Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 17 de noviembre de 2015

No contamines, nos dicen...


...usa el transporte público, deja el coche en casa. Pero el transporte público es lento, no aumentan sus frecuencias, recortan cada día más su personal, y sus precios suben, son ineficientes en muchos casos y en muchos tramos horarios.

Reciclad nos dicen, pero los puntos limpios fijos están a tomar por saco, y los móviles solo aceptan aparatos eléctricos pequeños, con lo cual para llevar tu lavadora, frigorífico o tele viejos, tienes que tirar de coche, si es que lo tienes, y, paradójicamente, contaminar, algo que te dicen que no hagas.

Porque el planeta se recalienta, se va a tomar por culo, veranito todo el año, y para muestra un botón, te muestran fotos del deshielo del Ártico, con osos blancos famélicos y todo, para que te des cuenta de lo malo que es contaminar y no reciclar.

Recicla, no contamines. Pero consume, no la vayamos a joder. Las birras que adquieres en el súper para un finde de sillón bowl y cerveceo, ya no son retornables, como años ha, y la carne y los chorizos para la barbacoa vienen en cómodas bandejas de plástico, y no envueltas en papel de estraza como años ha. Ya nada viene en envase retornable, conm cuando éramos pequeños, que tiempos, que manera de reciclar, o por mejor decir, que manera de no contaminar, cuando los comercios cerraban los domingos, y los demás días cerraban como mucho a las nueve de la noche, cuando el coche era un lujo, y no un artículo de primera necesidad, había un teléfono para toda la casa, y se usaba poco y rapidito que el tiempo corría, y el contador...

Vivimos en el más disparatado de los mundos. La gente se empeña en irse a vivir a un chalet adosado en la sierra, a las afueras de las afueras de las ciudades, buscando la pureza del aire y vivir en el campo, trabajando en la gran ciudad, teniendo que ir y venir a diario, comprándose para ello un buga de alta cilindrada, uno para él, otro para ella, y según vayan los nenes cumpliendo mayoría de edad, otro para ellos, o una moto, que ya necesitan libertad de movimientos, y lo del abono joven está muy bien para los pobres, y para los currelas, que carajo.

Eso sí, reciclan, vaya si reciclan, los envases al amarillo, el orgánico en el gris, el vidrio a su contenedor y el papel y cartón al suyo, que hay que cuidar el planeta y hay que evitar la extinción del oso polar, y de las morsas. Son socios de grinpis, y se agarran la llorera del siglo cuando aparecen en la tele de plasma de 93 pulgadas dolby surrond, smart tv, LCD, LED, yyonosecuantaschorradasmas, que preside su estupendo salón, imágenes del paraíso perdido y del basurero en el que han convertido el planeta.

Está más que demostrado que los que menos contaminan son los pobres. Cuanto más pobres somos, menos consumimos, y cuanto menos consumimos, menos contaminamos. Por lo tanto, no se apuren los ecologistas: Estamos en el buen camino.











No hay comentarios: