Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 14 de enero de 2016

Tengo una compañera...



...que a veces se tiene que llevar a sus dos hijos pequeños al trabajo. En nuestro centro de trabajo no hay guardería, mi compañera cobra una birria de sueldo, no se puede permitir el lujo de pagar una niñera, su horario de trabajo la obliga a estar en el puesto una parte importante de la mañana y de la tarde, y la obliga a ir algunos domingos y festivos. Pero con el gesto de ayer de Carolina Bescansa, mi compañera estará dando saltos de alegría. Carolina Bescansa, que cobrará como diputada en torno a los tres mil quinientos euros mensuales, que tiene una guardería a su disposición en el congreso, que puede tener un horario flexible, que no va al curro ni domingos ni festivos, no hizo uso de esa ventaja, de ese privilegio, que no tiene el vulgo corriente y moliente, y decidió dar el espectáculo llevándose a su bebé al escaño. Con el gesto de ayer de Carolina, ya comemos todos.

Con razón dicen hoy algunos, que nos alarmamos por el esperpento de ayer, de la Bescansa con su niño en el escaño, y no nos alarmamos de ver a tipos acusados de corrupción, ocupando un escaño en la bancada del PPOE, o a la jugadora de Candy Crash, Celia Villalobos, volviendo a ser vicepresidenta electa. Permitanme que me escandalice por una cosa y por la otra.

Ayer vivimos el esperpento de los esperpentos. Como bien decia hoy alguien, ayer vimos el "hemicirco". Diputados recorriendo en bici los ultimos cien metros hasta la puerta del Congreso, en la Carrera de San Jeronimo, para ser vistos por el vulgo, por sus potenciales votantes. "Mirad lo ecologistas que somos, venimos en bici a representaros", parecian decir, pudimos ver bandas de musica que convirtieron el evento en una verbena, carreras, desorganizacion, falta de seriedad, esperpento, esperpento y esperpento. ¿Alguien se imagina esto en la sesión de apertura de la Cámara de los Comunes británica, o del Congreso de Estados Unidos? ¿Se dan cuenta ahora cual era el objetivo de algunos cuando potenciaron a Podemos y miniminzaron a opciones como IU o UPyD? Desprestigiar el cambio. Confundir alternativa y esperpento. O yo, si, con corrupcion incluida, o el caos.

El cambio no puede ser esto. La alternativa al robo, al saqueo institucional, a la pobreza, al desempleo, a la precariedad, al invierno sin calefacción, al tener que hacer malabares para organizar una vida, no puede ser lo que vimos ayer. NO. Por un mínimo sentido del respeto hacia las madres que no gozan del privilegio de ser funcionarias, que tienen un trabajo precario con un sueldo miserable, y que si hacen lo que ayer hizo la Bescansa, son puestas de patitas en la calle, por un mínimo sentido de respeto a los miles de trabajadores que sufren, han sufrido y sufrirán la crisis. Todos ellos no pueden estar representados por gente, de la nueva o de la vieja politica, que no tiene los pies en el suelo, que su reino, sencillamente no es de este mundo. No puede ser.

Ya lo anunciamos aqui, ya lo escribimos, Podemos no es de izquierdas, no es la fuerza de ultraizquierda que nos han vendido. Podemos es un grito de socorro de la clase media, de la clase media-alta que no quiere proletarizarse, que no quiere precarizarse. Podemos no es un grito de socorro de la clase trabajadora, precarizada, empobrecida, en muchos casos inmigrante. Esa, la verdadera clase trabajadora esta aún por hablar,  y puede que cuando hable su mensaje no nos guste, porque ahí no habra nada de discurso progre, de ecosocialismo bienpensante, de multiculturalismo bienintencionado. No señor, ese discurso será un discurso crudo, atado a la realidad más desesperante, pupulista, sí, y quizá violento. Un discurso que no nos gustará nada, pero que nos habremos ganado con creces, porque con potenciar a este Podemos, progre, demagógico, bienpensante, habremos perdido una oportunidad de oro, de centrar este país, de acabar con el latrocinio, con el saqueo, con los abusos. En resumidas cuentas, los habremos perdido a ellos, a los pobres, a los que ayer no estaban representados en el "himicirco", y los que hablarán un dia u otro, no tengan duda alguna, y puede que no nos guste lo que nos digan...



No hay comentarios: