alemanes, jamás hubieran podido levantar cabeza?.
Fijense cómo será de grave la situación, que por una vez, y sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con los liberales en economía. Yo tampoco quiero que con mi dinero se salve a gente que no ha hecho las cosas bien, y que por lo tanto merece desaparecer: la banca franco alemana. Porque no debe engañarse nadie, la banca franco alemana es la que se acaba de salvar con este acuerdo.

Un acuerdo que autoriza la rapiña con el vencido. Sí, con el vencido, porque Grecia es el vencido de esta guerra económica. Se han reído del resultado de las urnas, como se rieron hace ochenta años, exactamente igual, por ejemplo, del canciller austriaco Shussnigg, al que obligaron a aceptar lo inceptable, la unión de Austria a Alemania, para formar el gran Reich, ignorando también el mandato el las elecciones de su pueblo, que era mantener a Austria independiente. Qué cosas, Austria, un pequeño país abandonado por todos, y forzado a aceptar lo inaceptable o a morir. La historia, que es cíclica, que tiende a repetirse. Un pequeño país, abandonado por todos, intenta mantener su independencia y su dignidad. El primer ministro de ese pequeño país abandonado por todos, al final tiene que ceder y rendirse, para evitar males mayores. Como Edvard Benes, el presidente checoslovaco en 1938, cuando en Munich, sin su presencia, sin la presencia de ningún representante de la pequeña y bisoña república centroeuropea, se trata y se acuerda entregar los Sudetes a Hitler, "para preservar la paz y la seguridad en Europa", eso es lo que se dijo entonces. Para preservar la paz y la seguridad continentales se entregó a una pequeña república, se forzó a su presidente a capitular, "por el bien de todos", se pisoteo su dignidad y su independencia.

Hace unos días escuché a alguien decir que Grecia no había echo otra cosa que traer problemas a Europa. Me eché unas risas. No. Grecia no le ha traído a Europa problemas, al menos, no problemas insalvables. Son otros los que produjeron varias guerras continentales, las últimas durante el siglo pasado y, que casi nos destruyen cómo civilización y cómo continente, pero Grecia, no, para nada.

Ahora cabe decir aquello de: "entre la guerra y el deshonor, habéis elegido el deshonor, y tendréis la guerra". La historia, que se empeña en ser cíclica...






No hay comentarios: